comunidades

Tetas de vaca (uno de los dulces de mi niñez)

Érase una vez y mentira no es una niña a la que le gustaba el olor del pan, los cromos, las muñecas y los dulces. Una niña que adoraba ponerse de puntillas delante de la vitrina de la pastelería, pegar su nariz al cristal y apuntar con el dedo hacia los pasteles que minutos más tarde estarían perfectamente colocados sobre una bandeja camino de casa. De entre todos los que se exponían en la vieja pastelería de la plaza del pueblo a la que siempre acudía con su padre, los que más le gustaban eran unos cuyo nombre le hacía reir casi tanto como ver su boca manchada de merengue después de darles el primer bocado. Y es que las tetas de vaca (como se reía cada vez que tenía que decir su nombre) eran unos de sus dulces favoritos. Mientras se los comía imaginaba al pastelero con su manga en la mano dándoles forma con maestría y es que, pese a que aún era muy pequeña, descubrir los ingredientes de todas esas dulcerías que tanto le gustaban era uno de sus entretenimientos preferidos... ¿quién le iba a decir a esa niña que años más tarde escribiría los ingredientes de sus recetas en un blog? Al llegar a casa el ritual era siempre el mismo. Colocaba la bandeja sobre la gran mesa de mármol del obrador de la panadería familiar y miraba  ansiosa como su padre cortaba el cordel que la rodeaba para dejar a la vista esas magníficas tetas de vaca (y otra vez se reía al recordar su nombre). Entonces sus manos ansiosas se lanzaban en busca de su preciado tesoro mientras su padre la miraba, le sonreía y le decía hablando muy bajo: "Puedes tomarte una pero que no se entere tu madre porque aún no hemos comido". Ese día, lógicamente, la niña no probaba bocado mientras escuchaba a su madre decir: "Yo no sé que vamos a hacer con esta zagala, que no come nada". Entonces la pequeña, con las comisuras aún manchadas de merengue, miraba a su padre y los dos sonreían cómplices de un mismo secreto. Espero que os guste.



Ingredientes:

Para el merengue italiano:

4 claras.

400 gramos de azúcar (300 por un lado y 100 por otro).

250 gramos de agua.

Para la crema pastelera (receta adaptada X. Barriga):

190 mililitros de leche.

60 gramos de azúcar.

Una cucharadita de paste de vainilla.

63 mililitros de leche (además de los 190 anteriores).

2 yemas de huevos pequeñas.

15 gramos de maicena.

Para la base de bizcocho:

Una lámina de brazo de gitano (Receta AQUÍ)

Elaboración:

Comenzamos preparando la lámina de bizcocho. Una vez lista, con ayuda de un cortapastas sacamos unos discos y reservamos. Receta AQUÍ. Seguidamente preparamos la crema pastelera. Para ello colocamos en un cazo 190 mililitros de leche junto a la vainila. Una vez que rompa a hervir lo apartamos del fuego y añadimos los 60 gramos de azúcar. En otro bol colocamos los 63 mililitros de leche extra, las yemas y la maicena y mezclamos bien. Vertemos este preparado en la leche que tenemos hervida y llevamos al fuego sin dejar de mover hasta que espese. Una vez listo reservamos.



Comenzamos entonces a preparar el merengue. Para ello colocamos en un cazo los 250 gramos de agua junto a los 300 de azúcar y dejamos que se haga un almíbar a punto de bola o, si tenemos térmometro, alcance los 120 grados.. No debemos remover en ningún momento.



Mientras se hace el almíbar aprovechamos para montar las claras. Las colocamos en un bol y comenzamos (si lo hacemos con la KitchenAid velocidad 4). Cuando empiecen a hacer picos añadimos los 100 gramos de azúcar que teníamos reservados y batimos 5 minutos más. Hasta lograr un merengue duro.



En ese momento comenzamos a añadir el almíbar (en caliente) en forma de hilo finito. Lo añadimos muy despacio y siempre pegado a las paredes del bol (si lo hacemos con la Kitchen la subimos a velocidad 6). Una vez que hemos echado todo el almíbar debemos seguir batiendo como mínimo cinco minutos más hasta que el merengue se enfríe por completo.



En ese punto podemos comenzar el montaje de nuestras tetas de vaca. Colocamos un disco de bizcocho y sobre él una cucharada de crema.



Con la ayuda de una manga hacemos un copete de merengue y, por último, ayudándonos de un soplete doramos el merengue. Si no disponemos de soplete podemos ponerlo unos minutitos al horno con el gratinador.



Y ya tenemos listas nuestras tetas de vaca.



Con esta receta quiero participar en el concurso organizado por las hermanas más graciosas de toda la blogosfera: mis chicas Camilni que con motivo del tercer amiversario de su blog han organizado un concurso en el que nos piden realizar el dulce de nuestra niñez.. He de reconocer que yo tuve una infancia muy dulcera así que no había un sólo dulce de mi niñez. No obstante me acuerdo especialmente de dos que eran muy significativos: el brazo de gitano (que ya os enseñé AQUÍ) y estas tetas de vaca de hoy. He aquí la prueba de mi niñez entre azúcar. La foto es del primer cumpleaños de mi querido hermano (cuanto te echo de menos y cuanto sé que disfrutarías si pudieses ver este blog):



Fuente: este post proviene de Cosicas Dulces, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La tarta de hoy es el resultado de tres plátanos maduros abandonados en el fondo del frigo y un paquete de galletas próximo a caducar. Es lo que podríamos llamar una tarta de aprovechamiento con un re ...

La receta que comparto hoy con vosotros es perfecta para aprovechar los restos de pan o bollería . Su sabor recuerda mucho al del pan de calatrava con el toque delicioso que le da la fruta y además es ...

Hoy comparto con vosotros una dulcería típica de la gastronomía balear que, además, es muy apropiada para estas fechas próximas a San Juan: la coca de albaricoque. No la había probado hasta ahora y he ...

He vuelto...después de muuuucho tiempo, pero todo tiene su explicación. El confinamiento me pilló sin cocina, literalmente. Apenas unas semanas antes de que el dichoso coronavirus pusiese nuestras vid ...

Recomendamos

Relacionado

Bizcochos Postres

Las flechas son la versión rápida de las típicas cuñas de chocolate que en la niñez de muchas personas formaron parte de las meriendas tradicionales al salir del cole. La principal diferencia en cuanto a la forma de prepararlas, al menos en mi casa, reside en la masa que las acompaña. En el caso de la cuña suele necesitar de al menos dos levados, mientras que para la flecha nos sirve cualquier biz ...

Dulces de sartén

La receta que publico hoy me llamó la atención en cuanto la vi por su curioso nombre, y aunque he intentando descubrir la razón del mismo no lo he conseguido. Procede de un libro titulado Los fogones de la memoria en el que su autora recopila recetas tradicionales de Mairena de Aljarafe (Sevilla), procedentes todas ellas de conversaciones con madres y abuelas de la localidad. Son muchas las receta ...

Bizcochos y tartas

Hace exactamente ocho años que nació este blog, los mismos que hace que publiqué la receta de la tortada aguileña. Por aquel entonces quise que este fuese mi primera receta como homenaje a la gastronomía de mi pueblo, Águilas, y ¿por qué no decirlo? como homenaje también a las celebraciones familiares de mi hogar. Y es que, esta tortada (no se llama tarta, sino tortada) ha sido el postre de las ce ...

Bizcochos y tartas

La tarta de Elche es, según he podido leer, un pastel tradicional de este municipio alicantino que, durante años, fue el postre tradicional de las bodas. Cuando lo vi me recordó a nuestra tortada aguileña (tradicional de mi pueblo, Águilas) ya que entre sus ingredientes también destacan la almendra y el merengue. En el caso de la de Elche, se trata de una preparación muy sencilla y fácil de hacer. ...

Recetas tradicionales

Después de los milhojas rápidos ahora ya viene la prueba de fuego. Con más tiempo a nuestro favor se pueden realizar estos deliciosos milhojas de crema pastelera y merengue. La verdad es que son algo laboriosos pero para quitar algo de trabajo y hacerlos mas sencillos vamos a hacer un merengue suizo en el que no hace falta estar haciendo almíbar, si no que todo va directamente a un bol al baño mar ...

Navidad

Este año estoy algo más perezosa y me ha costado empezar la temporada de dulcerío navideño. Imagino que el hecho de que en Águilas aún estemos a 20 grados y que las playas sigan invitando al baño de sol y de mar tendrá algo que ver. Me cuesta imaginar que ya estemos a dos semanas de la Navidad y que sigamos vistiendo de manga corta pero el calendario es el que manda y sí, estamos en diciembre así ...

Pastelería Recetas con fruta Recetas con huevo ...

Vídeo paso a paso Ingredientes 12 volovanes o tartaletas Crema inglesa de naranja (VER RECETA AQUÍ) Merengue (VER RECETA AQUÍ) Pasteles de crema inglesa con merengue, preparación: Realmente, la preparación de estos pasteles de crema inglesa con merengue la explicaré poniendo enlaces a otras recetas, que son los componentes principales, la crema inglesa y el merengue. Para hacer la crema inglesa d ...

Bizcochos Tartas

La tarta capuchina es un descubrimiento relativamente nuevo para mi. Hasta no hace demasiado tiempo no sabía de su existencia (pobre de mi...lo que me estaba perdiendo), pero desde la primera vez que la probé, os lo puedo asegurar, se colocó en muy buena posición en mi lista de dulces predilectos; tanto es así que no he parado hasta dar con una receta que se ajustase a mis pretensiones sobre este ...

Bizcochos y tartas

La receta de hoy es una mezcla de diferentes preparaciones. Podríamos decir que es un invento con buen resultado. Tenía en la nevera un bote de lemond curd casero y pensé que quedaría genial para preparar una pavlova pero, al mismo tiempo, quería que fuese algo rápido de hacer y así poder tenerla lista para el postre de ese mismo día. La pavlova, que es uno de nuestros postre preferidos, requiere ...

Bizcochos y tartas

La semana pasada me regalaron unas riquísimas naranjas de cultivo ecológico con las que, además de unos deliciosos zumos, preparé este bizcocho que, como podéis ver en la foto, superó con nota la prueba del catador más pequeño de casa. Cuando Fernando lo vio preguntó rápidamente que si era un pastel de cumpleaños y cuando descubrió que nos disponíamos a fotografiarlo se colocó detrás del escenario ...