comunidades

Las croquetas de mamá

De pequeña yo fui una niña inapetente, una muy “mal comedora” como suele decirse. Nunca tenía hambre, para desesperación de mi pobre madre que se desvivía tratando de que su hijita (aquella niña larguirucha, flaquita y desgarbada) comiese lo suficiente. Recuerdo su infinita paciencia, cuchara en mano, tratando inútilmente de convencerme para que abriese la boca y terminase alguna vez lo que estaba en el plato. Preocupada en exceso por mi falta de apetito, camuflaba entre las cremas de verdura que me preparaba yemas de huevo, el mejor pescado y la carne más selecta, para que me aportasen, según ella, las “vitaminas suficientes”, o adornaba los platos con esmero para hacerlos más atractivos a mis ojos, pero el resultado era casi siempre desolador.

Al respecto recuerdo una anécdota con mi abuela, que vino desde Lugo a pasar una temporada con nosotros. Casi todas las tardes al salir del cole me llevaba de paseo y, siempre de su mano, hacíamos un recorrido exhaustivo por las pastelerías más selectas de aquel Madrid de principios de los 70. Ella me situaba frente al expositor de los pasteles con la esperanza de que yo mostrase algún interés por alguna de aquellas delicias, pero nada… yo permanecía impasible, negando con la cabeza: “no quiero abuelita, no me gusta, ¿me compras mejor una bolsa de kikos?”… (los “kikos” eran y son esas bolsitas de maíz frito que venden en los kioskos y tiendas de “chuches”). Un día, al regresar a casa tras el paseo, le dijo con desánimo a mi madre: “hija mía, esta niña no tiene arreglo, la llevo a las mejores pastelerías y no le gusta nada, sólo sabe comer maíz como mis gallinas”

Afortunadamente nunca tuve problemas de salud, seguí creciendo a buen ritmo y al cumplir los 14 años me cambió el apetito por completo, y desde entonces soy una “disfrutona” de la comida y una amante de los placeres de la buena mesa. Tal vez por ese recuerdo, para mi torturante, de la hora de comer en la que mi madre me perseguía con la cuchara por toda la casa, cuando nacieron mis hijos tuve claro que no les insistiría demasiado si se mostraban inapetentes, y lo cierto es que ambos se criaron de maravilla y hoy son un par de hombretones para los que también comer es un placer.

Aparte de los kikos, había un plato al que casi nunca ponía reparos y me lo comía con cierta alegría, para satisfacción de mi  madre: el huevo frito con patatas y sus croquetas. He de decir que las croquetas de mi madre ¡son las mejores del mundo mundial sin exagerar! Aún hoy las prepara de vez en cuando y le quedan riquísimas, incluso mejor que las que yo hago siguiendo su receta al dedillo, ¡todo un misterio!

Os dejo aquí la receta con la que además participo este mes en la iniciativa de La cocina TS. Espero que os guste. Para elaborarla necesitaréis estos ingredientes:



Unos 200 g de bacalao desalado y escurrido

Un puerro pequeño

Medio pimiento verde y medio pimiento rojo

Harina y leche para la bechamel

Huevo y pan rallado para el rebozado

Perejil, sal y aceite de oliva suave para freír las croquetas
  Comenzaremos por desmenuzar el bacalao y picar finamente el puerro y los pimientos.



En la sartén y con un fondo de aceite, pochamos las verduras. Cuando tomen color añadimos el bacalao desmigado y lo dejamos hacer unos minutos. Agregamos la harina y dejamos que tome un ligero color tostado.

Sin dejar de remover, vertemos suavemente la leche hasta obtener una masa fina, sin grumos. La cocinamos hasta que espese y se despegue de los bordes de la sartén removiendo continuamente. Cubrimos con papel film y dejamos que se enfríe por completo, (yo suelo preparar la masa la noche anterior)

Mi madre da forma a las croquetas con las manos pero yo aprendí en un curso de cocina un método bastante práctico, sobre todo si vas a preparar una buena cantidad. Consiste en meter la masa en una manga pastelera y hacer una especie de “churros” con ella, después se divide en trocitos y se forman las bolitas. Ya sólo tendremos que pasarlas ligeramente por harina, huevo y pan rallado antes de freírlas.

En abundante aceite bien caliente freímos las croquetas hasta que estén doraditas, y las escurrimos sobre papel absorbente.

Y ya las tendremos listas para disfrutar con lo que más nos apetezca



Deliciosas!!!



En el siguiente enlace, y bajo el hashtag #vueltalacoleTS, encontraréis más recetas de esas de nuestra infancia y que también son las preferidas de los “peques” de la casa, preparadas por mis compañeros. Echadles un vistazo, que son todas una maravilla!



Esta receta se la voy a dedicar a todas las mamás y papás de niños “mal comedores”. No os desesperéis. Si están dentro de los valores normales de peso y estatura, la mayoría acaban descubriendo, más tarde o más temprano, las maravillas que se esconden detrás de un buen plato de comida. Es sólo cuestión de paciencia y de que prueben y experimenten con nuevos sabores
 

 
Fuente: este post proviene de Marieta, pásame la receta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

4 quesos corquetas

Croquetas de queso El mundo de las croquetas. ¿Que decir de ellas? ¿A quién no le gusta unas croquetas?. Esta deliciosa receta, para cada persona las de "mamá" las mejores. He de decir que me inicié en el mundo de la cocina haciendo unas croquetas. Las de mi madre, como no, las mejores, yo en mi caso, intento cada vez que me salgan como a ella, pero es como todo, a mi me salen ricas, eso ...

recetas de primeros carnes panes y masas ...

Ya estamos aquí de nuevo poniendo foto al libro de recetas de Joan Roca "Las mejores recetas de mi madre". La receta de éste mes nos la ha propuesto Marga de Acibechería. Ella es la reina de las croquetas y como no podía ser de otra forma su elección ha sido CROQUETAS :D Para preparar éstas croquetas he usado la mitad de los ingredientes que pone en la receta ;) me han salido 35 croqueta ...

pollo

Una receta de aprovechamiento... "Cuantas veces has comprado un pollo asado, y con las sobras: ¡unas croquetas de pollo!" Una receta muy socorrida que todos hacemos, y que te da la escusa perfecta para marcarnos una cena de homenaje. No te vengo a enseñar nada nuevo: voy a hacer unas croquetas de pollo...>>pero con el rebozado, ahora sí, que si, que si<<...!!voy a sorprendert ...

recetas de primeros recetas de segundos

Hace unos días Javier, viendo un vídeo en la web “Javier Romero”, me pico cuando lo vi hacer sus croquetas, en su post “Croquetas caseras, tres variantes”, aunque es un tramposillo el joio, engaño a su mujer (que no nos la presento) a hacerle las croquetas y freírlas… yo no las he frito, espero que venga a freírlas Javier, ya que no frio las suyas, ea… Pero co ...

croquetas croquetas de cocido recetas de primeros

La Empana Light de Bego.- Croquetas de Cocido de Mamá Con esta receta, cumplo uno de los objetivos principales de la creación de éste blog que es el hecho de poder compartir con vosotros recetas de tradición familiar conservadas de manera intacta en mi memoria puesto que las he ido cocinando a lo largo de muchos años y que heredé de mi madre, para que mi hija y mi familia, las conserve y la si ...

Carnes Entrantes y aperitivos Tradicionales ...

Todos los españoles afirmamos que las mejores croquetas son las de nuestra madre. Las podemos encontrar en prácticamente todos los bares y cafeterías del país como tapa y en los restaurantes como entrada. Las hay de todo lo que os podáis imaginar, de jamón, de queso, de champiñones, de pollo, de morcilla, de restos de puchero, de bacalao, de gambas, de espinacas y piñones, de carrillada, de garban ...

Croquetas

Cómo hacer croquetas de Arroz Estas croquetas de arroz son un delicioso aperitivo perfecto para usar el arroz sobrante y transformarlo en irresistibles y deliciosas croquetas de arroz. Puedes elegir entre rellenar las croquetas con queso que las enriquecerá con un corazón blando y fibroso, o mantenerlas naturales, son deliciosas de todos modos. Ingrediente 1 taza de arroz cocinado con sal y canela ...

aperitivos / entremeses / pinchos aperitivos como hacer croquetas de pollo ...

Las croquetas son realmente irresistibles sean de lo que sean; bacalao, jamón, carne de cocido… Todas están súper ricas, crujientes por fuera y cremosas por dentro, un pequeño manjar al cual muy poc@s dicen que no. Existen infinidad de recetas y métodos de elaboración para preparar croquetas caseras, ya lo dice el refrán “cada maestrillo tiene su librillo”, yo tengo el mío desde ...

entrantes croquetas bechamel ...

Las croquetas son un bocado de lo más delicioso, una de la tapas más populares o el entrante perfecto para cualquier comida o cena y aunque hoy en día hay gran variedad de croquetas ya hechas en el mercado, no hay nada mejor que una buena croqueta casera, tanto por su sabor como por esa textura tan cremosa por dentro y el crujiente característico que tienen por fuera. A pesar de que llevan algo de ...

postres y otras 'larpeiradas' retos bizcocho ...

Me encanta la propuesta de este mes en la Cocina TS, porque el ingrediente escogido para elaborar las recetas es uno de mis preferidos: la miel. Siempre he defendido que una de las mejores sobremesas la constituyen un buen pedazo de queso tierno con su correspondiente chorrito de miel, un bocado exquisito! Algunos ya sabéis de mi devoción por el chocolate, pero he de confesaros que también soy &ld ...