Galletas para Matilde Idea guardada 9 veces
La valoración media de 22 personas es: Muy buena

Crema de cacao y avellanas

Crema de cacao y avellanas


Preparar una crema de cacao y avellanas en casa, ha sido uno de mis mejores aciertos, culinariamente hablando, últimamente. Además de haberme ganado para siempre a mi familia, me ha encantado preparar una alternativa casera a las cremas de cacao y avellanas que actualmente se comercializan. 

No voy a deciros que sea una receta económica porque las avellanas tienen un precio algo elevado, pero la satisfacción que me ha producido el saber que estaba preparando esta delicia de forma casera, sin conservantes ni colorante, ha sido importante.

Se trata de una receta sin más dificultad que la de triturar las avellanas lo suficiente para que no nos dejar grumos en la crema. De todas formas, con grumos o sin ellos, esta crema está impresionante.

RACIONES: 1 botes 250 ml.

DIFICULTAD: baja

TIEMPO: 30 minutos

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS:

100 gr. AVELLANAS

50 gr. ACEITE DE GIRASOL

30 gr. CACAO EN POLVO (sin azúcar)

60 gr. AZÚCAR

150 ml. LECHE
Crema de cacao y avellanas


1.- Comenzamos preparando las avellanas. Tenemos que retirarles la pielecilla exterior oscura y para eso, la mejor forma, es tostarlas. en una sartén, limpia, sin ningún tipo de grasa, incorporamos las avellanas. Controlando la temperatura para evitar que se quemen, vamos tostando las avellanas durante unos minutos. 

2.- Retiramos las avellanas de la sartén y las colocamos sobre un paño limpio. Cerramos el paño encerrando las avellanas como si fuera un paquete y las “rascamos” con el paño, para que este ayude a desprender la piel exterior.

3.- Una vez que hemos eliminado la telilla exterior y las avellanas están tostadas, tenemos que triturarlas hasta conseguir un polvo lo más fino posible. Para esto podemos utilizar la thermomix, si la tenemos, una batidora o un procesador de alimentos. Es importante que consigamos un polvillo fino ya que si nos quedarán granitos de avellanas, estos se notarían en el resultado final.

4.- En un cazo calentamos la leche con el azúcar, y añadimos el cacao en polvo y las avellanas molidas. Removemos bien para integrar todos los ingredientes mientras se calienta la mezcla. 

5.- Añadimos el aceite de girasol e integramos con el resto de la mezcla. Cocinamos durante unos 5 minutos, a fuego bajo. si vemos que se nos queda una mezcla demasiado espesa podemos añadir un poquito más de leche. Tenemos que tener en cuenta que, una vez que la mezcla esté fría espesará.

6.- Vertemos la crema de cacao en botes y la dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de guardarla en el frigo. Se conservará durante 3 semanas guardada en la nevera.

También podemos guardar la crema de cacao al vacio en botes. Para ello rellenamos los botos con la crema caliente y los ceramos bien. Ponemos a cocer los botes en una cazuela cubiertos de agua durante 40 minutos y dejamos que se enfríen en la misma agua antes de guardarlos. Así podremos disfrutar de una crema de cacao y avellanas casera durante todo el año.

Fuente: este post proviene de Galletas para Matilde, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Brioche de mascarpone

El brioche es, en mi opinión, una de las masas más complejas y especiales de la repostería, maravillosa en textura , sabor y olor. Soy adoradora de los brioches en todas sus formas. Hoy he querido tra ...

Bollos de anís

Partiendo de la premisa de que disfruto cocinando, tengo que reconocer como mis mejores momentos los que paso con las manos en la masa. Los bollos de canela, el maravilloso babka de chocolate, bollito ...

Recomendamos