comunidades

PIPIRRANA MALAGUEÑA CON HUEVAS DE MERLUZA



“Todos los días que el sol salió, fui muy feliz lo seguiré siendo, pero nada como pisar la arena de la playa”




Llega Septiembre a su fin aunque aún los rayos de sol calientan tímidamente a lo largo del día resistiéndose a dejarnos el caluroso y largo verano; pronto dejarán de acariciar las pieles desnudas expuestas al tórrido Sol del verano. Resuenan en las playas el ritmo de las olas golpeando miles de pies en las orillas de la mar, en su ir y venir al compás de la espuma.

Sin darnos cuenta, un año más, el verano se esfuma entre nuestros dedos, como la arena de la orilla que junto con el agua de la mar se nos escapa sin importar lo fuerte que la aprietes en tu mano, ésta encuentra el camino para escaparse.

Se anhela la ansiada lluvia, la llegada de la rutina retumba en el espíritu, en el deseo de volver a sentir la lluvia, aspirar el aroma de la tierra mojada, a mirar desde la ventana escribiendo o dibujando en el vaho impregnado en sus cristales; desde ahí contemplar la tranquilidad de las calles, los tonos ocres otoñales de los árboles y el gris de las nubes tapando el azul del cielo.

El verano se nos va y nos deja miles de recuerdos, momentos inolvidables con los seres queridos, largos paseos en los atardeceres veraniegos dejando paso a los lánguidos días otoñales arropados bajo el amparo quizás de la nostalgia y la añoranza. Pero igual que se fue, volverá.

O probablemente no se haya ido. Como ocurre en “Mi Cocina” donde aún no han llegado los productos propios que marca el Otoño; aquí, en la Costa del Sol el verano se alarga, se nos va lentamente, sin prisas aunque sin pausa y ello influye también en nuestro ritmo de vida, en nuestra gastronomía, en nuestros platos.

Hoy, con los rayos de Sol iluminando cada rincón he preparado una ensalada propia de los meses estivales,marcada por los productos de temporada a pesar de los últimos días veraniegos, una PIPIRRANA MALAGUEÑA CON HUEVAS DE MERLUZA.




Aún están a tiempo de probarla ¿Se animan a no dejar de ir el verano?

¿CÓMO LA HICE?

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:

Un tomate mediano, un pimiento verde, media cebolla blanca dulce, un diente de ajo, tres cucharadas soperas de vinagre de fino, sal, aceite de oliva virgen extra, tres huevas de merluza pequeñas (Hay que procurar que sean huevas muy frescas, con buen color y que no estén rotas, ése es el secreto para apreciar el autentico sabor de ésta delicia de la mar), agua y sal.

LOS PASOS A SEGUIR:

Meter las huevas sin romper o separar en una bolsa de plástico, de forma que estén bien apretadas unas con otras, a la que previamente se le ha realizado algunos pequeños orificios a fin de que dejen entras en agua a su interior (suelo hacerlo con un tenedor mismo, la pincho dos o tres veces), cerrar con un nudo.

Poner una cacerola con agua y sal en el fuego, cuando comience a hervir introducir la bolsa con las huevas y dejarlas hervir a fuego medio durante una media hora o cuarenta minutos aproximadamente (el tiempo de cocción va en función del tamaño de las huevas); hasta comprobar con cuidado, que están bien duras, presionándolas con una cuchara de madera.

Apartar del fuego, sacarlas del agua y dejarlas enfriar. Retirar entonces la bolsa de plástico, dejarlas escurrir sobre papel de cocina y cuidadosamente ir quitando las "venitas" que las envuelven.

Transcurridos unos minutos, las huevas estarán frías y recias; en ése momento ya se pueden cortar en rodajitas. Reservarlas en frio.




Lavar bien el tomate y el pimiento. Pelar el ajo y quitar la raíz central (así evitamos que se repita al comerlo), pelar la cebolla. Cortar todos los ingredientes en trozos pequeños colocándolos en un cuenco. (Personalmente “debo” quitar la piel y las semillas de los tomates).


Añadir el aceite de oliva virgen extra, remover e incorporar el vinagre, salar al gusto mezclando bien todos los ingredientes.






Colocar las rodajas de las huevas con cuidado de que éstas no se deshagan (éste detalle es cuestión de estética a la hora de presentar el plato). Regar con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra.y disfrutar.


Todas las vidas que hemos vivido y todas las que vendrán, de árboles y de hojas cayentes pronto se llenarán. (Virginia Woolf)




Fuente: este post proviene de Blog de Mi Cocina Carmen Rosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hay quien dice que sólo podemos recordar en blanco y negro, como si de una película de aquellos mismos años, de la década de los años 50 principio de los 60, se tratara nuestra vida. Como si la vida d ...

La Real Academia de Gastronomía Española define a la tapa como "monumento gastronómico y símbolo culinario de España por excelencia" Escuchaba atenta a mi padre hablar de los bares que frec ...

Recomendamos