comunidades

Pizza casera Frutti di mare

Una de las pizzas con marisco más populares es la Pizza Frutti di Mare. Italia es el país de la pizza por excelencia, aunque una delicia como esta es normal que se haya extendido por muchos otros países. En España estoy segura de que forma parte de nuestra dieta habitual en muchas casas. Existen muchas variedades y combinaciones, muchas de las cuales sorprenden por su gran originalidad.

Las pizzas preparadas están ricas, pero cuando hacemos la masa en casa, la receta sube de nivel, pues la experiencia en el paladar es mucho más jugosa, sabrosa y agradable, gracias a esa masa esponjosa y crujiente recién hecha.

La pizza Frutti di Mare italiana suele prepararse con ingredientes del mar fáciles de encontrar: mejillones, almejas, calamares, camarones... En esta ocasión los ingredientes que he incorporado difieren un poco de la auténtica pizza italiana, pero mantiene la esencia del mar: anchoas, salmón, gambas...

Con esta receta participo en el Concurso de Mil Ideas Mil Proyectos que cumple 6 años en activo, un blog en el que encontrarás una gran cantidad de recetas hechas con mucho cariño por su autora Sofía. El concurso que ha organizado para celebrar este tiempo de esfuerzo y dedicación, que conocemos muy bien todos los que nos dedicamos a este mundo, se basa en replicar una de sus recetas. Me ha costado mucho decidirme por alguna, pero finalmente, esta pizza marinera me ha llamado la atención y me apetecía mucho elaborar una masa de pizza casera, que hacía mucho tiempo que no cocinaba ninguna. A ver si gano alguno de los 3 premios que hay, la verdad es que me haría mucha ilusión :)

He de decir que he hecho un par de cambios de la receta original: en lugar de palmito he puesto surimi y además he añadido unas gambitas, porque en mi casa ¡nos encantan!

La masa de pizza que nos propone Sofía es muy fácil y rápida de hacer, sin apenas amasado, pero si tenemos panificadora, podemos recurrir a ella para que nos haga todo el proceso. ¡A mi me encanta utilizarla para este tipo de elaboraciones! Si queréis que os deje la receta de cómo hacer la masa de pizza con panificadora, estaré encantada de detallarla en otra entrada ;)

También podemos hacer nuestra versión de masa sin gluten, cambiando la harina, por ejemplo, la Harina Schar da muy buen resultado.

Con estas cantidades nos saldrá para 3 pizzas, pero podemos guardar la masa en la nevera en algún pote hermético para utilizar otro día, o bien podemos dejar la masa preparada y extendida, incluso con los ingredientes encima y congelarla, de este modo sólo tendremos que hornearla el día que nos apetezca.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes para la Masa

525gr. harina de fuerza

340gr. agua templada

20gr. aceite de oliva

25gr. levadura fresca o seca (de panadería)

11gr. sal
Ingredientes para el relleno (cantidades al gusto)

Tomate Frito o natural para pizza (yo utilizo el delicioso Mutti)

Mozzarella

Anchoas

Salmón ahumado

Surimi (o, como alternativa, palmitos)

Gambas peladas

Cherries

Olivas

Orégano

Mezclamos la levadura con el agua templada hasta que se disuelva.

Añadimos el aceite, la harina y la sal. Mezclamos bien.

Dejamos reposar la masa unos 15 minutos. Pasado el tiempo, la amasamos un poco, dándole una o dos dobleces y la dejamos reposar 5 minutos más.

Dividimos la masa en 3 porciones y reservamos 2 de ellas en la nevera para otro día.



Sobre un papel de horno extendemos la masa dándole la forma redonda con las manos (podemos hacerla rectangular también).



Untamos la base de la pizza con tomate triturado o frito y le añadimos la mozzarella. Finalmente incorporamos encima todos los ingredientes, troceados y repartidos a nuestro gusto.



Cocinamos en el horno, previamente calentado, a unos 250ºC durante unos 3 o 5 minutos. Hasta que la masa esté cocida y la mozzarella fundida. Ya sabemos que los tiempos pueden variar en función de cada horno. Yo la he tenido un poco más rato, a menos grados, unos 230ºC y en la tercera regleta del horno.

Retiramos, servimos ¡y a disfrutar!
Sofía nos propone sazonar la pizza con pimienta y aceite de oliva (AOVE). Creo que es muy buena idea, pero si queréis darle todavía más intensidad aromática, podemos utilizar algún aceite especiado: a la pimienta, al ajo, a la trufa, a la albahaca...

Las gambitas, podemos saltearlas previamente con ajo para darle un toque más sabroso.

¡Aquí tenéis un trocito de esta sabrosa y crujiente pizza! Si te gusta y apetece, comparte la receta en tus redes sociales y si eres tan amante de la pizza como yo y mi marido, me encantará saber cuál es tu favorita: dímelo en los comentarios :)



Ah, por cierto...el cortapizzas de las fotos es nuevo, lo compré hace poco y va muy bien, porque es más grande de lo normal, así a la vez que cortas una porción la puedes servir a modo de espátula

Con esta receta participo en el concurso 6º aniversario Mil Ideas Mil Proyectos

Fuente: este post proviene de RecetarioSano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nuggets de coliflor al horno

Estos nuggets son una estupenda manera de introducir la verdura en los niños, que suelen ser más reacios a ciertas texturas y sabores. Aunque también son ideales para adultos. De hecho son ideales par ...

Salmón a la naranja

Hace ya unos días recibí la buena noticia de formar parte de unos de los muchos proyectos que llevan a cabo en Trnd, una comunidad online en la que se da a conocer una gran cantidad de productos. En e ...

Cogollos de lechuga rellenos de atún

Si queremos una aperitivo sabroso y rápido de hacer sin duda este es uno de ellos, además de ser una manera de incoporar verdura cuando vienen invitados y quedar bien, pues visualmente es bastante ape ...

Ensalada dúo

Las ensaladas en verano son ideales porque es algo fresquito que con estos calores apetece mucho. Lo mejor de todo es que son tan versátiles que casi siempre podemos añadirles los ingredientes que más ...

Etiquetas:

Recomendamos