Idea guardada 5 veces
La valoración media de 4 personas es: Buena

Esfera con mousse de chocolate y pistacho

Esfera con mousse de chocolate y pistacho

Esfera con mousse de chocolate y pistacho, bañada con un brillante glaseado de chocolate negro, sobre una base de pistachos picados. Esta es la descripción del postre que vamos a preparar hoy. Buenos días a todos chicos, 1 de septiembre ya, ¿¿como lo lleváis??
Comenzamos nuevo mes con nueva receta, un postre muy fácil de hacer, aunque no lo parezca. Dos tipos de mousse, una de chocolate y otra de pistachos, que podéis variar a vuestro antojo, y buscar la combinación que más os guste, hasta aqui fácil eh?? Después solo tenemos que montar las esferas intercalando los dos sabors y bañarlas en un glaseado de chocolate brillante, decorarlas a nuestro gusto y a disfrutar. Es un postre que para mi gusto queda muy bonito y elegante, que va a dejar a todos con la boca abierta, ya veréis!!
Vamos con la receta.

Esfera con mousse de chocolate y pistacho


Ingredientes

Para la mousse de chocolate

200 ml Nata (crema de leche) líquida

150 g Chocolate (70-75 % cacao)

3 Hojas de gelatina

2 claras de huevo

30 g Azúcar
Para la mousse de pistacho

75 g de Pasta de pistachos

200 ml Nata (crema de leche) líquida

2 Hojas de Gelatina

2 Claras de huevo

30 g Azucar
Para el glaseado brillante de chocolate

120 ml Nata (crema de leche) líquida (35 % materia grasa)

180 g Azúcar blanquilla

145 ml Agua mineral

60 g Cacao puro

6 g de hojas Gelatina neutra
Esfera con mousse de chocolate y pistacho
Como hacemos la mousse de chocolate

Ponemos las hojas de gelatina en agua fría para que se ablande.

Reservamos a parte unas dos o tres cucharadas de nata (crema de leche), las suficientes para diluir después la gelatina en caliente.

En un bol montamos el resto de la nata (crema de leche), no es necesario que esté muy firme. Reservamos.

Por otro lado montamos las claras de huevo y cuando ya estén a punto de nieve añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta obtener un merengue firme.

Fundimos el chocolate al baño María removiendo con una espátula y evitando que hierva para que no se queme el chocolate. Retiramos del fuego. Calentamos en un cazo las cucharadas de nata (crema de leche) que hemos reservado al principio y añadimos en ella la gelatina bien escurrida, removemos hasta que se disuelva y se la incorporamos al chocolate fundido. Mezclamos bien hasta que se integre por completo.

Añadimos la nata montada (crema de leche) poco a poco mezclandola con movientos envolventes y seguidamente incorporamos el merengue.

Reservamos un poco de mousse (luego veréis porque) y el resto lo ponemos en unos moldes con forma de semiesferas grandes, de unos 7 cm. de diámetro, dando unos golpecitos para que se asiente la mezcla, y alisando después la parte de arriba para que nos quede bien lisa. Dejamos enfriar y lo metemos en el congelador.

Como hacemos la mousse de pistacho

Ponemos la gelatina en agua fría para que se ablande.

En un bol mezclamos la pasta de pistacho con 3 cucharadas de nata (crema de leche) líquida para obtener una crema lisa. Reservamos.

Montamos el resto de la nata (crema de leche). Montamos tambien las claras de huevo con el azúcar hasta conseguir un merengue firme. Reservamos.

En un cazo al fuego derretimos la gelatina con un pelín de agua hasta que se deshaga por completo. Se la incorporamos a la crema de pistacho, añadimos suavemente la nata montada (crema de leche) y por último las claras montadas.

Disponemos los moldes de semiesferas y hacemos el mismo procedimiento que hemos hecho con la mousse de chocolate.

Como hacemos el glaseado brillante de chocolate

Ponemos la gelatina en agua muy fría, suficiente para que la cubra y la dejamos unos minutos para que se hidrate y ablande.

Por otro lado, en un cazo hervimos la nata (crema de leche) líquida con el azúcar y el agua. Agregamos a continuación el cacao en polvo y cocemos hasta los 103º C. Nos ayudamos de un termómetro. (importantísimo respetar las temperaturas)

Retiramos del fuego y dejamos enfriar a 60º C. En este momento añadimos la gelatina bien escurrida, removemos hasta que se disuelva completamente. Dejamos reposar para que se enfrié. Utilizar a 30ºC.

Acabado y presentación

Desmoldamos con cuidado las semiesferas de mousse que tenemos en el congelador, unimos las de mousse de chocolate con las de mousse de pistacho para obtener así una esfera entera de dos colores. Para que se queden bien pegadas unas con otras, ponemos entre medio un poco de la mousse de chocolate que hemos resevado antes ¿os acordáis? Introducimos de nuevo en el congelador unos 15-20 minutos.

Las colocamos sobre una rejilla con un recipiente debajo. Con la ayuda de un cucharón, bañamos las esferas con el glaseado de chocolate a 29-30º C hasta que estén completamente cubiertas. Guardamos en la nevera hasta que se descongelen.

En el momento de servir, preparamos los platos de postre y ponemos en el centro de cada plato una base ligera de pistachos picados, y ayudándonos de dos tenedores, vamos colocando cada esfera en su plato, servimos.

Ettore Cioccia

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pan casero de queso cheddar.

Ingredientes para 6 comensales500 gr. harina de fuerza,325 ml. agua,2 cucharaditas levadura seca de panaderia,1/2 cucharadita sal,300 gr. queso cheddar 1ª Elaboración: En un bol esparcir la lev ...

Bogavante con lechuga de mar, aguacate y mango

Ensalada de bogavante sobre lechuga de mar, con mousse de aguacate, emulsión de frambuesas y vinagreta de mango ¿Cómo lo veis? Es de esos platos que me gusta hacer de vez en cuando, los que me seguís ...

Recomendamos