comunidades

QUISQUILLAS DEL MAR DE ALBORÁN Y SUS HUEVAS CON AOVE EMULSIONADO DE SUS CABEZAS AL AROMA DE LIMON



Al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar “Cantares”, Antonio Machado.




Enciendo mi lámpara de sal, el acuario donde nadan mis dos únicos peces quienes comen ávidos los trozos de escamas que flotan en la superficie de las tranquilas aguas movidas por sus aleteos mientras suena el compacto; en él la voz de Serrat me hace prestar atención a la letra de su canción: ¡ Ay ¡ si un día para mi mal viene a buscarme la parca, y a empujar al mar mi barca con un levante otoñal deja que el temporal desguace sus alas blancas.

Tarareo las canciones, en voz alta, estrofa tras estrofa de ése disco llamado “Mediterráneo”: y te alejas y te vas después de cruzar mi aldea, jugando con la marea que va pensando en volver, eras como una mujer perfumadita de brea

La canción me embarga de melancolía mientras en mi cocina voy preparando todo lo que acabo de comprar en el mercado, como cada Sábado; me llegan los recuerdos de mis mayores, gente de la mar, me viene la imagen de mi abuelo materno, de sus hijos, mis tios Pepe y Antonio pescadores malagueños cuyas barcas, como cantaba Serrat dejaban estelas en la mar, en una época muy lejana cuyas historias de pesca, de jábegas, sardinales, boliches, arrastreros me suenan en la lejanía del tiempo y que procuro guardar en mi memoria.

Hoy por hoy, aún siguen pescando los marengos en la mar malagueña; el tránsito de las barcas de pesca se compaginan con el de veleros y barcos de recreo en las costas malagueñas, dejan su estela en las aguas que se extiende por el bello litoral de la provincia de Málaga, bañado por el mar de Alborán, mar que conecta el Mediterráneo con el océano Atlántico, aguas donde confluyen corrientes y con mucho movimiento, donde las diferentes salinidades de las aguas y tipos de plancton influyen en el sabor de los pescados y mariscos. Haciendo de éste mar, un mar único y diverso que alberga la mayor variedad de especies de los mares europeos.

He podido leer que en nuestro mar hay registradas alrededor de 17.000 especies, de ellas sólo un 4% son vertebrados o peces, mientras que alrededor de un 25% son moluscos y crustáceos. Y éstos invertebrados, los crustáceos en concreto, son los más cotizados del mercado, entre ellos las gambas, las langostas, los bogavantes, los camarones, las quisquillas..

La “quisquilla” (Plesionika narval) este marisco se da exclusivamente en una zona determinada del mar de Alborán, concretamente en las costas de Almería, Granada y Málaga.


Éste crustáceo es más pequeño que la gamba, con una una textura y sabor característico, genuino, único, con más grasa y por tanto más untuosidad en el paladar por el que se diferencia del resto de los mariscos.

Habitan en fondos arenosos y rocosos, a unos 600 mts. de profundidad y la duración de su vida es de aproximadamente un año y medio; su reproducción es ovípara y su fertilización externa, siendo la hembra quien transporta los huevos fecundados en la zona inferior de su abdomen, en los pleópodos y se reproducen cuatro veces al año.

Sus huevas, presentes en el vientre, son características de ésta especie; de un color azul intenso las hacen inconfundible, siendo la quisquilla del Mar de Alborán uno de los productos más demandados por la alta gastronomía. He de decir que famosas son las quisquillas de Motril (Granada), donde mi admirado chef Álvaro Garcia es denominado "El Chef de la Quisquilla", por ser uno de los precursores de éste manjar en su restaurante Zarcillo, en Motril, donde la Quisquilla de Motril tiene denominación de origen.


Tengo por costumbre, por norma de preguntar, de saber de dónde vienen los productos que compro, ya saben que intento por todos los medios que sean de Kilometro cero, a ser posible malagueños y de cercanía y con el pescado y el marisco más aún si cabe; por lo que al llegar a la pescadería una vez más, al ver ésas quisquillas con sus huevas color azul, el color rojo coral de sus cabezas, con esa maravillosa frescura quiero saber de dónde proceden, a lo que me responden: de la lonja de La Caleta de Vélez.malagueñas.

En los últimos años, aunque en mi cocina les encanta sencillamente cocidas, yo personalmente lo tengo claro y con éste maravilloso a la vez que excepcional producto a la hora de prepararlo pienso que menos es más. Y una vez más, crudas, con sus huevas, podremos degustar ésa increíble textura de seda que acaricia la boca


¿Se animan a prepararla? Les cuento



¿CÓMO LAS HICE?

INGREDIENTES: (En ésta ocasión no indico cantidades, irá en función de comensales)

Quisquillas del Mar de Alborán, aceite de oliva virgen extra, sal maldon y limón.


LOS PASOS A SEGUIR:

Con una cucharilla ir sacando las huevas con sumo cuidado de que no caiga ningún trozo de piel ni patas de las quisquillas. Reservar en un cuenco en el frigorífico.

Pelar las quisquillas, colocando los cuerpos en un plato reservando a temperatura ambiente. Poner por separado las cabezas cortadas por la mitad (reservar algunas enteras para decoración) y la piel.


Poner una cacerola pequeña en el fuego, cubrir el fondo con aceite de oliva virgen extra y dorar las cabezas enteras de las quisquillas que nos servirán para decorar el plato. Incorporar el resto del aceite de oliva virgen extra, aproximadamente medio vaso pequeño (siempre irá en función de la cantidad de salsa que se quiera conseguir), añadir las cabezas aplastándola a fin de que suelten todo su jugo y las pieles de las quisquillas, dejando emulsionar a fuego medio hasta que se doren, removiendo de vez en cuando.


Escurrir bien el aceite de oliva colándolo y depositándolo en un cuenco. Tirar las cabezas y las pieles.

Partir el limón y echar su zumo en el fondo de la cacerola, dar un hervor y colarlo sobre el cuenco con el aceite. Remover con unas varillas hasta obtener casi la textura de una mayonesa. Reservar caliente.


Sacar las huevas del frigorífico. Éstas son sus huevas....su caviar, un lujo de la mar.


Para montar el plato, poner en la base la emulsión de aceite y limón, colocar las quisquillas encima, intercalar entre ellas sus huevas, salar al gusto y servir adornando el plato con las doradas cabezas de quisquillas.


En ésta ocasión, una vez más debo darle las gracias a “mis” pescaderos del malagueño Mercado de Huelin, el puesto de Antonio Soler, a todos y cada uno de ellos, especialmente a la pescadera más marenga, guapa, simpatica y profesional a Patry..¡¡ Va por vosotros !!


¡¡ Buen provecho !!


Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡¡ Tócala de nuevo, Sam!! (Casablanca. Film protagonizado por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman) El día había sido sumamente intenso y aún quedaban dos horas para la cena. Yo ya estaba preparada, me a ...

Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas. Henry Miller Leí en una ocasión que la ciudad de Hong Kong jamás provoca indiferencia. Hong Kong, alma de dragón roj ...

Recomendamos

Relacionado

Aperitivos Entrantes Pescados y Mariscos

“Una vez que pasan las modas siempre nos quedan las raíces” (Julio Colomer, chef) Hubo una época ya lejana en mi recuerdo que en las cartas de los restaurantes más reconocidos a los que solía acudir, incluían como novedad y tendencia ensaladas templadas con quesos, siempre aliñadas con vinagre de Módena, patés con mermeladas y las carnes eran acompañadas con salsas a la pimienta o de champiñones. ...

Aperitivos Chefs y Restaurantes Pescados y Mariscos

Un día cualquiera, en los negros y escarpados roqueos de la costa malagueña, cuando baja la marea y deja al descubierto ése mundo maravilloso que puedo ver cuando buceo y que puedo observar con respeto y detenimiento caminando sobre las resbaladizas piedras. Pepinos de mar en los surcos, tomates adheridos con fuerza a las rocas entre lapas, pequeñas cañaillas, bígaros y orejas de mar junto a algú ...

Chefs y Restaurantes Entrantes Pescados y Mariscos

"Sin producto, no hay gusto". Sus puertas de cristal donde estaban impresas las preciosas líneas blancas de las barandillas de La Concha en San Sebastian, nos invitaba a empujar las blancas puertas colgadas que imitaban los salones, las cantinas del viejo oeste americano. Tras ellas, con su sempiterna elegancia, amabilidad y familiaridad nos saludaba Paco (Francisco Sequera) el Jefe de ...

Ensaladas Entrantes Pescados y Mariscos

El color nace con uno, es instintivo, elegí el color para las flores y el paisaje, para mis barcos y mis cielos, para este riachuelo que prolonga mi vida hacia un río de cambiantes tonos. El color nunca muere, y yo entre colores seguiré viviendo, iré prendido a los colores hasta después de muerto. (Benito Quinquela Martin. Pintor) Acudí a aquella presentación de un libro de recetas "paleñas ...

Aperitivos Cocina malagueña Pescados y Mariscos

Respira.conéctate con la tierra, conéctate contigo; con la brisa, con el aroma, con la esencia, con la sencillez de simplemente ser. Ser sin personajes, sin apariencias, despojándote de las vestiduras que nunca sentiste tuyas. Y así, lánzate al mar siendo tan pura que todo aquello que te ataba se fue por donde vino y solo quedan olas de ternura (Laura Siz-artista) Mis pies descalzos, andando por ...

Aperitivos Cocina malagueña Entrantes ...

Quien piensa en el mar, siente su murmullo incluso en el interior. (Józef Bułatowicz) Vuelan las gaviotas estirando sus alas dejándose llevar por la suave brisa marina; un leve viento de levante con el que me llegan los aromas al salitre. Las redes estiradas en el suelo secándose al Sol, otras amontonadas en la entrada de los pantalanes del Puerto, su intenso y peculiar olor a mar, a pescado seco ...

recetas de primeros aperitivos cocina tipica malagueña ...

¡¡ Tenemos cuatro dias?.para ir, ver y volver !! ¿Nos vamos a Cuba? Málaga-Madrid-Madrid-La Habana y vuelta en cuatro días?menuda aventura que nos llevó hasta La Perla del Caribe por primera vez, era Mayo de 1999. Y aunque parezca inaudito, les contaré que la visión de estos deliciosas, frescas y riquísimas quisquillas de nuestro Mar de Alborán me la recuerda. ¿Y Vds. Se preguntaran qué relaci ...

Cocina Tradicional Platos de Cine espaguetis con mejillones ...

Esta receta, de espaguetis con mejillones, además de ser muy sabrosa es fácil y económica. Y como decía Antonio Machado: Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar. Siempre que escucho la palabra mar me acuerdo de esta receta. Como siempre lo más importante de todo es la calidad de los ingredi ...

Aperitivos cocina tipica malagueña Pescados y Mariscos

¿Huevas... o huevos? ¿No se preguntan Vds. por qué se les llama huevas en vez de huevos? ¿Por qué no decimos huevos de pescado, sin en definitiva las huevas son los huevos, tanto de peces marinos como de peces de agua dulce, que se localizan dentro de una bolsa con forma ovalada y que las hembras portan en el interior de su abdomen. En definitiva, son una gran concentración de huevos aún no f ...

recetas de primeros

A los malagueños nos llaman, Boquerones. Se nos atribuye dicho “mote” en honor de los famosos y exquisitos boquerones que se pescan en nuestras costas. Los boquerones de la bahía malagueña eran ya famosos en la época de los fenicios y de los romanos. Eran el ingrediente principal del garum, una salsa muy apreciada como condimento por los romanos, quienes le atribuían incluso propiedades afrodi ...