The hitchcook Idea guardada 23 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

STEAK TARTAR SIN STEAK (El precio del poder)


STEAK TARTAR SIN STEAK


Hoy toca un remake en toda regla al gran chef Gonzalo DAmbrosio. Con motivo del concurso "Fácil y resultón" de Canal Cocina, me he lanzado a la odisea de homenajear uno de sus platos que captó mi atención desde el primer momento. Se trata de un "falso steak tartar" que sustituye la carne por tomate. La idea, ya de por sí, me pareció estimulante. Y el resultado aún más.

Un trampantojo de lo más original y sano para sorprender a todo tipo de paladares. Yo le he incluido algunos "personajes secundarios" como las alcaparras o el crujiente de Parmesano - que nos servirá además a modo de tosta - para darle ese toque personal. Pero lo que resulta indudable es que la obra original es una delicia y que sin duda repetiré en más de una ocasión. Y ya que se trata de un "remake" le he pedido a Brian de Palma que me preste su maravillosa y poderosa obra "El precio del poder" para la comparación cine-culinaria. Todo un festival de emociones se aglutinan en este plato. Así que ya sabéis... ¡Mandiles arriba!

STEAK TARTAR SIN STEAK


Ingredientes (4 personas)


8 tomates maduros

1 cebolla morada

1 puñado de alcaparras

20 pepinillos pequeños

4 yemas de huevo (codorniz o gallina)

1 cda de Salsa Inglesa (Salsa Perrins)

1 cda de Mostaza de Dijon

1 cda de Salsa de Soja (baja en sal)

1 limón

1 golpe de Tabasco

Sal en escamas y pimienta negra molida

Canónigos o Rúcula

Queso Parmesano para el crujiente
Tiempo

15 minutos
Película comparada (Tras receta)

"El precio del poder" (Brian de Palma, 1983)

Rallamos los tomates de forma gruesa (tiene que notar su textura, no quedar demasiado una masa demasiado pastosa). Colocamos un colador sobre un bol y procedemos, de esa manera conseguiremos ir eliminando la mayor cantidad de líquido posible. Aplastadlo con cuidado para que "sude".



En un bol amplio vertemos el tomate y añadimos la cebolla morada muy picadita, los pepinillos también picados y las alcaparras.

Momento de "aliñar". Incorporamos la mostaza de Dijon, la salsa de soja, la salsa Perrins, la pimienta negra molida, el golpe de tabasco - opcional, pero le sienta de lujo - y el zumo del limón. Mezclamos todo bien para integrar sabores y aromas. Probamos y rectificamos si hiciera falta.



Dejamos reposar mientras preparamos el crujiente de Parmesano. Aquí podemos usar varias técnicas: en el horno, en la sartén o en el microondas. Ésta última es la que utilicé, ya que es más rápida y sobre todo, me permite controlar los tiempos para que no se queme.

En un plato extendemos un poco de papel de horno y rallamos sobre él queso Parmesano. Lo introducimos en el microondas a máxima potencia (800 w en mi caso) y lo cocinamos 30-40 segundos. Si vemos que necesita más, darle unos segundos adicionales. Dejamos enfriar y que se endurezca a temperatura ambiente.

Emplatado
STEAK TARTAR SIN STEAK


Disponemos un molde redondo en un plato hondo y vertemos el "tartar" para que coja la forma. Hacemos una leve hendidura en la cima y colocamos la yema de huevo. Añadimos sal en escamas y decoramos con el crujiente de Parmesano y unas hojas de canónigo.

Todo un trampantojo sano y delicioso para sorprender a tus comensales de la mano del chef Gonzalo DAmbrosio. ¡Que aproveche, hitchcookian@s!

Película ideal para degustar este plato

SCARFACE

("El precio del poder" de Brian de Palma, 1983)



El género de los "remakes" se ha ido extendiendo de manera preocupante en los últimos tiempos del celuloide. Hoy en día podemos presenciar la falta de imaginación en algunos sellos, que, lejos de crear nuevos contenidos, se dedican a fusilar antiguos éxitos dotándoles de supuesta modernidad y efectismo.

Es duro ver cómo se desvanece el viejo espíritu y nos apabullan con tecnicismos, menospreciando de esa forma la belleza artesana de antaño. Pero hubo un tiempo en el que los "remakes" se tomaban en serio. Cogían la obra original y la adaptaban a un nuevo entorno manteniendo viva la historia y la personalidad que una vez tuvieron. Es el caso de "El precio del poder", una revisión descomunal, violenta y atroz del clásico de Howard Hawks "Scarface" (aquí cine-receta). Todo funciona en esta película y, lo mejor de todo, late en todo momento el reflejo del pasado.

En 1983, Brian de Palma - que ya había consagrado su estilo en la prolífica década de los 70 con obras como "El fantasma del paraíso", "Fascinación" o "Carrie" - se alió con un emergente guionista llamado Oliver Stone - quién ya había firmado los guiones de "El expreso de medianoche" o "Conan, el bárbaro" - para revisitar el clásico de Hawks los años 30 y trasladarlo al Miami de los años 80. No se trataba de copiar, se trataba de moldear los tintes clásicos a un entorno moderno, colorido, vistoso, y recorrer "el sueño americano" a través de los ojos cansados de un Al Pacino todopoderoso en la piel de Tony Montana.

La historia de "El precio del poder" - que transita por los mismos puntos clave a la hora de la narración y los conflictos que la clásica - se enclava en la llegada de un emigrante cubano a tierras americanas. Sus ansias por convertirse en un importante gángster y por dominar el mundo desde su trono, le harán inmiscuirse en un universo plagado de violencia, crímenes, droga, narcotráfico, sexo y crueldad en su máximo y desmedido esplendor.

Pacino - que desarrolla así una de sus más demoledoras interpretaciones de toda su irregular carrera - dota a su Tony Montana de una expresividad y, al mismo tiempo, de una frialdad pocas veces vista en pantalla. Somos testigos y cómplices de su alzamiento, de su caminar hacia la cima, de su ristra de muertes, de su implacable violencia y de su final. Un epílogo grandilocuente, donde el antihéroe, atiborrado de cocaína hasta las cejas, se bate en duelo contra un ejército en las entrañas de su fastuosa mansión - símbolo de la riqueza obtenida - y es devorado preso de una lluvia de balas. Un monstruo derrotado. Un animal imperfecto que acabó siendo humano...

Nuestra receta comienza su comparación siendo un remake culinario. En este caso cogemos el original rodado por el chef Gonzalo DAmbrosio y lo adaptamos a nuestro estilo. Seguimos los pasos narrativos y mantenemos a (casi) todos los protagonistas. Llamadlo homenaje, llamadlo reconstrucción, llamado nueva versión, nosotros haremos como De Palma y Stone con la obra de Hawks y Hetch: poner nuestra pincelada a una pieza maestra.

El entorno en el que se ubica la historia de Montana (el gran protagonista) es el Miami de los 80. Es decir, un paraje de excesos, de colores vivos, de playas bañadas por el océano, de personajes pintorescos, de vestimentas imposibles. Nuestro "falso tartar" despliega su abanico de colores en clara conexión con la película: el rojo del tomate, el naranja de la yema, el verde canónigo, el amarillo tostado del queso, el morado de la cebolla... El ropaje de Montana, los horteras interiores o los chirriantes decorados son elementos que se reflejan en la paleta cromática del plato.

Ahora bien, no debemos omitir uno de los emblemas clave de la película: la violencia. Se dice que Stone pasó meses inmiscuido en una organización de narcotráfico de Sudamérica para dotar de absoluta verosimilitud a su historia "prestada". Y no sería de extrañar, puesto que la virulencia y la absoluta crudeza humana que respira cada fotograma nos deja el estómago del revés. En nuestra receta lo vemos plasmado con el rojo sanguinolento del tomate dominando todo el plato blanco (que bien podría asemejarse a una montaña de cocaína) Montana es la historia del "rise and fall" (ascenso y caída) y del trayecto alocado. Hay asesinatos a sangre fría, hay traiciones, hay torturas, hay duelos, hay hasta una guerra abierta, que demuestran el espíritu altamente sanguinario de la película. Y luego la yema de huevo termina por ser la metáfora de Montana, en la cima del mundo, a sus pies un legado de muerte y destrucción. Pero es tan frágil al final, tan humano, que acabará por resquebrajarse y fundirse entre el pepinillo, las alcaparras, la cebolla, la mostaza...

"El precio el poder" es una de las más grandes piezas de gángsters - al menos - y todo un puñetazo al espectador, que es vapuleado sin cuartel durante la andadura criminal de un Pacino en estado de gracia. Nuestra receta ha tratado de asemejarse al alma de la película, con sus coloridos latinos, su potencia en cuestión de sabores, su voracidad en el tomate, su amalgama de personajes arremolinados en un molde redondo y compartiendo sueños y pesadillas.

Esto es un señor remake, tal vez el más contundente de todos. Los demás sí que son un trampantojo cinematográfico: no son lo que parecen. Hora de volvernos Tony Montana y acribillar a todo aquel que cuestione nuestro plato.

FB: www.facebook.com/thehichcook

Fuente: este post proviene de The hitchcook, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ensalada de calamares (calamari salad)

Receta fácil, vertiginosa, refrescante, sana y que acepta tantas versiones o remakes como te dé la gana. Se trata de preparar una buena ensalada y que sea divertida, apetecible. Para ello usamos calam ...

Recomendamos

Relacionado

recetas de segundos carnes

Steak Tartar

Se necesitaN 100grs. por persona de carne picada (crustó) muy pulida...y picada una sola vez. para la salsa: una yema de huevo por persona, salsa Perrins, un chorrito de coñac, dos huevos duros, una cebolla mediana o dos..., alcaparras dos cucharaditas, mostaza, ketchup, salsa picante. batir en un bol, las yemas con el chorrito de Lea Perrins, gotas de picante, un pellizco de mostaza y ketchup y e ...

general carnes y aves clásicas ...

Steak tartar

Nueva receta Steak tartar publicada por Sergio Hernández Mas recetas en Horno de Luna Hola! mas vale tarde que nunca aquí está hornodeluna para traerte esa receta que tanto te gusta y que te hace salivar!!! Hoy os traemos un steak tartar…  que para el que no lo sepa es una receta de carne de ternera cruda, finamente picada y aliñada con varias especies/encurtidos al gusto, así que imaginamos ...

general aliño carne ...

Steak Tartar

Hoy volvemos con una receta rapidísima de hacer, en unos 10 minutos está lista, y con la que sorprenderás a tus invitados. Necesitarás un molde metálico redondo que podrás encontrar fácilmente en cualquier bazar por un euro aproximadamente. Ingredientes para 2 personas: - 300 gr de carne picada - 2 huevos de codorniz - 1 cebolleta - 1 diente de ajo - 12 pepinillos - 2 cucharadas de mostaza - 2 cu ...

trucos y consejos -b -s ...

Steak tartar de bonito!

Hace unos meses y por algun motivo de celebracion que ahora no recuerdo, salí con mi familia a comer por oviedo. Mi madre, madrileña y exigente, me llevó al bar en oviedo donde mejor tiran la cerveza mas fría del principado, "El patio de los naranjos". Después fuimos a probar el pincho campeón del certamen de pinchos de oviedo, en un bar cercano a la catedra,... su nombre era algo pareci ...

recetas de segundos carnes omnívoros

STEAK TARTAR (Omnívoros)

INGREDIENTES (2 personas) 400-425 grs de carne de ternera o buey (sin picar) 2 yemas de huevo 1 cebolleta Alcaparras Pepinillos en vinagre Salsa inglesa Mostaza antigua (tipo Dijon) Zumo de un limón Perejil AOVE, sal y pimienta Tabasco (opcional) Duración: 25 minutos Hoy toca homenaje a la película OMNÍVOROS de Óscar Rojo (https://twitter.com/omnivorosfilm) que se ha estrenado en cines el pasado 2 ...

Steak Tartar (sin gluten)

El Steak Tartar es uno de los platos de la comida francesa que igual puedes odiar o que podrías comer sin parar. Se trata de elaboración de carne de vacuno cruda. La mejor pieza para este delicioso manjar es el solomillo. Dependiendo de la edad de la carne, obtendremos un tartar más rojo o más rosado. En mi caso, he utilizado carne de ternera gallega y de ahí que se vea más rosácea. Se suele servi ...

Steak tartar y sus variantes

Hoy vamos a hacer un steak tartar que a su vez serán 4 steak tartar diferentes. Simplemente hemos separado la carne en 4 partes y cada una de ellas esta condimentada de diferente forma. Tenemos el steak tartar clásico, con trufa, con aceite de brasas que le da un toque ahumado muy rico y con tuétano. Para esta receta necesitaremos unos 180 gr de solomillo de ternera que picaremos a cuchillo al igu ...

general alcaparras confitura ...

Steak Tartar de Ternera ¿Cómo se hace?

Hace unas semanas me animé a preparar un tartar de ternera. Era la primera vez que me atrevía a preparar un tartar y tengo que reconocer que el resultado me sorprendió para bien. Mi receta es una adaptación de una receta original de Joan Roca de El Celler de Can Roca Tres Estrellas Michelín. Una humilde adaptación de su Steak Tartar. Es una receta muy original, con unos contrastes y sabores muy es ...

Carne Entrantes

Steak Tartar

Hoy vamos a publicar una receta sencilla, como diría "Capel"....que creo que la receta la anote de alguna Gastronota leída en "El Pais" y escrita por este critico tan admirado...su texto creo que era este refiriendose a la receta del Tartar..."tan clásica como moderna"...Elaboración que solo tiene un secreto...la calidad de sus ingredientes...y poco mas...!!! Nos pon ...

primeros platos mejores aperitivos para navidad mejores recetas para navidad ...

Steak Tartar

Descripción El Steak Tartar es un plato ideal para compartir en muchas casas en Navidad. De sabor envolvente es un aperitivo exclusivo para algunos paladares. ¡Descubre más recetas para Navidad en nuestra sección especial para estas fiestas! Ingredientes: 500 g de solomillo de ternera 2 yemas de huevo 1/2 cebolla 5 pepinillos 4 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra Ybarra Sal y pimienta a ...