comunidades

Espaguetti con salsa de pimientos y pollo

Hoy hemos comido un plato de espaguetti DiaBalance (venían en la caja de Degustabox del mes pasado) que estaba requetebueno. Se hace en un plis, si tenemos unas cuantas conservas de calidad en la despensa, y es una receta muy sana... Además, os recuerdo que los productos DiaBalance tienen una baja carga glucémica, por lo que son ideales para las personas con diabetes y para aquellas que necesiten o quieran cuidar su consumo de hidratos de carbono. Os recomiendo que veáis este vídeo de su web (y muchos otros contenidos interesantes que podéis encontrar allí) para entender qué son el índice glucémico y la carga glucémica... os resultará muy interesante.



Espero que os guste la receta y os dé ideas para darle más juego a las conservas de casa... 



INGREDIENTES (1 ración)

-60-80 gr. de espaguetti (yo DiaBalance)

-1 lata de pechuga de pollo en aceite Casa Matachín

-Pimientos del piquillo asados, en conserva

-1 chorrito de leche

-Queso suave del que más nos guste: rallado, mozzarella fresca...

-2-3 tomates secos en conserva

-Semillas de lino

-Eneldo

-Sal



PREPARACIÓN
-Cocer la pasta en agua abundante con sal, el tiempo que nos indique el paquete (en este caso 12 minutos).
-Mientras se cuece la salsa, haremos la salsa de piquillos batiendo en el vaso de la batidora unos cuantos pimientos (limpios de semillas), junto a un chorrito de leche y una pizca del queso elegido. Rectificar de sal si fuera necesario.
-Escurrir la pasta cuando esté hecha, servir al plato y añadir encima la salsa de piquillos, coronar con la pechuga de pollo (escurriendo el aceite antes) y adornar con los tomates secos, semillas de lino y eneldo.
-Meter unos segundos en el micro para calentar todo el conjunto, ya que sólo estará caliente la pasta.


NOTAS

-Me ha encantado la pasta, y eso que en un principio no pensé que fuera a estar ni la mitad de bien de cómo está. Ideal para comer un plato de pasta sin remordimientos, y vuelvo a decir que me parece un producto fantástico que espero que tenga mucha aceptación en el mercado.

-Las latas de pechuga de pollo Casa Matachín ya no son de las que recibí en anteriores cajas de Degustabox, sino que desde que las probé se han convertido en un básico de mi despensa, al mismo nivel que el atún. Es muy versátil y le podemos dar tantos usos que he querido etiquetar el producto de nuevo.

-Un plato ideal para el táper del trabajo, ya que luego lo debemos calentar. Ideal trocear la pechuga y los tomates secos para mezclarlos con el resto de ingredientes.

-La salsa de piquillos es muy ligera, pues no le añadimos nata (crema de leche), sino un chorrito de leche (que puede ser desnatada).

-Si escurrimos bien la pechuga, los pimientos y los tomates secos o los sustituimos por otros ingredientes o conservas al natural en vez de en aceite, consumimos muy poca cantidad de grasas en el plato, así que resulta ideal para todo el mundo que quiera guardar la línea.



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de espaguettis DiaBalance para probarla y reseñarla), y también según el Código de Confianza C0C, ya que aunque en el pasado recibí muestras de Casa Matachín, ahora es un producto que consumo de manera habitual, y lo he comprado directamente en el súper.

Fuente: este post proviene de A mi me gusta comer, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Con estos calores no apetece comer caliente... O más que comer caliente, cocinar. Por eso, podemos recurrir a los restos que tengamos en la nevera y montarnos una ensalada completa y fantástica, sin t ...

No me llevo del todo bien con la cocina a la sal, y es que no le suelo encontrar el punto a la carne y me suele quedar excesivamente hecha y por tanto algo seca. Esta vez la hice muy al punto, y la ve ...

Un día en el trabajo nos explicó una compañera sobre una chica que trabajó hace años en la empresa. La chica era rara, y llegó a dejarse de hablar con varias personas por una discusión sobre la ensala ...

Recomendamos