Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Super tarta de piña





Después de muchos meses sin poder publicar nada os traigo una receta que hice ayer coriendo para el cumple de mi hijo, se prepara en un momento pero es mejor dejarla de un día para otro para que coja cuerpo y se impregnen vien los sabores.

Hace unos días Patrica subió la Tarta Rivelle, una preciosidad de tarta que me sirvió de inspiración para darle forma a la mia, aunque como podreis comprobar son dos tartas bien diferentes, la suya es más bonita y sus fotos preciosas.



Para hacerla vamos a necesitar:
500 ml de nata (crema de leche) para montar

Un sobre de gelatina de piña

2 latas grandes de piña en su jugo

3 cucharadas soperas de azúcar

Una copa de ron

1 paquete de sobaos

250 ml de agua (o parte de agua y parte del jugo de la piña)

Cerezas en almíbar (opcional)






Abrimos las latas de piña, las pasamos a un colador y reservamos el jugo, dejamos un poco más de la mitad para bañar los sobaos.

Medimos 250 ml de jugo o agua, ponemos en un cazo y llevamos a ebullición, disolvemos el contenido del sobre de gelatina, dejamos que se enfríe hasta llegar a temperatura ambiente, trituramos 4 rodajas de piña hasta que queden bien finas y mezclamos con la gelatina, reservamos.

Buscamos un molde redondeado (yo usé el cuenco de la báscula de cocina, pude de ser un bol redondo grande o bien se puede hacer en un molde normal que no sea esférico) ponemos un papel film en el molde para que luego sea fácil sacar la tarta. Cubrimos con rodajas de piña y si queremos ponemos en el centro una cereza.

Añadimos al jugo de piña que teníamos reservado la copa de ron, mojamos los sobaos en el jugo y los colocamos de forma ordenada cubriendo las rodajas de piña.

Montamos la nata (crema de leche) con el azúcar (no debe quedar demasiado montada, pero tampoco liquida) con una lengua vamos añadiendo la mezcla de gelatina y piña, mezclamos con cuidado para que no se baje la nata (crema de leche), una vez que esté bien mezclada la volcamos sobre los sobaos, alisamos y cubrimos con más sobaos, tapamos con papel film y dejamos en la nevera de un día para otro (si hay mucha prisa se puede poner un par de horas en el congelador, pero no es una tarta helada)

Al día siguiente quitamos el film, damos la vuelta sobre un plato y terminamos de quitar el film que habíamos puesto al principio antes de poner la piña, decoramos con las rodajas de piña y cerezas en almíbar.





Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tarta de manzana alemana

Probando nuevas formas de hacer una tarta de manzana, esta además de ser visualmente diferente lo también de sabor y textura. Si tengo ocasión de hacerla de nuevo, le haré en un molde redondo y con al ...

Ensalada de brócoli y manzana con nueces

En casa hay división de opiniones con respecto al brócoli, a unos nos gusta y en cambio otros no lo pueden ni ver. Como a mí me gusta me gusta mucho intento hacerlo de tanto en tanto con nuevas receta ...

Supersopa de pollo

Porqué esta sopa es una super sopa, pues por varias razones, es muy pero que muy económica, es muy sabrosa, encima si la haces en la olla de cocción lenta la dejas toda la noche y por la mañana tienes ...

Etiquetas: DulcesPostresFrutas

Recomendamos