comunidades

Tacos de pollo en olla de cocción lenta



Me van a echar de casa!!! ya no entramos mis trastos y yo... pero es que cada vez que hay un trasto nuevo, yo lo quiero... y cuando digo trasto, digo cualquier accesorio relacionado con el mundo de la cocina: la amasadora, el sifón, la heladera, la yogurtera,la arrocera... mi casa parece una tienda. Pero salió la olla de cocción lenta y yo la NECESITABA (bueno quizás no tanto...) pero la quería y pronto.

Como soy un niño bueno (ejem, ejem...) me la han regalado para mi cumpleaños, así que soy más feliz que una perdiz (de las que vuelan y no las que pasan por esta cocina). Ahora tendré que empezar a mirar mi siguiente jueguete jajajjaja.



Este tipo de ollas, cumplen a la perfección lo que su nombre dice: olla de cocción lenta. Una pechuga de pollo son dos horas, tres horas, una paletilla de cordero 8 a 12 horas, una escalivada 4 horas, una fabada 6 horas y así podemos seguir con un montón de platos que durante horas se cocinan despacio para poder concentrar todos los sabores, sin la necesidad de añadir líquidos en exceso y que queden jugosos y más sabrosos aún.



Por eso me he decidido a preparar este rico plato para estrenarla. Se trata de unos tacos de pollo, con un toque ligeramente picante y fresco y que están que quita el sentido. Se puede hacer con los mismos ingreditentes y las pechugas en el horno durante 20-30 minutos, pero os puedo asegurar que no queda igual.


- INGREDIENTES:



2 pechugas de pollo
1 aguacate
1 naranja en zumo
2 cucharadas de pimentón (picante, se puede poner dulce)
1 cebolla
1/2 cebolla morada
1 tomate grande
1 lima
Queso fresco
Maíz
Salsa de tomate
Cilantro
4 tortillas de maiz

- ELABORACIÓN:

Encendemos la olla de cocción lenta y ponemos una base de cebolla blanca cortada en juliana.

Salpimentamos las pechugas y las embadurnamos con el pimentón. Las colocamos encima de la cebolla y añadimos el zumo de la naranja. Tapamos y dejamos cuatro horas en modo de cocción lenta y sin levantar la tapa.

Cortamos el tomate en dados pequeños, igual que el aguacate y la cebolla morada. Lo mezclamos y le añadimos el zumo de media lima. Añadimos unas hojas de cilantro finamente picado y reservamos.

Cortamos el queso fresco en dados pequeños.

Pasadas las horas apagamos, sacamos la comida de la olla y dejamos que se enfríe un poco antes de desmenuzar. Veréis que se puede hacer con las mismas manos y está tierna y fresca.

Mezclamos con la cebolla que está cocinada y mezclamos con un par de cucharas del líquido de la cocción.

Calentamos las tortillas sobre una sartén muy caliente durante medio minuto por cada lado y hacemos los tacos, con una cama de pollo, un par de cucharadas de la mezcla de tomate y aguacate, un poco de queso fresco, un poco de maíz y la salsa de tomate.

- MARIDAJE:

Una cerveza estilo ale, muy fría será perfecto acompañamiento para disfrutar de este sabroso plato.
- COSTE: barato.

- DIFICULTAD: fácil.

- TIEMPO: 4 horas.

- CALÓRICO: sin grasas ni aceites añadidos.

Fuente: este post proviene de Dviciobarcelona, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Llega el otoño y se nos llena la despensa de ingredientes maravillosos que huelen a morriña. La calabaza, los frutos secos, los boniatos y uno de mis favoritos, las setas. Por suerte ahora ya durante ...

El mundo de la gastronomía no se libra de la llegada de modas, algunas útiles y que llegan para quedarse por mucho tiempo, otras totalmente inútiles y que pegan un periodo de tiempo y se olvidan igual ...

Recomendamos