comunidades

Pasta cigarrillo para decorar bizcochos

Después de haberme pasado todo el fin de semana de juerga celebrando el 2º aniversario del blog, o más sinceramente, después de haberme pasado todo el fin de semana "soñando" con irme de juerga para celebrar lo que fuese, pero sin poder ir a ningún lado, comenzamos este tercer año de Siempredulces con una receta muy divertida y con múltiples aplicaciones: "La pasta cigarrillo".

Pasta cigarrillo (Siempredulces)


Esta pasta puede englobarse dentro de las masas secas, por la textura crujiente que tiene después de hornearse, pero suele estudiarse junto con las masas batidas porque se usa como elemento decorativo. Recibe un nombre tan poco atractivo de su uso para elaborar los cigarrillos o barquillos crujientes con los que decoramos las copas de helados o con los que nos deleitamos acompañando un buen café. Es la misma pasta con la que podemos elaborar tulipas, cucuruchos y lenguas de gato o con la que decorar bizcochos para embellecer las presentaciones de nuestras tartas. Y es justo en esta última aplicación en la que nos vamos a centrar hoy. ¡Ya veréis que cosas más chulas se pueden hacer!.

La pasta cigarrillo es una masa muy sencilla de elaborar que se compone de 4 ingredientes: mantequilla, azúcar glace, claras templadas y harina, todos en la misma cantidad. Al utilizarla como elemento de decoración, podemos colorearla con colorante alimentario o elaborarla con cacao. En el primer caso, haremos una pasta básica blanca y la teñiremos con colorante en pasta. Es mejor no utilizar colorantes líquidos, porque cambiarían demasiado la estructura de la masa. En el segundo caso, cambiaremos una parte de la harina de la receta base por cacao. Tenéis las cantidades para ambas elaboraciones más adelante, en la explicación de la receta. Para las fotografías de los ejemplos, he utilizado la pasta de chocolate, que queda muy elegante y está muy rica, pero podéis teñir la pasta con los colores que os parezcan más atractivos o que resalten mejor vuestro postre.

Decoraciones con pasta cigarillo

Antes de explicaros la receta, que no puede ser más sencilla, vamos a darle un repaso a algunos de los usos de esta pasta. En todos los casos, tenemos que extender la pasta sobre una superficie antiadherente. Puede ser un silpat, papel de hornear o cualquier lámina que sepamos con seguridad que no se va a adherir a la pasta o el bizcocho.

En primer lugar, podemos utilizar la pasta cigarrillo para hacer decoraciones 3D, que luego podremos utilizar para decorar las superficies de nuestras tartas, ganando volumen y movimiento. Para ello sólo tenemos que hacernos unas plantillas con las formas que más nos apetezcan. Yo utilizo láminas de acetato trasparente, de las que se usan para encuadernación, que se pueden encontrar en cualquier papelería. Recortamos los dibujos elegidos con un cutter, lavamos bien la lámina y la tenemos lista para usar y rehusar. Sólo hay que extender una lámina de la pasta lo más uniforme posible y que no sea muy fina. Es muy útil ayudarse de una espátula de codo y trabajar con la lámina en la mesa. Una vez que hayamos preparado todas las piezas deseadas, colocamos la lámina en una bandeja de horno y cocemos hasta que se seque la pasta. Al sacarla del horno, nos encontramos con una pasta blanda, pero firme, que podemos moldear mientras que esté caliente. Rápidamente, sin quitar la lámina de la bandeja de horno para que mantenga el calor, vamos levantando cada pieza y dándole forma con las manos.

Deja volar la imaginación y prueba a hacer todas las formas que se te ocurran. Por ejemplo, usando una rasqueta con dientes en el borde, podemos dibujar tiras con las que hacer tirabuzones después de hornear la pasta. Para que mantuvieran la forma, me he ayudado de unos palillos de comida china.

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Aplicación 2


Otro de los usos de la pasta cigarrillo es decorar bordes de tartas. Piensa en las típicas tartas de mousse de pastelería que tienen alrededor una capa de bizcocho con rayas o dibujos y sabrás de que te hablo. También se utiliza mucho en la decoración de brazos de gitanos.

En este caso, lo que tenemos que hacer con la pasta es el dibujo que queramos que quede impreso en la plancha de bizcocho. Por ejemplo, podemos utilizar rasquetas con bordes dentados para crear líneas verticales rectas, onduladas, diagonales o como queramos. Una vez hecho el diseño, tenemos que enfriar la pasta en la nevera o en el congelador, hasta que esté dura al tacto. Mientras tanto, podemos elaborar el bizcocho elegido. Para el ejemplo he utilizado un Bizcocho base o Sinuás. Puedes encontrar la receta aquí. Y si lo quieres sin gluten, aquí.

Extendemos el bizcocho por encima del diseño de pasta, cubriendo bien toda la superficie. Horneamos, volteamos y desmoldamos. Para terminar, recortamos el bizcocho decorado a la medida que nos convenga para hacer la tarta y lo colocamos en el borde del molde que vayamos a utilizar.

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Aplicación 4


Otra forma de decorar bordes de tartas es utilizando la manga pastelera. De esta forma tenemos mucha libertad en el diseño. Podemos hacer líneas divertidas, corazones, estrellas o cualquier dibujo, simular las líneas del tronco de un árbol, escribir un mensaje, etc. Ten cuidado si escribes un mensaje porque tienes que pensar que saldrá al revés al darle la vuelta al bizcocho.

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Aplicación 5


Por último, también podemos utilizar plantillas compradas. En el mercado se pueden encontrar muchísimos motivos preciosos. Para usarlas, sólo tenemos que extender una capa uniforme de la pasta cigarrillo, teniendo cuidado de que no se mueva la plantilla. Al retirarla, se quedará el dibujo impreso en la lámina antiadherente. La traspasamos a una bandeja de horno y enfriamos. Preparamos el bizcocho, extendemos encima del dibujo bien frío y horneamos. Al retirar la lámina, nos encontraremos el dibujo que hayamos elegido impreso en nuestro bizcocho. Ya sólo tenemos que recortarlo y colocarlo en el borde del molde que vayamos a utilizar.
   

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Aplicación 7

¿A qué es alucinante?. Podemos elaborar tartas muy elegantes de forma super sencilla. Y para terminar, vamos a centrarnos en la receta. La tenéis explicada paso por paso, con toda la información sobre las temperaturas y tiempos de horneado. Las cantidades que aparecen son variables, según necesitéis más o menos cantidad de masa. Sólo tenéis que tener la precaución de añadir el mismo peso de cada ingrediente, o calcular la parte proporcional, si hablamos del cacao.
 

Imprimir receta

  Pasta cigarillo

Ingredientes

- Para la pasta cigarrillo blanca (para teñir con colorante)

Claras templadas - 60 g ó 2 uds

Mantequilla - 60 g ó el mismo peso que las claras

Azúcar glace - 60 g ó el mismo peso que las claras

Harina - 60 g ó el mismo peso que las claras

Colorante - C.S. - Para la pasta cigarrillo de chocolate

Claras templadas - 60 g

Mantequilla - 60 g

Azúcar glace - 60 g

Harina - 40 g

Cacao - 20 g Elaboración

Preparamos todos los ingredientes y dejamos que se atemperen muy bien a la temperatura ambiente. Calentamos ligeramente las claras durante 5-7 segundos en el microondas. Batimos ligeramente para romperlas un poco y reservamos. En un bol, mezclamos la mantequilla, que tiene que estar muy bien empomada, y el azúcar glace.

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Elaboración Paso 1
Añadimos las claras templadas e incorporamos bien todos los ingredientes. Puedes ayudarte de una varilla pero sin remover enérgicamente. En ningún momento hay que incorporar aire a la masa. Si se forman grumos de mantequilla que no se integran con las claras, es porque la mezcla está fría. Calienta un paño de cocina en el microondas durante un minuto, ponlo debajo del cuenco y mezcla sin batir hasta que se incorporen bien los ingredientes. Finalmente añade la harina tamizada y homogeneiza la masa. Si quieres colorearla con colorante alimentario, es el momento. Puedes teñirla de un solo color o dividirla en porciones y aplicar varios colores.

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Elaboración Paso 2


Para preparar la pasta de chocolate, hay que seguir los mismos pasos que con la pasta de cigarrillo blanca, incorporando el cacao tamizado al final del todo.

Pasta cigarillo (Siempredulces) - Elaboración Paso 3


Y ya está lista para utilizar. Según el uso que le vayamos a dar, tendrá distintas temperaturas de horneado:  

Para tulipas, cucuruchos, lenguas de gato y decoraciones 3D - Precalentaremos el horno a 180 ºC, con el calor arriba y abajo. Colocaremos la bandeja un poquito por encima de la mitad del horno y coceremos unos 3-4 minutos, dependiendo del tamaño, o hasta que veamos que la masa ha secado.

Para decoraciones en planchas de bizcochos - Precalentaremos el horno a 210-220 ºC, con el calor arriba y abajo y la bandeja del horno en la mitad del mismo. Coceremos durante 8-10 minutos o hasta que el bizcocho empiece a dorar. Si nos sobra masa, podemos guardarla herméticamente en el frigorífico durante varios días. Antes de volver a usarla, sólo tenemos que sacarla de la nevera con el tiempo suficiente para que se atempere y recupere fluidez.

¿Conocías esta receta?. A mí me encantó cuando la trabajamos en clase porque no tenía ni idea de cómo se hacían esos bordes de tartas tan bonitos con líneas paralelas de colores. ¡Fue todo un descubrimiento!. Espero que os haya gustado esta receta y que os divirtáis preparando postres llamativos, divertidos y elegantes. Ya me despido hasta la semana que viene. ¡No olvides dejar algún comentario!. ¡Besotes para todos!.

Fuente: este post proviene de Siempredulces, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Buenas tardes Siempredulceros!. ¿Qué tal va la semana?. Yo ando deseando que vuelva a llover un poco más, para que se lave el polen del ambiente y poder volver a respirar, sin estornudar ni llorar co ...

Recomendamos