comunidades

Crujiente de copos de avena, receta sudafricana

Existen algunas recetas que son super sencillas de hacer, pero tan deliciosas. Así es la receta que te traigo hoy, pocos ingredientes, que tenemos a mano, sencilla de preparar y además una ricura. Hoy traigo unos crujientes de copos de avena y coco de Sudáfrica.

Estamos a 10 de mes, y como no, es hora de nuestro reto Viaje Entre Sabores, que con mucho gusto y placer organizo. En esta oportunidad Lizet del blog “Chipa by th dozen”, ha sido nuestra guía de viaje, y nos ha querido llevar por las tierras de Sudáfrica.

Como comentaba, mi receta es de unos deliciosos crujientes de copos de avena y coco. Una receta muy sencilla de hacer, pero un gustazo que acompañado de café o té es un sencillo y dulce placer.

Es básicamente copos de avena, coco deshidratado, algo de harina de trigo, mantequilla y azúcar. Como siempre le he hecho algunos cambios que te los acentuaré en su momento.

Esto de los postres me puede, estoy en un trabajo laborioso de recetas saladas más que dulces, pero es que con estas delicias no me puedo resistir.

Lo que me ha gustado es que los ingredientes no son muy difíciles de conseguir. En particular siempre tengo en casa copos de avena y coco, pero igualmente se encuentran en cualquier super.

Eso si, advierto, una vez que comienzas a comerlos, que son verdaderamente crujientes y deliciosos, no puedes parar. En una sentada casi los desaparezco por completo :S. La receta la saqué del blog “Shades of Cinnamon“, un bonito blog que me quedo para el repertorio de blogs que he conocido con Viaje Entre Sabores.

Vamos con la receta

Receta de crujiente de copos de avena y coco



Ingredientes:

2 tazas de copos de avena

1 taza de coco rallado

1 taza de harina de trigo

3/4 tazas de azúcar ( yo usé 1/2 taza de azúcar refinada y 1/4 de azúcar de coco)

175 gr de mantequilla (o margarina)

1 cda de jarabe de azúcar (yo usé miel)

1 cdita de bicarbonato de sodio

1 pizca de sal
Preparación:

1. Coloca a derretir la mantequilla junto con el bicarbonato de sodio y el jarabe o la miel.

2. Mientras se derrite la mantequilla, junta en un bol los ingredientes secos, avena, coco, harina, azúcar, sal, mezcla todo bien.

3. Cuando la mantequilla con los demás ingredientes comience a burbujear, añádela al bol de los ingredientes sólidos. Mezcla bien con ayuda de una cuchara.

4. El grosor de estos ricos crujientes de copos de avena, va a gusto de cada quien, pero entre más finos,más crujientes quedará. Yo los hice en dos moldes cuadrados, repartí la masa entre los dos, quedándome de 1 cm de grosor aproximadamente. uno de mis moldes es de 15 x15 cm, puedes buscar uno de mayor tamaño unos 18 x18 cm para hacer una solo crujiente, o como en mi caso dos moldes pequeños.

5. Coloca papel para hornear en el fondo o enmantequilla bien el molde, y coloca la masa ajustándola bastante fuerte para que quede compacta y del grosor que tu prefieras.

6. Precalienta el horno a 180ºC durante 10 minutos. Hornea los crujientes de copo de avena, en 180 ºC durante 15 minutos, luego baja a 160 ºC y hornea unos 10 minutos más. Mira que se doren, pero no en exceso, si antes de tiempo ves que se dora demasiado coloca un papel de aluminio por encima para terminar el tiempo estipulado sin que se quemen.

copos de avena


7. Sácalos del horno, y ten la precaución de cortarlos aún calientes, ya que después en frío están crujientes y quebradizos. Déjalos enfriar y disfruta bien fríos con un café o té, d-e-l-i-c-i-o-s-o-s.

¡Buen provecho!

copos de avena


copos de avena


copos de avena


copos de avena


Notas:

Quedan crujientes el primer día, lo mejor es guardarlas en un envase hermético, sin embargo al día siguiente estarán blandas, aunque igualmente deliciosas.

Las mías finalmente crecieron un poco al hornearse, lo suyo hacerlas más finas inclusive para que queden más crujientes.

Lo doradas que me han quedado se debe a la azúcar de coco, que le da un ligero color marrón y al hornear se acentúa. Si las haces solo con azúcar te quedarán más claras.

Me parece que quedarían estupendas con panela de caña, si se hiciera solo con una porción de la azúcar general (como hice en esta ocasión). Si se sustituye toda, ahí pienso que no quedarían tan crujientes, más bien como un pancito dulce. Pero es cuestión de probar, porque me parece que quedarían divinas.

Si quieres ver más recetas de Sudáfrica, pincha en el siguiente logo:



¡Conoces alguna receta de Sudáfrica que quieras compartir conmigo? Te espero en los comentarios. Gracias por pasarte por aquí.

Fuente: este post proviene de Recetas abc, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy viajamos a Colombia con nuestro reto Viaje Entre Sabores. He traído de Colombia para compartir contigo, un plato maravilloso, son unos buñuelos colombianos. La receta es de unos amigos muy querido ...

Etiquetas: POSTRES CASEROS

Recomendamos