Hogar y Ocio Idea guardada 12 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Tarta de arroz con leche

El arroz con leche es uno de los postres más típicos de la gastronomía española, ¿quién no lo ha probado alguna vez? Hoy vamos a prepararlo de una forma especial. La tarta que os propongo, además de ser sencilla de elaborar y con ingredientes que todos tenemos en nuestras despensas, tiene un agradable sabor que a muchos os recordará al rico arroz con leche que vuestras madres o abuelas os preparaban de pequeños. Estoy segura de esta tarta os conquistará desde la primera cucharada, no dejéis de probarla.


 

INGREDIENTES:

300 gr. de arroz Dacsa

500 ml. de leche

500 ml. de nata (crema de leche) líquida

250 ml. de leche condensada

2 sobres de preparado para cuajada

200 gr. de galletas tipo napolitanas

1 rama de canela

la piel de un limón

110 gr. de mantequilla

canela en polvo (opcional para decorar)


ELABORACIÓN:

1. Derretimos la mantequilla y trituramos las galletas con un robot de cocina. Mezclamos ambos ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.

2. Forramos con papel para horno el fondo de un molde desmontable de 22 cm. de diámetro (trabamos el papel entre las dos piezas), y a continuación, lo cubrimos con la pasta de galletas alisando la superficie para que quede una capa compacta que será la base de la tarta. Reservamos en el frigorífico.

3. En una cazuela hervimos el arroz con agua durante diez minutos. Pasado este tiempo lo escurrimos.


4. De los 500 ml. de leche separamos un vaso y el resto la ponemos a calentar (fuego moderado)  con la nata (crema de leche), la leche condensada, la canela y la piel de limón. Cuando la mezcla rompa a hervir añadimos el arroz.

5. Pasados ocho minutos disolvemos el polvo para cuajada en el vaso de leche que habíamos reservado y lo añadimos al arroz (si utilizáis un colador mucho mejor, así os aseguraréis de que no quede ningún grumo). Removemos bien, y cuando esté a punto de hervir de nuevo y observemos que comienza a espesar lo retiramos del fuego. Quitamos la piel del limón y la rama de canela.

6. Recuperamos el molde que teníamos en el frigorífico y vertemos la mezcla. Dejamos que la tarta se enfríe completamente y la introducimos en el frigorífico al menos durante cuatro horas. La decoramos al gusto (en mi caso utilizando canela en polvo y una plantilla) y estará lista para consumir. Buen provecho!!!



Fuente: este post proviene de Hogar y Ocio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Truchas al horno con jamón

Con frecuencia me comentan que las truchas son un pescado con poco sabor y gracia, o bien, que ignoran la forma de hacerlas para que queden ricas. Existen muchas formas de cocinar la trucha y seguro ...

Bizcocho de limón

Se acerca el fin de semana, y como hemos sido muy buenos, nos merecemos un premio dulce. El mío será este bizcocho de limón, que es muy sencillito de preparar y queda muy rico. Junto a una taza de té ...

Crema de espárragos

Hoy vengo a proponer una crema de espárragos súper sencilla y rica. En su elaboración se utilizan espárragos de lata o bote, así que cualquier época es apropiada para hacerla y consumirla. Constituye ...

Fresas con leche

Qué contenta me pongo cuando consigo empezar la semana publicando alguna recetita rica. Más aún cuando se trata de un postre súper fácil y resultón como estas fresas con leche. Seguro que la mayoría y ...

Recomendamos