Blog de filomena Idea guardada 57 veces
La valoración media de 51 personas es: Excelente

4 desayunos que te darán fuerzas para 'comerte' el mundo

Empezar el día con buen pie depende en gran medida de nuestro desayuno. Madrugar no le gusta a nadie, es una realidad, pero un buen desayuno puede levantarnos el ánimo y darnos la energía suficiente para afrontar el día con fuerza y actitud. Haznos caso, si empiezas a asumir como propia la afirmación de 'el desayuno es la comida más importante del día' notarás la diferencia. 

Y lo mejor para reconciliarnos con él y convertir este pequeño rato en uno de nuestros favoritos del día es ir probando y variando, para dar con aquello que nos haga levantarnos con ganas de ir derechitos a la cocina. ¿Qué os parece si vemos algunas alternativas? 



¡Aprovéchate de los beneficios de los smoothies! 
Los batidos de frutas y verduras se han convertido en una alternativa muy demandada, pues de una forma fácil y rápida podemos dar con una combinación deliciosa y saludable. Además, no nos vale aquello de 'no me gusta', pues hay posibilidades para todos los gustos, tan solo hay que atreverse a mezclar y probar. 

Si te cuesta llegar a las 5 piezas de frutas y hortalizas diarias, los smoothies son tu mejor aliado. Así, en función del tipo de fruta empleada, estaremos aportando diferentes beneficios al organismo: 
- Los batidos verdes, hechos con pera, manzana, espárrago... ayudan a disminuir el colesterol. 
- Los hechos con frutas en tonos rojos y azules, como ciruelas, cerezas, frutos del bosque... ayudan a aumentar el flujo sanguíneo.
- Las frutas rojas tipo sandía, tomate, papaya... previenen las enfermedades cardiovasculares.
- Por último, los batidos naranjas, hechos con melocotones, naranjas, piñas... ayudan a mejorar el sistema inmunológico. 



¡Nada como los bizcochos caseros! 
Las prisas, el ritmo de vida acelerado... tienen un gran enemigo: la comida preparada. La falta de tiempo está íntimamente relacionada con el consumo de bollería y productos industriales, sobre todo en el desayuno. Sin embargo, su sabor nunca equiparará al de los bizcochos hechos en casa, ¿verdad? Por eso, desde aquí te animamos a dedicar un poquito de tiempo a preparar un bizcocho para toda la familia que, además, nos durará varios días. Además, también podemos aprovechar para incluir alguna fruta en la receta, ¡es una idea perfecta para los peques más reticentes a comerla! 

Las recetas son infinitas y seguro que en cada casa hay una tradicional, de las que nunca fallan. Sin embargo, hoy te proponemos este bizcocho de ciruela, hecho con los siguientes ingredientes: 

- 100gr de margarina. Podemos emplear Tulipán con mantequilla, un producto que combina los aceites vegetales con un 22% de mantequilla. El resultado es una margarina con mucho sabor, fácil de untar y con un 40% menos de grasas saturadas que la mantequilla.
- 125 gr de azúcar moreno.
- 75 gr de harina.
- 15gr de levadura.
- 200gr de almendra molida.
- 1cda de canela.
- 3 huevos.
- Zumo de limón.
- Ciruelas.
- Cerezas.



El placer de los desayunos clásicos
Si hay un desayuno tradicional por excelencia es el café con zumo natural (si es recién exprimido, mucho mejor) y tostadas. Pero nada de pan de molde, sino tostadas hechas de pan de barra, crujiente y sabroso. Para acompañarlo, hay quiénes prefieren recurrir a lo salado, con aceite de oliva virgen extra, tomate, un poco de jamón serrano... o algo mucho más fresco a partir de aguacate machacado, sal, pimienta y huevo. 



Sin embargo, la combinación ganadora sigue siendo la mantequilla y la mermelada. Así, una vez más recomendamos Tulipán con mantequilla que, como hemos dicho, combina las ventajas de la margarina y la mantequilla, con muchas menos grasas saturadas. 



En cuanto a la mermelada, ¿qué os parece si la hacemos casera y, además, muy saludable? Necesitaremos 250gr de fresas, 2 cucharadas de semillas de chia y 3 cucharadas de sirope de agave. 



Desayunos con 'súper alimentos'

En los últimos años se han puesto de 'moda' los llamados 'súper alimentos', cuya denominación se debe al gran número de propiedades que aportan. ¿De qué hablamos? Pues de productos como la avena, la chia o el trigo sarraceno. ¿Y cómo podemos incluirlos en el desayuno? Lo mejor es consumirlos acompañados de leches vegetales y fruta, consiguiendo una mezcla equilibrada. Así, hoy vemos la receta de un desayuno con avena: 

- En un cuenco ponemos copos de avena, y añadimos agua caliente.
- A continuación, añadimos manzana en trozos, almendras peladas, higos, semillas de cáñamo y un poco de canela.
- Por último, añadimos un poco de nuestra leche vegetal favorita. 



Ya tenemos muchas alternativas, así que ya sabes, levántate cada mañana con buena actitud, dedica un tiempo a tu desayuno y sal a 'comerte' el mundo. 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos