comunidades

Pechugas de pollo al Oporto



Ya os he dicho en varias ocasiones que mi casa a veces parece una pensión... que si los primos de tu primo que son amigos de un amigo que tuve en la guardería... pues vente a casa... que si un familiar de paso... pues vente a casa... y así hasta el infinito y más allá. Me encanta tener gente en casa y poder disfrutar de conversaciones, risas y momentos al rededor de la mesa.

Pero esto tiene un gran impedimento; si estoy cocinando no estoy en el meollo de las conversaciones, así que cuando viene alguien me decido por platos como el que hoy os presento, fácil, sabroso y resultón que además cuando lo sirves y dices "pechugas de pollo al oporto" y ves la cara de sorpresa de la gente sabes que has acertado sin que ni siquiera lo prueben.


El Oporto, ese vino tan rico de Portugal, puede sustituirse por un dulce tinto nacional, si lo tienes más a mano, por ejemplo una garnacha del Empordá o un monastrell de Jumilla, quedando igual o más sabroso incluso.

- INGREDIENTES:



2 pechugas de pollo
2 cebollas
2 vasos de vino Oporto tinto
Tomillo fresco
2 cucharadas de mantequilla
Aceite, sal, pimienta y perejil

Para acompañar
Pure de patata o arroz blanco

- ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 200º C

Salpimentamos las pechugas a nuestro gusto.

Las sellamos en una sartén con un poco de aceite, vuelta y vuelta, lo justo para cerrar los poros del pollo, pero que no coja color, ya que se terminará de hacer en el horno.

Cortamos las cebollas en juliana y la ponemos en una fuente para horno. Colocamos las pechugas ya selladas encima y añadimos el Oporto y un poco de tomillo fresco.

Metemos en el horno ya caliente durante 20-30 minutos (dependiendo del horno).

Sacamos del horno, dejamos reposar cinco minutos y cortamos en medallones.

La salsa y la cebolla restante la pasamos a una sartén y le añadimos un par de cucharadas de mantequilla. Mezclamos a fuego medio un par de minutos.

Servimos el pollo sobre una cama de puré de patata o arroz y salseamos con la reducción de Oporto y cebolla.

- MARIDAJE:

Un tinto elaborado con Garnacha es perfecto para potenciar los toques sabrosos y dulces de este plato.

- COSTE: barato.- DIFICULTAD: fácil.
- TIEMPO: 40 minutos.

- CALÓRICO: un plato único perfecto.

Fuente: este post proviene de Dviciobarcelona, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Llega el otoño y se nos llena la despensa de ingredientes maravillosos que huelen a morriña. La calabaza, los frutos secos, los boniatos y uno de mis favoritos, las setas. Por suerte ahora ya durante ...

El mundo de la gastronomía no se libra de la llegada de modas, algunas útiles y que llegan para quedarse por mucho tiempo, otras totalmente inútiles y que pegan un periodo de tiempo y se olvidan igual ...

Recomendamos