Xabi Likes Chocolate Idea guardada 26 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Tarta integral de zanahoria con harina de centeno y jengibre (un Carrot Cake my way)

Hace un par de semanas, merendamos juntos, herman@s, cuñad@s, sobrin@s, grandes y pequeños. La excusa, un montón de cumpleaños que se habían quedado sin celebrar desde hace meses. Salió una tarde preciosa que pasamos en el jardín, entre risas, después de unas semanas difíciles para todos y con la ausencia de nuestro Aita aún muy presente.
IMG_1062_6026_edited-1


No hay celebración sin tarta así que, se me ocurrió preparar un Carrot Cake que rara vez falla y que es la receta de la publicación de hoy. Ántes de que sigas leyendo, tengo que concretar que esta no es una Tarta de Zanahoria totalmente tradicional aunque en esencia los ingredientes principales están todos ahí:  lleva zanahorias, pasas, huevos, aceite, harina y una cobertura de queso crema, si.

Pero esta es totalmente integral y además de llevar harina integral de trigo también lleva harina integral de centeno. Y bueno, también, le he añadido unos trocitos de jengibre deshidratado. Que le voy a hacer, si no puedo vivir sin jengibre… (!!!)

El resultado: una tarta esponjosa, densa, muy jugosa además de aromática.

La cobertura de Mascarpone y queso Philadelphia, que está para no dejar ni una esquinita, es similar a la que ya utilicé aquí.

En general la tarta fue un éxito así que a pesar de la escasez de fotos de calidad, merece ser compartida y guardada para hacerla muchas más veces.

Tarta de zanahoria, carrot cake, integral, centeno, jengibre, receta, cocina, blog


Tarta de Zanahoria Integral con Harina de Centeno y Jengibre (un Carrot Cake diferente)

 TIEMPO DE ELABORACIÓN

25 minutos + 35 minutos de horneado + tiempo de montaje

 UTENSILIOS

2 moldes de bizcocho de 22 cm (o en su defecto uno  para hacer un bizcocho que cortaremos transversalmente)

rallador

batidora de varillas

2 recipientes amplios

lira o cuchillo de sierraINGREDIENTES

Para los bizcochos

240ml de aceite de girasol

125 gr de azúcar moreno

125 gr de azúcar moscabado (o en su defecto la misma cantidad de azúcar moreno)

4 huevos

4 cucharadas de leche entera

180 gr de zanahoria rallada

120 gr de jengibre deshidratado picado

100gr de pasas

160 gr de harina integral

80 gr de harina de centeno integral

2 ½ cucharaditas de levadura

1 cucharadita de jengibre

1 cucharadita de canelaPara la cobertura

400 gr de queso Philadelphia

200 gr de mascarpone

150 gr de azúcar glas (o si lo prefieres, puedes utilizar sirope de agave en menor cantidad)

1 lima ( o en su defecto 1 limón)Para decorar

nueces pecanas u otro fruto secoELABORACIÓN

Preparación de los bizcochos

 
Precalienta el horno a 170 grados y prepara los moldes de bizcocho.

Bate el azúcar y el aceite. Añade los huevos y la leche.

Incorpora la zanahoria, jengibre picado y pasas. Mezcla bien.

Tamiza la harina, levadura y especias y mezcla una vez más.

Divide la mezcla entre los dos moldes a partes iguales.

Alisa la superficie de la mezcla.

Hornea durante 30-35 minutos. En caso de que hornees un único bizcocho, con 45 minutos debería de bastar aunque te recomiendo que lo compruebes insertando un palillo en el centro.

Deja enfriar los bizcochos ligeramente antes de desmoldarlos con cuidado.

Deja enfriar los bizcochos completamente antes de montar la tarta.

 Preparación de la cobertura

 
Bate el queso Philadelphia, el mascarpone, el azúcar y el zumo y la ralladura de la lima hasta conseguir una mezcla homogénea.

 Montaje de la tarta

 
En caso de que los bizcochos te hayan salido desiguales o con algo de copete, nivélalos con la ayuda de una lira o un cuchillo de sierra. Si has horneado un único bizcocho, utiliza la lira o cuchillo de sierra, para dividirlo en dos partes iguales.

Esparce una pequeña cantidad de cobertura en el centro del plato que vayas a utilizar para servir la tarta.

Coloca sobre ella uno de los bizcochos. Esparce una cantidad generosa de cobertura sobre ella, repartiéndola por toda la superficie.

Coloca el segundo bizcocho sobre la cobertura.

Esparce suficiente cobertura para hacer una primera capa por toda la tarta, incluyendo los laterales, para ir dándole forma. En este punto, no tiene demasiada importancia que aparezcan migas en la cobertura. Se trata de una primera capa, que refrigeraremos antes de esparcir la segunda capa.

Refrigera la tarta y la cobertura restante durante 30 minutos.

Esparce la segunda capa de cobertura por toda la tarta.

Coloca unas nueces pecanas a modo de decoración y vuelve a refrigerarla.

Saca la tarta de frigorífico una hora antes de servir.

 
IMG_1125_6088_edited-3
IMG_1114_6077_edited-1
NOTAS

Para este tipo de tartas, me suele gustar hacer los bizcochos la noche anterior. Y conservarlos envueltos en el frigorífico. Quedan más jugosos, algo más densos y más fáciles de manipular para montar la tarta. También admiten muy bien la congelación.

Una vez hecha, esta tarta se conserva estupendamente durante varios días. Me atrevería a decir que hasta mejora después de un par de días en el frigorífico.

Si no tienes harina de centeno, puedes sustituirla por la misma cantidad de harina integral de trigo.

Si prefieres no añadir jengibre, te recomiendo que añadas la misma cantidad de algún fruto seco.

Si prefieres que la cobertura de la tarta quede totalmente blanca, sin pequeños restos de ralladura visibles, utiliza únicamente el zumo de la lima. El sabor variará ligeramente.
 
Fuente: este post proviene de Xabi Likes Chocolate, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Helado de Albahaca (sin heladera)

Recuerdo perfectamente en qué momento probé el helado de albahaca por primera vez. Nada de modernidades… En mi caso, es uno de esos momentos que quedaron grabados en mi retina y en mi paladar cuando a ...

Recomendamos