Tapitas y postres Idea guardada 21 veces
La valoración media de 21 personas es: Excelente

Juego de blogueros 2.0: cestitas de coliflor y huevo

 


La gente le tiene cierta mania a la coliflor.

  Es normal, es una verdura que cocinada produce un olor desagradable...pero al margen de eso, la coliflor nos puede dar mucho juego.

No estoy muy segura, pero creo que una gran parte de mis recetas con verduras incluyen coliflor: migas de coliflor, tortillitas de coliflor, pizza de coliflor... como veis hay variedad en el blog.

Por eso cuando este mes salió elegida la coliflor como ingrediente del reto de Juego de blogueros, pensé que no se me ocurriría nada nuevo con esta verdura.

Estuve curioseando por internet, y encontré esta receta en la página colsalud y me pareció perfecta para hacerlas. Como es habitual en mi cuando versiono una receta la modifico a mi gusto, ya sea añadiendo o quitando ingredientes o aumentando o disminuyendo cantidades.

En este caso he cambiado algún ingrediente y he añadido otros. Espero que os guste el cambio.

  INGREDIENTES:

500 gr de coliflor
75 gr de queso emmental
1 huevo
50 gr de taquitos de jamón serrano
1/2 cucharada de ajo en polvo
1/2 cucharada de cúrcuma
1 pellizco de pimienta
1 pellizco de sal
12 huevos de codorniz
perejil seco

PREPARACIÓN:
  Usaremos la thermomix para todo el proceso, pero se puede hacer igualmente con una batidora o picadora eléctrica.

Comenzamos cortando el queso a trozos y picándolo 5 segundos a velocidad 8. Lo reservamos.

Lavamos la coliflor y le quitamos las hojas y los tallos. Dejamos los arbolitos. Ponemos medio kilo aproximado de coliflor en el vaso de la thermomix y la picamos 5 segundos a velocidad 5. Sacamos y ponemos en un recipiente apto para el microondas. La cocemos a máxima potencia (en mi microondas son 800 watios) durante cinco minutos. Debemos dejarla tierna pero al dente. Id calculando en vuestro horno cuanto tiempo necesitáis, si es necesario empezad con menos tiempo y vais añadiendo un minuto si no está a vuestro gusto. Si notáis que sale con liquido, la ponemos sobre un colador para que suelte todo el liquido posible. Apretamos para escurrirla bien.

Dejamos que se enfrie por completo. La volvemos a poner en el vaso de la thermomix y agregamos el queso rallado, el huevo, el jamón y las especias. Trituramos otra vez 30 segundos a velocidad 5.

Sacamos la masa y la ponemos en un bol. Precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo.

En un molde de mufiins o magdalenas (preferiblemente de silicona) ponemos una cucharada grande de masa, apretamos por las paredes y el fondo haciendo que tome forma de cesta. hacemos esto rellenando todos los huecos del molde. A mi me salieron unas doce cestitas.

Horneamos unos 20 minutos, hasta que notamos que se va dorando. Si notáis el centro más blando que las paredes, ponemos calor solo arriba. De todas maneras, no esperéis que salgan crujientes del horno, es una masa blanda.

Una vez horneadas las cestitas, sin apagar el horno, sacamos el molde y cascamos un huevo de codorniz en cada una de ellas. Volvemos a hornear otros diez o quince minutos, hasta que el huevo esté a vuestro gusto de cuajado. Espolvoreamos un poquito de perejil seco encima.

Dejamos enfriar dentro del molde y las sacamos con cuidado. Es un producto tierno, no queda crujiente pero se puede comer con la mano.

Trituramos el queso.


Lo reservamos.


Ahora hacemos lo mismo con la coliflor hasta dejarla en forma de migas o arroz.


Ponemos la coliflor en un recipiente apto para el microondas y cocemos durante unos cinco minutos. Escurrimos el liquido que pudiera salir y dejamos enfriar.



Ponemos la coliflor cocida en el vaso de la thermomix, con el queso, jamón, huevo y especias. Trituramos otra vez.


Sacamos la mezcla a un recipiente.


En un molde de muffins ponemos una cucharada grande de la masa y acomodamos por el centro y las paredes formando las "cestitas". Yo he usado un molde de silicona, en los de metal incluso engrasandolos se pegaba, por lo que es mejor usar silicona. Horneamos.



Y pasados unos 20 minutos aproximadamente, sacamos el molde con cuidado de no quemarnos y cascamos un huevo en cada cesta. Le espolvoreamos una pizca de sal y al horno otra vez.



Y dejamos enfriar antes de desmoldarlas. Así de monas quedan.


Un bocadito delicioso que no sabe a coliflor, por si os produce rechazo esta verdura.


   

   

Fuente: este post proviene de Tapitas y postres, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pollo a la portuguesa

Os hablaba hace unos días de el menú que degustamos en casa de mi amiga Elena, Ya os dejé el paté de tomates secos, una exquisitez que espero que hagáis. Pero hoy os traigo el plato principal, la rece ...

Pastel de flan y magdalenas

Desde siempre en mi casa se hacían las natillas y los flanes con el preparado en polvo de la marca Potax Nos gustaba mas esa textura densa que da esta marca en contra de la otra marca comercial que de ...

Lasaña blanca de pollo

Lo de lasaña blanca es el título que le ha dado mi hijo a este plato. Porque al contrario que la lasaña a la que él está acostumbrado no tiene el característico color rojo del tomate. En realidad, l ...

Bretzels

No se realmente como se escriben estos bollitos alemanes, bretzels o pretzels. Quizá dependa de la zona donde se consumen, porque estos bollos salados tienen su origen en la gastronomía alemana pero l ...

Etiquetas: entrantes

Recomendamos