comunidades

Sándwich al estilo inglés



Este mes nos toca asaltar la cocina de Rebeca y, aunque encontré varias recetas interesantes, me apeteció probar a hacer estos sándwiches, un clásico madrileño que no he tenido el placer de probar en el restaurante que los dio a conocer y les da su nombre, "sándwiches de Rodilla".

Yo en mi blog los he llamado "sándwich al estilo inglés" precisamente porque no creo que pueda recrear los de Rodilla sin haber probados los auténticos. Pero he seguido la receta de Rebeca y me he permitido alguna licencia de autora para que el resultado fuera más ligero; por ejemplo, he usado yogur griego en lugar de mayonesa. Evidentemente, el sabor no es el mismo, pero el resultado son unos sándwiches más ligeros y, la verdad, muy ricos.

Por lo que Rebeca nos cuenta, estos sándwiches tienen alma de receta de reciclaje o aprovechamiento, y es que se empezaron a elaborar para aprovechar los extremos de las barras de fiambre que el dueño vendía en su panadería-charcutería.

Aquí en Dinamarca es muy difícil encontrar el tipo de pan requerido, y es que el pan blanco se considera casi un veneno; así que hay mucha más variedad de pan integral y de centeno. Pero conseguí un buen pan de molde firme y tierno. Eso sí, con corteza, pero bueno, retiré la corteza con cuidado y la aproveché para otras recetas. Personalmente a mí me gusta la corteza, pero quería que el resultado final recordara a los de Rebeca.

Aquí tenemos 3 rellenos diferentes y suficiente para 2 sándwiches de cada; es decir, 6 sándwiches; 12 triángulos en total.

Sándwich de queso y gambas:

80 g de queso cremoso ligero /tipo Philadelphia light)

60 g de yogur griego natural 2% de materia grasa

80 g de gambitas cocidas y peladas

Sándwich de pavo y manzana:

100 g de pavo

1/4 de manzana golden

2 hojas de lechuga

5 cucharadas de yogur griego natural 2% de materia grasa

1/2 cucharada de ketchup sin azúcares añadidos
Sándwich de cangrejo y cebolleta: (Mi favorito)

8 palitos de cangrejo (surimi)

1 huevo grande duro

2 cebolletas

5 cucharadas de yogur griego natural 2% de materia grasa

La preparación:

Sándwich de queso y gambas:




1. Picamos los ingredientes sólidos de cada sándwich por separado.

2. Mezclamos el queso cremoso con el yogur y las gambas picadas.



3. Si vas a retirar la corteza del pan, hazlo antes de rellenar. Unta una rebanada con el relleno, con generosidad. Tapa con otra rebanada y corta en dos triángulos iguales.



Sándwich de pavo y manzana:

1. Picamos los ingredientes sólidos de cada sándwich por separado. En el caso de la manzana, la pelamos primero, y en el caso de la lechuga, cortamos primero el tronco y nos quedamos solo con la hoja.



2. Mezclamos la lechuga, el pavo, la manzana, después añadimos el yogur y el ketchup y lo mezclamos todo bien.

3. Si vas a retirar la corteza del pan, hazlo antes de rellenar. Unta una rebanada con el relleno, con generosidad. Tapa con otra rebanada y corta en dos triángulos iguales.

Sándwich de cangrejo y cebolleta:




1. Picamos los ingredientes sólidos de cada sándwich por separado. El huevo hay que hervirlo primero (unos 10 minutos) y dejarlo enfriar. La cebolleta la cortamos por la mitad a lo largo para que los trocitos sean aún más pequeños.



2. Mezclamos el surimi picado con la cebolleta y el huevo. Después añadimos el yogur y mezclamos bien.



3. Si vas a retirar la corteza del pan, hazlo antes de rellenar. Unta una rebanada con el relleno, con generosidad. Tapa con otra rebanada y corta en dos triángulos iguales. ¡Y listo!



* Como las tres opciones son frías, me parecieron tentempiés prácticos para dejar casi listos y terminarlos justo cuando lleguen los invitados, por ejemplo. Para sacarles el mejor provecho, Rebeca nos da muchos consejos; yo me quedo con estos tres:

1. Si no los vas a servir en el momento, es mejor guardar los rellenos en la nevera y montar los sándwiches cuando se vayan a comer, para que el pan no se humedezca de más.

2. Sin embargo, si los vas a servir en bandejas para que la gente vaya agarrándolos a su antojo, no es mala idea cubrir la bandeja con papel transparente para que no se resequen. También se puede envolver cada sándwich, pero se malgastaría más plástico.

3. Si nos sobra relleno, se puede guardar en la nevera con un poco de papel film transparente por encima, para que no coja olores, y reciclarlo en una ensalada, por ejemplo.

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook!

https://www.facebook.com/berguaricoysano
Bergua*

Fuente: este post proviene de Comer rico y sano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy os traigo uno de los platos nacionales de Indonesia, un arroz frito que se llama nasi goreng. Se puede hacer fácilmente en versión vegetariana (champiñones, verduras, frijoles, piña...), pero hoy ...

El pad thai (ผัดไทย) es uno de los platos tailandeses más conocidos y consumidos fuera de Tailandia y, curiosamente, uno de los menos tradicionales en el país. Básicamente son tallarines fritos en una ...

¡Nuevo destino de Cocinas del mundo! No quería por nada del mundo quedarme sin participar, y menos en este viaje a Etiopía, pero estoy de baja por enfermedad y tuve que aceptar que no iba a poder coci ...

Recomendamos