Con tu Pan te lo Comas Idea guardada 216 veces
La valoración media de 169 personas es: Excelente

Mejillones a la marinera



Mejillones a la marinera


Son incontables los platos a la marinera que podemos encontrar en cualquier libro de cocina, revista o simplemente navegando por Internet, porque lo de la marinera tiene tantas versiones como cocineros. Lo único que tienen en común es el uso de pescado o marisco, de manera que cuando escuchamos a la marinera es obvio que lleva productos del mar, pero luego cada cual le da su toque.
Encontramos salsas con tomate o sin él, con un toque picante, con azafrán, etc. Existen arroces a la marinera, pasta a la marinera, patatas a la marinera y por supuesto almejas o mejillones a la marinera... viendo tantas recetas diferentes se puede pensar que cualquier receta que lleve un poco de marisquito y una salsa, acaba llamándose a la marinera .

No sé dónde he leído que en Bélgica la ración habitual de mejillones es de 1 kg. por persona. Si esto es verdad supongo que los comprarán limpios porque para una familia de cuatro o seis personas tendrían que levantarse de madrugada a limpiar mejillones, a un kilo por barba...
Para nosotros 1kg. es una cantidad adecuada para tres o cuatro personas porque desde luego no lo consideramos plato único sino como aperitivo o entrante, aunque yo a veces hago un poco más de salsa y los pongo con espaguetis, y entonces no se come nada más.
De cualquier manera esta es mi receta de mejillones a la marinera, una receta que pide pan en cantidades industriales.

Ingredientes:
- 1 kg. de mejillones
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo italiano
- 4 cucharadas de tomate triturado
- 1/2 vasito de vino blanco
- 1 cucharadita de pimentón
- 1 hoja de laurel
- perejil picado
- 1/2 vasito de agua
- aceite de oliva
- sal

Elaboración:
1. Se abren los mejillones con medio vasito de agua en una cazuela a fuego vivo. Una vez abiertos los retiramos a un recipiente y se cuela el caldito que utilizaremos en la salsa. No lo tires!



2. En una cazuela amplia se ponen un par de cucharadas de aceite y se pochan los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento rojo, todo bien troceadito.
3. Cuando veas que el sofrito está casi pochado se añade el pimentón (dulce o picante al gusto) y se rehoga rápidamente solo un par de vueltas para que no se queme. En seguida añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol un par de minutos.
4. Ahora añadiremos el tomate triturado, sal, la hoja de laurel y el caldito que reservamos de los mejillones.
5. Tapamos la cazuela, bajamos el fuego casi al mínimo y dejamos que se haga la salsita tranquilamente por lo menos media hora.



6. Cuando la salsa esté hecha incorporaremos los mejillones, a los que habremos quitado una de las conchas, y los dejaremos dentro de la salsa pero solo para que se vuelvan a calentar. También añadiremos un buen puñadito de perejil picado, y en un par de minutos los retiramos del fuego.



¡¡De toma pan y moja!!



Nota: Si quieres una salsa un poco más ligada le añades una cucharada rasa de harina antes de ponerle el tomate y el caldito de los mejillones.
¿Te apetece ver otras recetas fáciles con mejillones?

Mejillones en escabeche

Mejillones a la vinagreta

¡¡Nos vemos la semana próxima!!
También puedes seguirme en Facebook , Twitter y Google+

Fuente: este post proviene de Con tu Pan te lo Comas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pollo a la miel

¡Qué ganas tenía de sacar esta receta! No lo puedo evitar, me encanta la comida china y me encanta cocinarla a mi manera, con ingredientes que todos podemos tener en casa o comprar en el súper. Se sue ...

Mermelada de calabaza

Ha pasado Halloween y también la sobredosis de calabazas. Los que me seguís desde siempre sabéis que me tira para atrás la comida con aspecto repugnante que se lleva en estas fiestas, no puedo con los ...

Pudin de naranja (microondas)

Lo mejor que tienen los pudines es que con muy pocos ingredientes sale un postre riquísimo y barato, con la ventaja de que aprovechamos el pan duro. Si encima lo hacemos en el microondas además es ráp ...

Sepia con guisantes

La sepia con guisantes, además de ser un plato menorquín muy popular (sípia amb fesols), es una receta a tener muy en cuenta porque no damos la suficiente importancia a la fibra en nuestra dieta, y lo ...

Recomendamos