comunidades

Pastel de plátano y mantequilla de cacahuete



Vale, lo admito, salgo del armario: tengo una relación de amor-odio con la comida. Sí, ya lo sé, no he inventado la sopa de ajo, ¿a quién no le pasa? Yo sospecho que le ocurre a un porcentaje bastante elevado de la población... el mismo porcentaje que se apunta al gimnasio o se compra revistas de fitness con un único objetivo: hacer más ejercicio para poder comer más.
Porque, venga, ese es el único motivo que puede haber para levantarse a las seis de la mañana cuando afuera arrecian el viento y la lluvia, enfundarse un chándal horroroso que realza todas las lorzas que nos empeñamos en camuflar el resto del día, abandonar el cálido abrazo de nuestras mantas y lanzarnos a la aventura, para volver una hora después con las orejas heladas pero sudando a chorro como en el trópico y apestando a humanidad.
Aunque eso, en casa, lo hace el pomelo. Yo me juro que voy a ser más sana y que algún día voy a encontrar mi deporte... pero, qué queréis que os diga. A mi edad ya va siendo hora de enfrentarme a una realidad dolorosa, pero a la vez liberadora: no me gusta hacer ejercicio.
Pero sí que me gusta comer y por eso tengo una relación de amor-odio con la comida: porque no tengo ninguna excusa para comer de más. Cuando el pomelo acaba una maratón y me dice la cantidad de calorías que ha quemado, el odio me corroe por dentro. Creo que si algún día me divorcio, será después de una de esas pruebas de diez horas en las que gasta las calorías que yo debería comer en una semana. Y se mete entre pecho y espalda unos banquetes en los que yo le acompaño por solidaridad, pero que no me puedo permitir. Qué dura es la vida de la mujer del runner.
Hoy me decía una amiga que salir a correr le produce euforia. Y yo me imagino que es la euforia de saber que va a caer un croissant untado en Nutella sin sentir ningún tipo de culpabilidad. Madre mía, qué bonito debe ser.
Pero en fin, los que no tenemos un metabolismo privilegiado ni salimos a correr, ni a nadar, ni en bici, estamos condenados a vivir toda la vida de Gran D (la recuperamos en unos días, cuando los pompones empiecen el cole!) y a mirar con envidia a los triatletas y sus desayunos de tenedor y cuchillo.
Y sin embargo, a menudo, pecamos. Porque la vida no sería la misma sin portarse un poco mal de vez en cuando.


Así que cuando vi que había tres tristes plátanos tirando a marrones en la nevera, pensé que había llegado el momento de hacer un pan de plátano. Si no conocéis estos panes típicos, no tenéis perdón. Son el plato perfecto para aprovechar los plátanos moribundos y no tirarlos (aunque también podéis hacer batidos o una de mis debilidades, un plátano muy maduro bien machacado con un tenedor y un chorro de miel por encima. Slurps.), y también para aromatizar la casa naturalmente con la mejor de las esencias, la de una masa en el horno.
Son panes dulces, pero no demasiado, que se pueden tostar y untar como cualquier otro pan, pero también se pueden comer solos, porque suelen estar aromatizados con especias como canela o nuez moscada.
¿Tenéis algún plátano finado y queréis probar? Pues venga.
2 tazas de harina
2 cucharaditas de polvo de hornear
1 pellizco de sal
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 taza de mantequilla
2/3 taza de azúcar moreno
2 huevos
1 chorrito de esencia de vainilla
1/2 taza de mantequilla de cacahuete
3 plátanos maduros
Poned a precalentar el horno a 180º.
Mezclad la harina, el polvo de hornear, la sal y la nuez moscada (que podéis sustituir por canela, 5 especias, clavo... lo que os guste). Reservad.
Batid la mantequilla (mejor a temperatura ambiente) con el azúcar moreno durante tres o cuatro minutos, hasta que el azúcar se haya integrado bien. No os preocupéis si queda algún grumo de azúcar (el azúcar moreno es bastante propenso a ellos) porque caramelizará en el horno.
Añadid un huevo y seguid batiendo. Añadid el otro. Incorporadlos bien. Añadid la esencia de vainilla y cuando esté integrada, añadid la mantequilla de cacahuete. Batid bien.
Agregad una tercera parte de la mezcla de harina. Batid bien. Añadid la tercera parte de los plátanos machacados. Repetid hasta acabar con la harina y los plátanos.
Untad con mantequilla un molde, idealmente alargado, de plum cake. Verted la masa y hornead 20 minutos o hasta que pinchando con un escarbadientes, este salga seco.
Desmoldad y dejad enfríar encima de una rejilla. Oledlo sin disimulo, acercando mucho la nariz.
Cortad en rebanadas y no dejéis ni las migas!


En casa las féminas somos muy fans de este pan, que tiene mucho cuerpo y un gusto profundo. Jo, parezco una súper profesional y a lo mejor estoy diciendo una chorrada como un piano. Mejor lo probáis y me contáis. ¿Sois fans del pan de plátano?
Fuente: este post proviene de Tres Pompones, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

12 pequeños cambios: sin químicos

En febrero soy yo la anfitriona de los #12pequeñoscambios. Y estoy nerviosa, nerviosa. ¿Estaré a la altura? Porque este mes toca un tema para el que tengo sentimientos encontrados: los químicos en cas ...

Pussyhat project

Soy feminista. Así, con punto y sin peros. A veces tengo ganas de subirme a un banco de la plaza y gritarlo. A veces tengo ganas de dar un golpe sobre la mesa y aullarlo. A veces tengo ganas de hacer ...

Tratamiento para manos de maker

Siempre he tenido una relación de amor odio con mis manos. No tengo dedos de pianista, sino morcillas encajadas a presión sobre una palma cuadrada. Me muerdo las uñas, me doy golpes, me las despellejo ...

Recomendamos

Relacionado

mini cupcakes recetas postres

Mini Cupcakes de Plátano y Mantequilla de Cacahuete

Con esta receta participo en el reto dulce de la comunidad " Comer Especial", me hace muchísma ilusión, a ver si conseguimos ganar!!! https://plus.google.com/u/0/communities/107450020436626483665 Tenemos a la vuelta de la esquina la Navidad!!! Que poquito queda!! Y qué mejor manera de celebrarla que con un postre como es un cupcake, gustan a niños, adultos....y quedan preciosos...así que ...

recetas postres bizcocho cakes ...

Pan dulce de plátano y mantequilla de cacahuete

Hace mucho tenía ganas de preparar un pan de plátano o banana bread, un clásico en la repostería anglosajona. Por fin lo tenemos en el blog, y os aseguro que es super especial. Este pan de plátano está acompañado de crema o mantequilla de cacahuete crujiente y especiado. Pan dulce de plátano y mantequilla de cacahuete Sé que últimamente han sido varias las ocasiones en las que os he traído recetas ...

recetas postres

Magdalenas de Mantequilla de Cacahuete y Plátano

INGREDIENTES: 75 g de mantequilla en pomada 200 g de azúcar 150 g de mantequilla de cacahuete 2 plátanos maduros 4 huevos 250 de harina con levadura incorporada PREPARACIÓN: Batir la mantequilla con el azúcar hasta que este cremosoAñadir poco a poco la mantequilla cuando este incorporada completamente añadir los huevos uno a uno.Picar los plátanos y añadirlos. Tamizar la harina y añadirla con una ...

general bollería chocolate ...

Muffins de plátano, mantequilla de cacahuete y chips de chocolate (Y mega muffin!!!!)

No sé qué pasa este verano. El tiempo está rarísimo. Un día hace mucho calor (pero tampoco nada del otro mundo, la temperatura propia de la estación). Y al día siguiente refresca, las nubes deciden hacer acto de presencia y ¡¡hasta llueve!! ¡Con lo que odio la lluvia! Grrrrrrrrrrr Sin ir más lejos, ayer llovió. Durante todo el día hubo un cielo gris, triste y feo, que llevaba amenazando tormenta ...

chocolate de fiesta frutas ...

Tarta de plátano y mantequilla de cacahuete

La mezcla de plátano y mantequilla de cacahuete es una combinación que nunca falla. Dos sabores que van súper bien juntos, como en esta tarta, a la que además le he añadido un toque de cacao en polvo dentro del frosting que la envuelve. Una delicia. Está formada por dos bizcochos de crema de cacahuete y plátano, muy jugosos y dulces. Tal cual están buenísimos. Es más, si os gusta esta fruta, os ...

general dulce navidad

MAGDALENAS DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE Y PLATANO

Hoy os traigo unas magdalenas para hacer en estos días navideños que van viniendo, tanto con peques como por gustazo de mayores. En cuanto Elena de SWEET AND SALTY nos comunicó el Reto del ingrediente del mes de Noviembre me quedé pensativa: MANTEQUILLA DE CACAHUETE. La verdad verdadera es que no la había usado nunca, yo soy más de salado, y además poco de cosas muy dulzonas, por lo que realmente ...

general anís estrellado aroma de vainilla ...

Pastel de plátano

Pastel de plátano canario sobre espejo de chocolate blanco. Cuando hablamos de plátanos, no hay duda alguna que los más sabrosos son los de mi tierra, los canarios. Teniendo a mano esta rica fruta, las posibilidades de comerla de diversas maneras es cuestión de imaginación... P INGREDIENTES8 PLÁTANOS CANARIOS.150GR. HARINA DE REPOSTERÍA.100 GR DE ACEITE DE OLIVA.150 DE AZÚCAR.MEDIA ESTRELLA DE AN ...

general

PASTEL DE PLÁTANO Y CHOCOLATE

Ingredientes: 100 ml de aceite de girasol y un poquito más para engrasar el recipiente 175 grs de azúcar refinado (caster sugar) 175 grs de harina con levadura incorporada 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda 4 cucharadas de cacao en polvo 100 grs de trocitos de chocolate o chips de chocolate 175 grs de plátano muy maduro 3 huevos medianos, 2 de ellos separados las claras de las yemas 50 ml de l ...

Dulce bombones bombones de frutas ...

Bombones de plátano, chocolate y crema de cacahuete

¿Quién no es fan de los bombones? Seguro que a muchos de vosotros os encantan en todas sus variantes: de chocolate negro, con leche o blanco, rellenos de diferentes cremas, con frutos secos, con frutas …. Pues de estos últimos os traigo una receta muy sencilla y con ingredientes que combinan muy bien: bombones de plátano, chocolate y crema de cacahuete. Para unas 20-25 unidades necesitaremos ...