comunidades

Cómo hacer cuajada casera paso a paso

¿Siempre te han gustado las cuajadas caseras pero nunca te has animado a prepararlas? Eso es precisamente lo que nos pasaba a nosotros hasta que descubrimos lo fácil que es hacer cuajada en casa. Además, puedes añadirle multitud de ingredientes dulces para darle un toque de sabor adaptado a tus gustos.

Si quieres conocer la receta de cuajada casera, a continuación te contamos todo lo que necesitas saber para que este postre te salga de escándalo. ¡Manos a la obra!

¿Cómo se hace la cuajada?

Aunque puedes encontrar cuajadas en la sección de refrigerados de los supermercados, la preparación de este postre es tan sencilla, rápida y agradecida, que merece la pena elaborar esta receta de forma casera.

En el caso de que vivas en localizaciones rurales donde puedas tener acceso a leche fresca de oveja, te será muy fácil elaborar unas cuajadas deliciosas gracias al potente sabor de este tipo de leche. No obstante, si vives en zonas más urbanas también puedes comprar leche fresca de oveja en cualquier gran superficie. Sea cual sea tu localización, no tienes excusa para preparar una deliciosa cuajada casera con nuestra receta.

Antes de comenzar con la receta de la cuajada casera, es importante que sepas que para que esta receta te quede bien necesitarás contar obligatoriamente con leche fresca de oveja, que podrás encontrar ya refrigerada y que tiene una caducidad aproximada de unos 4 días. No podrás utilizar la leche que viene en tetrabrik, pues la leche correcta para elaborar cuajada casera debe estar pasteurizada pero no uperisada.

Además, para ofrecer una presentación más auténtica de la cuajada, como la de la receta tradicional, te recomendamos contar con los típicos recipientes de barro en los que suele servir este postre.  Si te gusta darle un toque más moderno a este postre tradicional, también puedes presentarlo en vasitos de vidrio o bowls de cerámica.

como hacer cuajada


Ingredientes para hacer cuajadas caseras

Para elaborar este sencillo postre, tan sólo necesitarás contar con 4 ingredientes:

1 L de leche fresca de oveja.

7 cucharadas soperas de leche en polvo.

5 gotitas de cuajo líquido por cada recipiente.

Pizca de sal.
¿Te preguntas dónde puedes comprar el cuajo? El cuajo es un producto que encontrarás de venta en las farmacias a través de dos formatos diferentes: en polvo o en tarro con formato líquido. A nosotros particularmente nos gusta más utilizar el cuajo líquido, ya que viene en un envase con pipeta. Para nosotros este formato es mucho más práctico ya que con la pipeta manejamos mejor las cantidades a añadir en nuestra receta y manchamos menos. Con el botecito de cuajo que compres, te garantizamos que tendrás para hacer más de 100 cuajadas.

Si ya tienes todos estos ingredientes, ahora es momento de comenzar con la receta de la cuajada casera.



¿Cómo hacer cuajada casera?

Los pasos que deberás seguir para hacer cuajada en casa son súper sencillos y te los detallamos a continuación. Con esta receta de cuajada casera, tendrás este postre listo en unos 10 minutos. 

En primer lugar ponemos la leche fresca en una cazuela (sin llevarla al fuego) a la que añadimos las 7 cucharadas soperas de leche en polvo. Mezclamos bien, hasta que la leche en polvo se haya disuelto por completo y no queden grumos. Añade la pizca de sal.

A continuación llevamos la mezcla al fuego y calentamos (a fuego medio) hasta que alcance una temperatura aproximada de 50ºC. Si no tienes termómetro, podrás guiarte por el momento en que la leche comience a humear y a formarse una espumilla en la superficie.

Echamos 5 gotitas de cuajo en el fondo de cada tarro y vertemos la leche. Nosotros llenamos los tarros a 1/3 de su capacidad.

Dejamos reposar (tapando cada tarro con papel film) unos minutos hasta que la cuajada se enfríe. Notarás que a los pocos minutos la cuajada comienza a solidificarse. Posteriormente, introducimos  los tarros en el frigorífico.
fresas cortadas


Si quieres acompañar estas cuajadas caseras con algún ingrediente extra, puedes hacerlo con frutos secos, fresas caramelizadas (cómo lo hacíamos en esta receta de yogur), arándanos, kiwi, membrillo, miel o algún tipo de mermelada casera. ¡Te chuparás los dedos!

Cuéntanos con qué te gusta acompañar las cuajadas caseras y qué te ha parecido nuestra receta en el hilo de comentarios de este post. ¡Estamos esperando tus opiniones!

¡Buen provecho!

Fuente: este post proviene de HOYTAPEO, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La pizza con pera y queso gorgonzola es una de nuestras pizzas favoritas. Aunque la combinación de ingredientes está fuera de lo común y a priori esta mezcla te pueda resultar extraña, te aseguramos q ...

Hacer aceite picante y emplearlo en tus platos resulta una alternativa perfecta para aquellos que busquen dar un toque de rock&roll a muchas de sus recetas de cocina en las que se emplee el aceite. Po ...

El milhojas de crema es nuestro postre favorito. Tanto es así que siempre que vamos a comer a un  restaurante y vemos que en su carta de postres aparece el milhojas, no podemos resistirnos a pedirlo y ...

Recomendamos