Para estar por casa Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Pan de tomate y alcaparras



Este pan, atractivo tanto por su sabor como por su color, es una buena opción si tienes intención de preparar unos canapés o cenar unas ricas tostadas de queso y pimiento asados... El toque diferente en tu mesa está asegurado, y después de probarlo y de comprobar lo fácil que es prepararlo repetirás en poco tiempo.

Entre sus ingredientes lleva salsa de tomate Mutti (unos de los ingredientes de Degustabox de este mes, cuyo contenido íntegro puedes ver
) que nos hace más fácil, si cabe, la receta. Se puede preparar con salsa de tomate casera y si tienes tiempo para hacerlo, estoy segura de que valdrá la pena.



Yo lo he preparado en panificadora y en ese caso puedes servir este pan en gruesas rebanadas previamente tostadas y untadas de lo que mas te guste (más arriba ya te sugerí probarlo con queso de untar y pimientos asados). Si lo preparas en el horno, puedes dividir la masa en porciones y preparar panecillos individuales que, una vez listos, podrás rellenar de lo que más te apetezca.



- 180 gr. de salsa de tomate (yo he utilizado la salsa de tomate al estilo pomodoro Mutti)

- 15 gr. de aceite de oliva virgen extra

- 500 gr. de harina de trigo de uso común

- 50 gr. de alcaparras

- 150 ml. de agua templada

- 3 gr. de levadura seca de panadería (ojo, no la confundáis con el impulsor químico que se utiliza para los bizcochos)

- Media cucharada pequeña de sal

- 1 cucharada de azúcar

- Cebolla en polvo, al gusto

- Ajo en polvo, al gusto

- Pimienta negra molida, al gusto



En panificadora

Como siempre, pondremos primero los ingredientes líquidos y después los sólidos. La panificadora tiene que tener las palas amasadoras puestas. El programa que he utilizado es el de pan básico.
En el horno

Igualmente, mezclaremos por un lado los ingredientes líquidos y por otro los sólidos. Después los uniremos y amasaremos, hasta conseguir una masa consistente y homogénea.

Dejaremos levar la masa hasta que doble su volumen, durante un par de horas aproximadamente en un lugar templado y alejado de corrientes.

Desgasificaremos volviendo a amasar, le daremos forma (puedes hacer un pan grande o panecillos individuales) y dejaremos que leve nuevamente.

Pondremos el horno a 220 ºC e introduciremos el pan, que tendremos a esta temperatura durante los primeros 10 minutos. Para conseguir una corteza crujiente, durante los primeros 10 o 15 minutos tendremos un recipiente lleno de agua dentro del horno.

Después bajaremos la temperatura del horno a 200 ºC, sacaremos el recipiente de agua y dejaremos que se hornee hasta que el pan se tueste y al darle un golpecito en el centro suene hueco.

A tener en cuenta tanto si preparáis el pan en panificadora como si lo hacéis en el horno:

- Las alcaparras tendrán que estar bien escurridas y picadas

- La salsa de tomate debe estar bien reducida, es decir, con poco agua.

¿Quieres recibir Degustabox en casa? Te dejo un código descuento WHUK5 para que la primera vez tengas descuento y sólo pagues 9.99 .

Otras recetas de panes que te pueden interesar:

- Pan básico para el día a día

- Pan de aceitunas y pimientos del piquillo

- Pan integral con avellanas, pasas y jarabe de arce

Gracias por suscribirte, Un beso. Chus

Fuente: este post proviene de Para estar por casa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Musaka de atún con verduras

Como veréis llevo unos meses sin publicar receta y es que la frase "no me da la vida" me representa a la perfección últimamente. Pero claro, cuando tu pareja se mete a "faenar" en ...

Recomendamos