comunidades

Boreks de queso

La cocina turca es muy variada y ofrece multitud de elaboraciones vistosas, sabrosas y saludables. Con ayuda de un sencillo libro de recetas turcas nos adentramos en un maravilloso mundo.

Borek es un término turco que hace referencia a una especie de empanadillas elaboradas con pasta filo (yufka, en turco) y rellenas de lo que se te ocurra, aunque lo más típico es utilizar un queso que en turco se denomina Beyaz peynir (queso blanco) y que solemos conocer por su versión griega: el popular feta.



Es muy fácil de elaborar, el único problema viene dado por lo rápido que se seca la pasta filo, por lo que es necesario actuar con rapidez y mantener húmeda la pasta.

Sabéis que este es un blog gastro-ocioso y principalmente gastro-viajero. Ya os contamos nuestro viaje a Estambul con todas sus etapas. La simpatía de su gente, la terrible historia de Perkaglü y la huella permanente que ha dejado en nuestra memoria.

Pero es que volvimos impactados con la comida turca. Me parece sencillamente espectacular y nuestra buena amiga Natalia nos regaló un libro que recopila sencillas recetas populares turcas que siempre salen bien, son vistosas y realmente deliciosas. Curiosamente es un recopilatorio elaborado por una editorial británica, impreso en China y adquirido en España (muy cosmopolita todo). No es un libro famoso, al menos no conozco a nadie que hable de él, pero es un libro infalible y eso, sobre todo en un libro de cocina (o de química, que para esto viene a ser lo mismo) ya es decir mucho.



La mano ejecutora de esta receta ha sido Pendiente de Diagnosticar, que está en plena forma y no para de ejecutar recetas estupendas.

Ingredientes para 15 boreks:

10 Láminas de pasta filo.
50 gr. de mantequilla fundida.
175 gr. de queso feta desmenuzado.
175 gr. de requesón.
2 Cucharadas de piñones.
Un huevo.
Ralladura de lima.
Cayena molida.
Pimienta.



Elaboración:

1.- Tostamos ligeramente los piñones prestando atención para que no se quemen (lo hacen si dejas de mirar).

2.- Batimos en un cuenco el queso feta y el requesón. Incorporamos los piñones, el huevo batido y pimienta al gusto.

3.- Apliamos las láminas de pasta filo y cortamos el montón en tres tiras a lo largo.

4.- Colocamos una tira de pasta sobre una superficie de trabajo. Mantenemos el resto cubiertas con un paño de cocina húmedo. Untamos la tira con un poco de mantequilla fundida y colocamos otra encima. Colocamos en el centro y a lo largo una cucharada de relleno dejando espacio con los bordes, especialmente con los lados largos. Enrollamos bien la pasta, luego plegamos los lados largos hacia dentro y terminamos de enrollar. Sellamos los bordes con un poco de mantequilla funidad.

5.- Colocamos los paquetes en una bandeja de horno engrasada con mantequilla y los horneamos a 180 ºC durante unos 20 minutos hasta que estén crujientes y dorados. Podemos decorar con cayena molida y ralladura de lima.


Consideraciones:

Si os fijáis, no lleva sal, el feta es algo salado, así que si añadís sal es fácil pasarse.
Lo acompañamos de un Martúe, Un vino casi tan infalible como el libro. Si no lo conoces merece la pena. Es uno de esos vinos que reivindican Toledo y La Mancha como regiones vinícolas.

¿Y por qué hablo de un libro?, pues sencillo, porque "Con esta receta participamos en el concurso por el 4º cumpleblog de Rezetas de Carmen #PonUnLibroEnTuCocina". Algo que de verdad nos hace mucha ilusión. Carmen es una buena amiga bloguera con la que hemos coincidido en múltiples eventos y es una afamada Google City Expert con una producción impresionante propietaria de un espacio que cumple los mismos años que éste y en el mismo mes. Felicidades.



Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tarta de requesón y albaricoques {delegando}

Una tarta de requesón y albaricoques muy sencilla y rápida que carece de dificultad y sin embargo nos proporciona grandes satifacciones. Lo mío no es la repostería, no por una especial incapacidad (so ...

Recomendamos