Tulipán Idea guardada 193 veces
La valoración media de 83 personas es: Muy buena

Bizcocho de manzana e higos preparado en una sartén

Una de los pasos importantes que hay que cuidar a la hora de preparar un bizcocho es el horneado de la masa. Una de las claves primordiales consiste en no abrir nunca el horno a mitad de cocción del bizcocho para que 'suba'; pero la temperatura, el tiempo, la altura a la que colocar el molde o si usar ventilador o no determinarán que el proceso sea un éxito o, al contrario, el bizcocho no suba o quede la masa cruda. 



Si eres los que no consigues dominar tu horno y has desistido de preparar bizcochos por ello, estás de suerte con la receta que traemos. Te enseñamos a preparar un fantástico bizcocho de manzana e higos pero, lo mejor de todo, es que no lo cocinamos en el horno. Te sorprenderá saber que la cocción se hace a fuego lento en una sartén y te aseguramos que el resultado es fantástico. ¿Te animas a prepararlo?



Los ingredientes necesarios

 - 2 huevos
- 50 gr de azúcar blanco
- 100 gr de margarina Tulipán
- 100 gr de harina
- 15 gr de levadura 
- 50 gr de almendra molida
- jengibre rallado. 
- canela al gusto. 
- la ralladura de medio limón. 
- 100 ml de leche vegetal 
- 3 cucharadas de azúcar moreno.
- 2 manzanas reineta
- 5 higos



Cómo preparar el bizcocho de manzana e higos

Echamos los huevos en un bol y los mezclamos con ayuda de unas varillas con el azúcar blanco. Luego, añadimos la margarina previamente derretida e integramos bien todo.

A continuación incorporamos la harina mezclada con la levadura y removemos. Integramos también la almendra molida, el jengibre, la canela, la ralladura de limón y la leche. Reservamos la masa.

Por otro lado, en una sartén grande echamos en ella el azúcar moreno y las manzanas y los higos troceados. Distribuimos bien la fruta por toda la superficie de la sartén y echamos sobre ella la masa de bizcocho preparada previamente. Encendemos nuestra cocina (el fuego, si es gas, o la vitrocerámica), y colocamos la sartén encima. Tapamos y dejamos que se cocine todo a fuego lento unos 18 minutos. 



Una vez listo nuestro bizcocho, lo desmoldamos como si estuviéramos dando la vuelta a una tortilla. Y ya solo queda dejar enfriar y disfrutar. 

Puedes verlo todo al detalle en el siguiente vídeo:



¿A que ya no vas a decir NO a preparar ningún bizcocho?

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos