comunidades

Bolitas de zanahoria y coco

Receta de Bolitas de zanahoria y coco de mejorpostre.com
Las bolitas de zanahoria y coco, un bocado dulce que resultará familiar a muchos, encuentran un paralelismo con los panellets catalanes.

El clásico panellet es una bolita de masa de almendra, muy parecida al mazapán, y que se recubre con piñones y una clara de huevo almibarada.

Para preparar las bolitas de zanahoria y coco tan solo necesitaremos zanahorias, azúcar y coco rallado.

Es un snack ideal para matar nuestros antojos dulces, pues resulta muy rico al paladar, y apenas tiene calorías, aunque eso dependerá del azúcar que empleemos.
 

Cómo hacer bolitas de zanahoria y coco



La receta tampoco requiere de mucho artilugio o conocimientos técnicos, por lo que es ideal para que los niños participen.

La zanahoria destaca sobre todo por su cantidad de vitamina A, llegando a cubrir una única pieza hasta el 90% de las necesidades diarias.

El coco, por su parte, aporta una buena dosis de vitamina E, importante para que nuestra piel luzca espléndida.

No hay un consenso acerca de cómo preparar estas bolitas, aunque siguiendo un poco la estela de los panellets, hay quien agrega a la masa un poco de harina de almendras.

De la misma manera, para hacerlas más sanas, se suele sustituir el azúcar por dátiles machacados.

Mi intención es que esta sea una receta sencilla y asequible, que pueda prepararse con ingredientes que encontramos habitualmente en nuestra despensa.

Muchas veces organizamos comidas para amigos o familiares y dejamos el postre para el final, nos entran las prisas, y acabamos ofreciendo algo preelaborado que deja un sabor agridulce a nuestros invitados.

Para esos momentos en los que andemos faltos de tiempo, y a pesar de todo estemos dispuestos a sorprender, se han pensado estas bolitas de zanahoria y coco.
 

Ingredientes:


Zanahorias peladas y escurridas 250 g.

Azúcar glas 60 g.

Coco rallado 160 g.
 

Elaboración:



Pelaremos y coceremos las zanahorias. Para ello, llenaremos una pequeña cacerola con agua e introduciremos las zanahorias ya peladas. Pondremos el fuego al máximo, y una vez haya roto a hervir el agua, lo bajaremos a la mitad. El tiempo que tarda en cocerse una zanahoria es muy variable, pero suele oscilar entre los 15 y 25 minutos, bastante más que otras hortalizas.

Pasados los 15 minutos, comprobaremos si están blandas, y si es así, las retiraremos del fuego. Dejaremos que pierdan toda el agua colocándolas sobre un hervidor de pasta. Es importante que estén bien escurridas antes de proceder al siguiente paso. Posteriormente, las colocaremos en un bol, y valiéndonos de un tenedor o aplasta patatas, formaremos un puré de zanahoria.

Añadiremos el azúcar glas. En principio, puede parecer poca cantidad, pero la zanahoria por si sola hará una extraordinaria función edulcorante. Mezclaremos bien. A continuación, agregaremos 125 gramos del coco rallado. Volveremos a homogeneizar la mezcla. En caso de que llegados a este punto la masa permanezca muy húmeda, la presionaremos sobre un colador o estameña.

Finalmente, configuraremos las bolitas, que serán del tamaño aproximado de una trufa (25 g). Para que nos sea más sencillo, podríamos usar un sacabolas de helado pequeño. Remataremos rebozando todas las bolitas en el coco rallado sobrante. La idea es que quede una finísima capa repartida por toda la superficie. Como sugerencia de presentación, os proponego colocarlas sobre cápsulas pequeñas.

Si queremos darle un toque exótico, cambiaremos la clásica zanahoria naranja por una variedad morada. Estas son nutricionalmente más interesantes, pues albergan una gran cantidad de antocianina, que pertenece al grupo de los flavonoides, un fitonutriente presente en algunas plantas que se ha demostrado altamente beneficioso para la salud.

Acompañan muy bien con un café o un té verde a las flores de osmanto, a lo que podemos sumarle una galleta. Deja volar tu imaginación y diseña platos llamativos con estas sencillas bolitas. Francois Chartier, en su libro La Cocina Aromática, nos deja algunas pistas sobre alimentos inusuales que complementan muy bien con la zanahoria: ciruela, frambuesa, mora, cereza o tomate.

Tal vez suene muy atrevido, pero igual que nos encantan las fresas con vinagre, podemos probar a combinar estas bolitas con un vinagre de Módena con frambuesa. Es un condimento atípico, sin embargo, os aseguro, tiene un perfecto equilibrio de acidez que resulta rompedor en armonía con la zanahoria. Como veréis, de un plato sencillo, podemos sacar un postre de alta cocina vanguardista.

¡Qué aproveche!

Puedes ver la receta Bolitas de zanahoria y coco así como otros muchos postres caseros en la web de MEJOR POSTRE.  

Fuente: este post proviene de Mejor Postre, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

No cabe duda de que la mejor tarta de fresa por antonomasia es la tarta Fraisier; un pastel formado por diferentes capas de bizcocho genovés sumergidas en un baño de licor kirschwasser, cubiertas con ...

El flan de coco tiene un origen remoto e inhóspito, como es el país de Gabón, en África, la que fuera antigua colonia francesa. Esta tradición del flan de coco, arraigada entre los gaboneses desde me ...

Aunque normalmente os traigo recetas de postres que es mejor consumir de forma ocasional, hoy os traigo un bizcocho saludable de plátano, hecho con harina de avena y espelta, que además de estar realm ...

Hoy os traigo una receta de flan de café casero que combina dos de los elementos que más seguidores tienen en el mundo de la cocina: el flan y el café. Pero antes de ir con la receta, permitidme que h ...

Recomendamos