Idea guardada 3 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Naranja sanguina caramelizada


Imagen 0


La naranja roja o sanguina es una variedad de naranja con la carne de color rojo oscuro. El grado de esta coloración depende principalmente de fuertes cambios de temperatura entre día y noche, así como también de la variedad.

De sabor es notablemente más ácida que la naranja común. Según la variedad, es de tamaño levemente menor, mientras que su cáscara es algo más dura y más difícil de pelar, pero a menudo de igual textura y color, pudiendo ocasionalmente ser algo más lisa y parcialmente rojiza.

El distintivo color rojo oscuro de su carne se debe a la presencia de antocianinas, una familia de pigmentos con propiedades antioxidantes común en muchas flores y frutas, pero infrecuente en los cítricos

Este tipo de naranja se describe a menudo como un híbrido entre el pomelo y la mandarina, pero en realidad se trata de una mutación de la naranja dulce, que es en sí misma ya un híbrido.

Aunque en este post he caramelizado naranja sanguina, el mismo proceso nos sirve para naranja común o para el limón. Pero la naranja sanguina me parece mucho más vistosa y original.

Imagen 1


La receta es muy sencilla y es perfecta para tomar sola o usar como decoración de muchos dulces.

Vamos a la receta.

Ingredientes:

1 naranja sanguina
100 ml de agua
140 gr de azúcar blanca

Elaboración:

1.- Comenzamos preparando la naranja, para ello la lavamos y la secamos. Seguidamente la vamos a cortar en rodajas finas, como podéis apreciar en la foto.

Imagen 2


2. Una vez que tenemos las naranjas preparadas comenzamos con el almibar. En un cazo ponemos el agua y el azúcar fuego fuerte hasta que hierva.

3. Añadimos las naranjas con cuidado de que no queden amontonadas y mantenemos el fuego a una tempertatura en la que el almibar burrbuee lo mínimo.

4.- Lo mantenemos así durante unos 60 minutos aproximadamente, hasta que la naranja se vea transparente.

5. Una vez que la naranja está lista la sacamos con cuidado y la colocamos sobre una rejilla con un plato o bandeja debajo para que el almibar sobrante caiga sobre él.

6.- Mantenemos así a temperatura ambiente hasta que el almibar se ponga duro.

Una vez que las naranjas están secas se pueden usar para cubrir un roscón de reyes, una coca, un bizcocho.... todo lo que se os ocurra.Además el exceso de almíbar lo podemos usar para calar bizcochos o tartas.

Sí os gustan mis recetas os invito a que os hagáis fans de mi página en facebook para no perderos ninguna receta. Para ello solo tienes que pinchar aquí

Un saludo y nos vemos pronto con nueva receta.

Besos

Mara

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos