comunidades

Huevos con bechamel y crujiente de cecina de ciervo




Hola Cocinitas!! Hoy vamos a preparar un plato para sorprender. Una receta sencilla pero que te ayudará a dejar a todos con la boca abierta!! Los HUEVOS CON BECHAMEL Y CRUJIENTE DE CECINA DE CIERVO pueden ser un entrante ideal para una ocasión especial o bien, un segundo plato en cualquier menú. 
Puedes sustituir el crujiente de cecina por crujiente de jamón o simplemente taquitos de jamón... lo dejamos a tu elección aunque te recomiendo el punto crujiente que, además de ser un contraste de texturas muy interesante, le aporta un sabor increíble.

He preparado la receta en vídeo para que puedas ver el paso a paso. Recuerda suscribirte a nuestro canal de YouTube para estar al día de las novedades. Es gratis!!


Ingredientes: (Puedes ver las cantidades exactas aquí)

- Huevos
- Bechamel
- Crujiente de cecina de ciervo
- Picatostes



Elaboración:

Lo primero de todo es poner a cocer los huevos. Pon un cazo al fuego con los huevos. Cuando comience a hervir cuenta 6 minutos y retira. Pon debajo del grifo para detener la cocción y reserva. Con este punto de cocción conseguirás que las claras queden bien cocidas y la yema quede blandita. Un punto muy parecido al de los huevos poché
Mientras tanto prepara la bechamel, puedes ver el proceso aquí. Si lo prefieres puedes usar bechamel de la que ya viene preparada, pero te recomiendo prepararla en casa porque el sabor es inigualable.
Pela los huevos con cuidado y colócalos en un plato o bandeja. Donde los vayas a llevar a la mesa. Cúbrelos con la bechamel. Decora con el crujiente de cecina y los picatostes.
Para preparar el crujiente de cecina de ciervo es tan sencillo como colocar en un plato una hoja de papel de cocina, encima las lonchas de cecina y cubre con otro papel de cocina. Lleva al microondas por un minuto a máxima potencia. Retira del papel la cecina y dale un toque con el accesorio picador de la batidora hasta conseguir una sal o escamas de cecina con las que espolvoreamos nuestro plato de hoy.
Así ya estará listo para llevar a la mesa, o bien puedes enfriar hasta que sea el momento de servir. Es un plato que puedes consumir tanto frío como templado.

Que lo disfrutéis Cocinitas!! Hasta la próxima!!


Recuerda que puedes seguirnos y ver esta y otras muchas recetas en nuestro blog La Cocina de Enloqui. También puedes seguirnos en Redes Sociales. Gracias!!
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos