Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Cómo alimentarnos de forma saludable en verano {Menú 1}

Parece que el verano ha hecho acto de presencia, los primeros calores nos han obligado ya a hacer el cambio de armario, sacar los ventiladores y, cómo no, modificar nuestros hábitos alimenticios.Con la llegada del calor y de los primeros productos de temporada, apetece comer otras cosas, más fresquitas, más ligeras. Gazpachos, ensaladas, helados y coloridas frutas veraniegas llegan a nuestras mesas. Hoy vamos a hacer una pequeña selección para saber cómo alimentarnos de forma saludable en verano.
Cómo alimentarnos de forma saludable en verano

{Menú 1}

Una de las preparaciones estrella del verano es el gazpacho. No en vano los tomates estarán en pocas semanas en plena temporada. El gazpacho (y su primo el salmorejo) son una fantástica opción para aprovechar esos tomates que se nos han quedado ya un pelín maduros pero que, tal vez precisamente por eso, gozan de un sabor de lujo. Teniendo como base unos buenos tomates y añadiéndole otros productos de temporada como pepino y pimiento y aliñándolo con uno o dos dientes de ajo (según vuestro gusto), un poco de sal, tal vez un chorro de vinagre y un par de cucharadas de aceite, obtenemos un plato refrescante que se conserva perfectamente varios días en el frigorífico y que puede servir como cena ligera o bien como tentempié sano y ligero.

No hay más que batir bien todos sus ingredientes con una batidora de mano o con cualquier otro procesador de alimentos hasta obtener una textura fina. Si lo haces con batidora, tal vez puedas pasar la mezcla después por el chino para que quede más fino, pero esto no es obligatorio, va al gusto de cada uno. Hay quien, además, para darle textura, añade algo de pan duro. No es imprescindible y lo cierto es que esto le resta ligereza al plato pero no por ello deja de estar menos rico. Es lo bueno de este tipo de recetas tradicionales, que cada uno puede adaptarlo a sus gustos.

VER RECETA DE GAZPACHO









Otro de los productos estrella del verano y que ya empieza a dar sus primeros frutos, son los calabacines. Por su gran contenido en agua y en vitaminas, se trata de una hortaliza muy apropiada para afrontar los calores veraniegos. Admite muchas formas de prepararlo, desde una rica crema, rellenos o crudos en forma de falsos espaguetis, por ejemplo. Pero puesto que en verano una de las actividades favoritas de todas las familias es salir de excursión a la playa, a la piscina, al río (sí, vale, hace calor y necesitamos refrescarnos también por fuera), hoy os sugiero utilizar los calabacines para preparar una tortilla de patata y calabacín que podamos llevar en la tartera y comer en cualquier lugar. Para prepararla bastará con partir los calabacines en trozos menudos. Si optamos por echar también cebolla, sofreiremos esta previamente y añadiremos los calabacines casi al final (por su alto contenido en agua, el calabacín se cocina muy rápido). Se mezcla con los huevos batidos y se sala al gusto -tendremos en cuenta que el calabacín es tirando a dulzón, así que tal vez nos haga falta un poco más de sal de lo habitual- y ya solo nos queda cuajar la tortilla y disfrutarla.

VER RECETA DE TORTILLA DE CALABACÍN









A ver, ¿cuál es el postre estrella del verano?

¡¡Los helados!! Está clarisimo.



Pero no debemos olvidarnos de las maravillosas frutas que esta temporada nos regala. Mis favoritas, sin ninguna duda, son las cerezas y las picotas. ¿Y si combinamos una cosa con la otra? Pues obtenemos un maravilloso helado de cerezas de forma fácil que nos va a quitar las penas.

Necesitaremos un bote de yogur, cerezas, azúcar invertido (o miel) y nata (crema de leche). Después de montar la nata (crema de leche) y convertir las cerezas en mermelada, se mezcla con el resto de los ingredientes y se enfría. Se pasa la mezcla a la heladera y , ¡así de fácil!

Pero, ¿y si no tienes heladera, como es mi caso? Pues igual de fácil, aunque necesitas estar un poco más pendiente: has de meter la mezcla al congelador y sacarla cada media hora o 45 minutos para volver a batirla. De esta manera se van rompiendo los cristales de hielo y conseguimos un helado cremoso. Tendremos que repetir esta operación unas 5 veces o, si es posible, hasta que el helado esté completamente congelado y ya no podamos meter la batidora.

VER RECETA DE HELADO DE CEREZAS:









Espero que os guste este menú especial para estos días, ¡disfrutadlo y no olvidéis seguirme en las redes sociales!

** en facebook

** en twitter

** en google+

** en pinterest

** en bloglovin




Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Solomillo de cerdo ibérico a la naranja

Cuando piensas en productos de cerdo ibérico, siempre se nos viene a la mente los ibéricos curados: un buen bocata de lomo o una ración de jamón rico rico. Pero hay mundo más allá del jamón ibérico y, ...

Roscón de reyes de calabaza {sin lactosa}

Una de las cosas que más me gusta de la navidad son los roscones de reyes. Adoro los dulces hechos con masas levadas y me gusta mucho hacerlos en casa, así que hablando de roscones, no podía ser menos ...

5 recetas de turrón casero {de chocolate}

Recién empezado el mes de diciembre, toca empezar a pensar en las navidades. La cuenta atrás comienza el día 1 de diciembre con los calendarios de adviento. Si te gustan, puedes ver aquí el nuestro y ...

Recomendamos