comunidades

Pastel de carne y calabacín, del libro 'Thermorecetas' (y reseña del libro)



Hace unos días, la Editorial Oberón, del grupo Anaya me envió el libro "THERMORECETAS", de las autoras del blog del mismo nombre, uno de los más importantes en lo que a recetas de Thermomix se refiere.


Es un libro muy completo, excelentemente encuadernado, y con unas fotografías magníficas.
Contiene, además de recetas, consejos para la utilización y cuidado de la Thermomix (sí, ya sé que es "EL" Thermomix, ¡pero no me sale llamarlo "en masculino", jajaja!), explicaciones sobre las distintas funciones del robot...El libro incluye recetas para todos los gustos, paladares, habilidades y necesidades. Algunas son muy sencillitas; otras, más elaboradas. Hay platos de la cocina tradicional española, de cocina creativa, internacional, aptos para diversas intolerancias alimentarias? Ideas para todos los días, y para ocasiones especiales.


Está estructurado en dos grandes apartados: RECETAS SALADAS y RECETAS DULCES. Y estos apartados, a su vez, se subdividen en "Recetas de mercado", "Fusión", "Internacional" y "Tradicional". 
Es muy fácil de manejar: rápidamente se localizan las recetas que buscamos.

Un libro muy recomendable para los que estén empezando a utilizar este robot de cocina,  o para los que dicen que "no le sacan partido". En él encontrarán, con toda seguridad, recetas adecuadas a su presupuesto y a sus preferencias de cocina.


Encontramos en el libro un cuadrito de equivalencias de la Thermomix 31 y la 21. No se hace referencia al Thermomix TM5, de muy reciente aparición en el mercado, justo al tiempo de la publicación (por este motivo, supongo que no se ha podido tener en cuenta en la redacción del libro), pero todas las recetas que se elaboran con Thermomix 31 sirven para el nuevo modelo, sin necesidad de adaptación.

En definitiva: un libro muy útil, que, además, por su presentación y calidad de encuadernación, puede servirnos también para hacer un buen regalo. El precio del libro, según indican en su página, es de 19, 90 euros (IVA incluido). 


Ya tengo muchas recetas "fichadas". Pero, como adelanto, os traigo esta delicia de pastel.



Creo que ya os he comentado más de una vez que me vuelven loca los pasteles salados. Sin embargo, en casa tenemos un problema: los de hojaldre, que a mí me encantan, no gustan a la otra "parte contratante", así que los hago poco. 
Afortunadamente, sí gustan los que se elaboran con masas más "tipo pan", así que, cuando vi esta receta, me pareció que sí tendría aceptación. Y, sí, ha sido un éxito.
El calabacín da un toque suave y jugoso al relleno, y la masa no resulta nada pesada.
Yo, para variar, he hecho algunos "tuneos". Algunos de ellos, derivados de la necesidad (es decir, de la falta o escasez de algún ingrediente). Otros, por simples ganas de probar. Y la verdad es que ha quedado rico. 
Mis fotos, claro está, no tienen nada que ver con las del libro, jajaja. Ellas han dado al pastel un precioso acabado "enrejado", pero, como ya sabéis bien todos los que leéis este blog, Dios no me llamó por el camino de la decoración, así que yo opté por un simple trenzado (por intercalar tiras de uno y otro lado, vamos, como en la trenza de hojaldre) 
Sobró parte, y lo he congelado (la receta es para 6 personas, y ahora aquí estamos 2), así que ya editaré la receta para contaros el resultado, aunque estoy segura de que será bueno, porque siempre congelo la mitad de las empanadas, y quedan ricas.
Es muy adecuado para un picoteo, porque está rico tanto caliente como templado, e incluso frío.
Y, sin más, vamos ya con la receta.
INGREDIENTES: 
(Para 6 personas)

PARA LA MASA:

250 gramos de harina de fuerza

100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

1 pizca de sal

1 cucharadita de orégano

30 gramos de agua

40 gramos de vino blanco

PARA EL RELLENO:

1 diente de ajo

40 gramos de cebolla

400 gramos de calabacín (yo puse 300 gramos de calabacín y completé hasta los 400 gramos con cebolla. Es decir, puse 140 gramos de cebolla)

350 gramos de carne picada (yo siempre utilizo solamente carne de ternera, pero la receta emplea carne de ternera y cerdo) 
Opcional: 2-3 cucharadas de salsa de tomate casera

10 gramos de aceite de oliva virgen extra

30 gramos de pan rallado

Sal

La receta original lleva 3 lonchas muy finas de jamón serrano, y 4 lonchas de bacon muy finas. Yo le puse 3 lonchas muy finas de jamón de York, y 3 lonchas de queso Cheddar, y 80 gramos de jamón ibérico picado en taquitos).
1 huevo o 1 yema para pintar el pastel



PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso de la Thermomix la harina y el orégano. Y programamos 10 segundos, a velocidad 10, con el cubilete puesto, sujetándolo bien para que no se mueva. 



Añadimos el resto de los ingredientes de la masa, y programamos 30 segundos, a velocidad 4 y ½.



Queda así:



Envolvemos la masa en film transparente, y metemos a la nevera a reposar. 



Mientras tanto, vamos haciendo el relleno:

Ponemos en el vaso el diente de ajo, la cebolla troceada y el aceite.



Trituramos durante 5 segundos a velocidad 6, bajamos lo que haya quedado en las paredes del vaso, y rehogamos durante 2 minutos, a temperatura 100º y velocidad 1.



Agregamos la carne  (y la salsa de tomate y el jamón en taquitos, en su caso), y programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara con giro a la izquierda.

Añadimos el calabacín en cubos, y la sal...



 ...y programamos 7 minutos, velocidad  1 con giro a la izquierda, temperatura 100º.
Agregamos el pan rallado, y mezclamos con la espátula 



Y dejamos enfriar.



Conviene que el relleno esté casi frío. Yo dejé la masa en la nevera entre tres cuartos de hora y 1 hora, y en ese espacio de tiempo ya se habrá enfriado bastante, pero es mejor que lo saquéis del vaso porque retiene el calor.
Sacamos la masa de la nevera, quitamos el film, y la colocamos sobre un papel de horno o lámina de silicona.



Extendemos la masa con rodillo, o ayudándonos de la man, formando un rectángulo.

Colocamos el relleno en el medio.



Y, encima del relleno, pondremos el jamón, bacon o queso.

Cerramos nuestro pastel, bien haciendo un trenzado (lo hice como explico aquí ), o un enrejado, o cubriéndolo entero, sin hacer cortes (aunque, en este último caso, es conveniente hacer una pequeña "chimenea" para que salga el vapor)

Pintamos la superficie con el huevo o la yema batida.



Metemos al horno, precalentado a 180º durante unos 40 minutos, más o menos (a mí me tardó un poquito más).   



Espero que os guste. Como os comentaba, es ideal para una cena, y, aunque parece laborioso con tanto paso a paso, no es nada difícil de hacer, y el resultado compensa mucho.Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C2C.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ya visteis este coulant (o, mejor dicho, un proyecto de este coulant, jajaja), en la entrada dedicada a los desastres en la cocina. Como os comenté en esa entrada, el desastre se había producido en el ...

Empezaremos como en las series de televisión: "En el capítulo anterior..." nos habíamos quedado en el camino hacia Bali. Os recuerdo que estábamos en Java, por lo tanto, habrá que salir o po ...

En el post colaborativo de hoy vamos a hablar de una de las preparaciones básicas en repostería: la crema pastelera. Muy pocos pueden resistirse a un pastel, bollo, tarta, bizcocho, o tartaleta rellen ...

Recomendamos