comunidades

La merienda perfecta: limonada casera y bollos

Mediodía, julio y un calor del demonio. No estás muy seguro de ello pero te apetece mucho un buen bollo, quizá de chocolate o a lo mejor de vainilla. A lo mejor incluso de limón, pero con este calor, ¡es una locura encender el horno! No pasa nada, la solución es muy fácil: lo único que hace falta es algo fresquito para acompañar esta tarde a ese maravilloso bollo que tienes en mente: una limonada casera.

Hacer limonada parece sencillo: exprimes limones, echas agua, azúcar y listo. Bueno, pues no. Las películas americanas no te lo cuentan, pero hay que hervir el agua para que el azúcar se disuelva bien y además es difícil encontrar el punto perfecto para contrarrestar la amargura de los cítricos. Cuando estuve en Budapest descubrí el truco para hacer limonada y asegurarme de que no fuese como chupar un limón sin nada. Y ese truco es añadirle una fruta diferente, pero no una cualquiera, no. Tiene que ser una específica, ¿quieres saber cual? ¡Descúbrelo! (Porque no me estoy refiriendo a esa lima que se ve flotando en la jarra de la foto ¿eh?)

Imagen 0


Ahora la parte del bizcocho. Por si todavía no tienes pensado de qué hacerlo, los ingredientes para un bollo de limón con vainilla aromatizada (todo para aprovechar los cítricos) son los siguientes:

185gr. de azúcar blanco
185gr. de harina
Una cucharada sopera de extracto de vainilla
Una cucharada sopera de levadura
Un pellizco de sal
3 huevos medianos
2 cucharadas soperas de aceite
3 cucharadas soperas de leche
Ralladura de limón

Y puedes añadirle cualquier cosa. Frutas, chips de chocolate... La última vez yo lo hice con cerezas (ahora que es temporada, hay que aprovechar). Échale un ojo a la receta ahí tienes todos los pasos que hay que dar dependiendo de la fruta que utilices. Y ya sabes, comparte el resultado y si tienes cualquier duda escríbeme en Facebook o dejando un comentario en mi blog.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos