comunidades

CHAMPIÑONES EN SALSA DE VINO BLANCO





Aunque en mi origenes gastronomicos no hubo nunca tradición a la hora de comer champiñones, setas, ni hongos en general a mi personalmente me encantan, siento una especial predilección por la gastronomía que nos aporta el ?reino fungi? (El término «Fungi» procede del latín fungus, hongo, y era ya empleado por el poeta Horacio y el naturalista Plinio el Viejo).

Y es curioso, porque en Málaga también existe la tradición arraigada de otras tierras españolas, en el interior de la provincia malagueña, las personas del campo siempre han aprovechado éste recurso que nos regala la madre naturaleza, recolectar y consumir setas.  

En las Sierras y Montes malagueños es normal y habitual encontrar hongos, se empiezan a ver a finales de Octubre y como en cualquier lugar del territorio nacional va en función de las precipitaciones y la temperatura; aunque es a finales de Noviembre cuando los amantes de tan preciados manjares los encuentran con más facilidad, es cuando alcanzan su apogeo la proliferación de las setas (suelen aparecer veinte días después de las primeras lluvias)

Dentro del paraíso andaluz de la provincia de Málaga, existen bosques como la Serrania de Ronda, el Parque Natural de las Sierras de las nieves e incluso los Montes que rodean la capital malagueña, terrenos propicios para que los amantes del mundo micológico, con algo de curiosidad científica, mucho amor por la naturaleza y a la buena mesa, pueden disfrutar de un extenso y gran abanico de ejemplares de hongos.

Yo personalmente, me limito a disfrutarlos en Mi cocina y siempre comprándolos en el Mercado de Atarazanas, nuestro precioso Mercado Central.

¿Quién se resiste a probar unas setas con pasas malagueñas y piñones, a la plancha(Pinchando aqui tienen la receta)



O como acompañamiento para una buena carne(receta de solomillo de ternera y foie)?. 



¿O en salsa o para rellenar unos voulavent (aqui la receta)?



Así que en ésta ocasión, siguiendo una receta del reconocidísimo, admirado, buen maestro, magnifico comunicador y gran cocinero Karlos Arguiñano, he preparado éstos riquísimos champiñones al vino (él usa Txacolí, yo he usado un Rioja seco?).   

Realmente exquisitos e ideal para el acompañamiento de cualquier plato o sencillamente como aperitivo.

¿Cómo los hice?



Limpiar los champiñones y cortarlos por la mitad sin son pequeños y en cuatro trozos si son hermosos.

En una cacerolita con un chorreón de aceite de oliva virgen extra (ya saben, a ser posible malagueño) pochar a fuego lento  dos o tres dientes de ajo muy picaditos.

Cuando empiecen a ponerse dorados, añadir una cucharada pequeña de harina y rehogarla, incorporar los champiñones, salar al gusto y agregar un vaso de vino blanco.

Dejar cocinar con la cacerola tapada unos quince o veinte minutos (si se secan, añadir un poco de agua).

A la hora de emplatar, espolvorearlos con perejil picado.



¡¡ Buen provecho !!

Por cierto, hace tiempo que no dejo una foto de algunos de los cuadros pintados por mi suegro; éste de los champiñones, es un detalle de uno de mis favoritos?.



Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

CREMA FRÍA DE AGUACATE Y PEPINO

Una hija es al mismo tiempo una copia de su madre y una persona totalmente distinta y única (Simone de Beauvoir) Y ella me peinaba con mimo, con calma y yo me dejaba hacer. Mami, deja que te pinte y ...

Etiquetas: recetas de primeros

Recomendamos

Relacionado

recetas postres

BATIDO DE MELÓN Y FRESAS

Hoy empieza el verano. Es una estación del año que me gusta mucho, sol y playa, tenemos un poco más de tiempo para disfrutar de la familia, de los amigos y aprovechamos para irnos de copas. Así que mejor ocasión para presentar un batido que no tiene nada del otro mundo, pero nos viene muy bien en tiempos de calor, nos refresca bastante y es apto para todos los públicos. Así que vamos a preparar el ...