comunidades

Flan de café fácil y rápido. Sin huevos, sin horno.

Para 6 a 8 personas

Flan de café fácil y rápido. Sin huevos, sin horno.
Tiempo de preparación: 10 minutos

Los flanes son los postres por excelencia en muchas casas y este flan de café  fácil y rápido se convertirá en ese típico postre al que recurrir en muchísimas ocasiones. El flan de café no necesita cocción porque no lleva huevos y su textura es cremosa gracias a la nata (crema de leche). Se prepara sin horno, sin olla y sin microondas. Por muy principiante que seas en la cocina, este flan no te supondrá ningún problema porque lo único complicado será que aguante más de un día en tu nevera ya que está riquísimo.

Cuando quieras lucirte tanto por la presentación como por el sabor del postre, no dudes en preparar este flan. El sabor es extremadamente suave y con un aroma a café con leche delicioso. aDemás la cremosidad de la nata (crema de leche) y la textura de la gelatina lo hacen irresistible. Si lo prefieres, puedes repartir la mezcla en dos moldes o hacer la mitad por que te salen varias raciones con esta receta. Podría haberlo hecho más pequeño, pero los envases abiertos, acaban siempre estropeándose y por eso preferí hacer un postre familiar y poderlo compartir.

Esta receta no llev ahuevo ni gluten, porlo que es un postre ideal si tienes algún intolerante en casa o de visita. Recuerda que para hacerlo sin lactosa, solo tienes que cambiar los láctos por productos etiquetados sin lactosa y utilizar las mismas cantidas. Espero que te guste.

Ingredientes

150 mlde café

500 ml de leche

500 ml de nata (crema de leche) (crema de leche o crema para batir)

100 g de azúcar

20 g de gelatina en polvo o 12 láminas de gelatina neutra

100 ml de agua

100 g de azúcar para el caramelo

Guindas para decorar
Flan de café fácil y rápido. Sin huevos, sin horno.: videoreceta



Flan de café fácil y rápido. Sin huevos, sin horno.: preparación de la receta

1.- Lo primero, hay que preparar el caramelo. Coloca en un cazo el azúcar y añade 3 o 4 cucharadas de agua. Hay que añadir agua suficiente para mojar todo el azúcar. Enciende el fuego y deja que se empiece a dorar con cuidado de que no se queme. Cuando tenga el color dorado que te guste, viértelo en el molde. Ojo, el molde debe soportar la temperatura del caramelo.

2.- Ahora, vamos a hidratar la gelatina. Coloca la gelatina en un recipiente y añade 100 mililitros de agua. Remueve y déjala en reposo hasta que se hidrate.

Flan de café
Flan de café

3.- Vierte la leche en un cazo, añade el azúcar y llévalo al fuego hasta que empiece a hervir. Cuando la leche empiece a hervir, retira del fuego y añade la gelatina hidratada. Si vas a usar láminas de gelatina, es en este momento cuando las añadirías bien escurridas. Remueve bien hasta que se disuelva la gelatina. En el caso de que quede algún grumito, puedes llevar el cazo al fuego hasta que veas que se disuelve por completo.

4.- Coloca la leche con la gelatina y el azúcar en un recipiente. Añade el café y, por último, la nata (crema de leche). Puedes usar tanto nata (crema de leche) o crema de leche como nata (crema de leche) para cocinar o media crema. Mezcla bien y vierte la mezcla al molde que previamente has caramelizado.

Cuidado de que no salpique porque podrías quemarte. Yo he usado un molde de 26 centímetros por 12 y 8 centímetros de alto, con una capacidad total de litro y medio. Introduce el molde en el frigorífico y deja que se enfríe por completo. Lo mejor es dejarlo enfriar toda la noche cubierto con un film transparente.

Flan de café
Flan de café

5.- Despega el borde con cuidado con un cuchillo y mueve el molde para que se despegue el flan. Para desmoldarlo, coloca la bandeja encima y, con decisión, dale la vuelta con mucho cuidado para que no se derrame el caramelo. Ya lo tienes listo para servir y comer.

Mi consejo para preparar el flan de café:

Es perfecto como postre o como merienda para acompañar tu café de media tarde. Puedes servirlo con un poco de nata (crema de leche) para hacerlo más especial y más apetitoso si cabe. Solo o acompañado, triunfará en la mesa.

Como se trata de una gelatina de café. puedes preparar una tarta poniendo una base de galleta en el fondo.

Si te gustan los postres en vasitos, reparte el flan en vasos y guardalos en la nevera para que cuajen. Sirve con una guinda y una hojita de menta.

Si te gustan los flanes, echa un vistazo a este Flan de huevo fácil y rápido en 5 minutos (solo 3 INGREDIENTES)

Flan de huevo
Flan de huevo

Fuente: este post proviene de Anna Recetas Fáciles, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La coca es una preparación, sencilla, muy parecida a la pizza pero con verduras asadas y con pescado en conserva o salchicha. En casa es un básico, y la hemos comido desde que tengo recuerdo. Estas co ...

Etiquetas:

Recomendamos