Jaleo en la Cocina Idea guardada 18 veces
La valoración media de 2 personas es: Muy buena

Cheesecake de Mango, ¡he vuelto!

Sé que llevo mogollón de tiempo si pasarme por aquí. He decidido que mi vuelta sea con esta fantástica tarta de queso y mango o cheesecake de mango que preparé este año por mi cumpleaños (sí, llevo un poco tarde: fue el 19 de julio). Espero que os guste porque es una tarta muy fresca y deliciosa, perfecta para el verano. ¡Disfrutadla!



Me encanta la textura que tiene esta tarta. Normalmente sabéis que hago las tartas de queso de horno, pero esta en frío está deliciosa. Creo que me voy a animar a hacer más recetas de tarta de queso en frío, sin necesidad de pasar por el horno, porque el resultado es muy fresco y delicioso. ¡Este os va a encantar!



Me apetecía hacer una tarta con frutas para mi cumpleaños y como el mango es una de mis frutas favoritas y ahora es fácil encontrarlo, me anime a hacerla con esta fruta. La verdad es que podéis hacerla con otras rutas que tengáis a mano, como el melocotón o la piña... Se me hace la boca agua con solo proponer algunas opciones diferentes.



Le ha dado un toque de frescura mayor al que ya de por sí tiene la tarta de queso fría. Además he evitado glaseados, para darle un toque más sano, y la he acompañado de trozos de frutas, en este caso de mango y naranja, las dos protagonistas de la tarta. Creo que le dan un toque fantástico. ¡Os dejo la receta y espero que os guste!


Cheesecake de Mango


Dificultad: Fácil

Raciones: 12

Etiqueta: Cheesecake, Postre

          160 gr de galletas digestive

          60 gr de mantequilla
          400 gr de queso crema tipo Philadelphia
          350 ml de nata (crema de leche) para montar
          60 ml de leche
          8 hojas de gelatina neutra
          80 gr de azúcar
          Dos mangos
          Una naranja

- Engrasamos bien un molde de unos 20cm de diámetro.- Picamos las galletas hasta conseguir trozos pequeños, que no polvo.

- Derretimos la mantequilla y la añadimos a las galletas trituradas. Mezclamos bien y extendemos la mezcla por la base del molde. Metemos en la nevera.

- Llenamos un cuenco con agua fría y añadimos las hojas de gelatina. Dejamos en remojo durante 5 minutos.

- En un cazo calentamos la leche hasta que hierva. En el momento que hierva, retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina. Revolvemos bien para que se disuelvan.

- Montamos la nata (crema de leche), hasta que esté semimontada. No hace falta montarla del todo.

- En un bol mezclamos bien el queso con el azúcar, hasta que esté todo bien unido. Añadiremos entonces la leche con la gelatina deshecha y revolveremos hasta conseguir una crema homogénea.

- Añadimos el zumo media naranja y un mango y medio triturado.

- Añadimos entonces la nata (crema de leche) y revolvemos bien haciendo movimientos envolventes hasta que esté bien mezclado. Reservamos.

- Añadimos el relleno al molde.

- Metemos en la nevera y dejamos enfriar por lo menos ocho horas. Yo las suelo hacer la noche anterior y las dejo toda la noche.
- Servimos en frío acompañada de cubos de mango y cortes de naranja.


¡A disfrutar!

Fuente: este post proviene de Jaleo en la Cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos