Idea guardada 9 veces
La valoración media de 6 personas es: Excelente

Sardinas Asadas Al Horno & Picadillo



Que siiiiii, que ya se que hace años que no comes sardinas en casa, por la "peste" tan estupenda que van dejando por todas partes.
Y es que ellas son así, te compras unas cuantas frescas en el mercado porque las ves mirándote con cara de frescas, y no hay forma de que pasen discretamente por tu vida, se encargan de airearlo a los cuatro vientos.
Se entera la familia, tus vecinos, el gato del quinto izquierda y cualquier inocente que ese día se deje la ventana abierta, porque son escandalosas y no lo pueden evitar. ¡¡¡Pero qué ricas están!!!
       


No, no se admiten comparaciones con comerlas al lado de la playa, en el chiringuito  hasta la bandera de gente; o en un espeto en la costa malagueña, pero el que no se consuela es porque no quiere, y ya os digo que como hoy os enseño,  están para chillarle de ricas.
           


Casi nadie en casa las quiere, porque tienen espinas, qué pesados son ¿pero qué queréis que tengan, si son pescados? pues lo normal es eso, espinas.
Las mías de hoy son de tamaño XXL, las pescó uno de mis hiijo hace unos días. Nunca las vi tan grandes hasta ese momento. Y claro, yo sola, imposible darle fin a todas. Así que las limpié y congelé abiertas, pero sin quitar escamas para no dañar la piel al cocinarlas.
        


Y aunque hace años que las hago en papillote en la sartén, cuando vi las de mi querida amiga SONIA { COCINANDO VOY RECETANDO VENGO } hechas en el horno, me quedé con la copla.
Ella aseguraba que no olía nada de nada y encima te quedaba una rica salsa para mojar. Sin pensarlo, tenía un triángulo perfecto: Sardinas, Salsa y Sin olores.


     
                                              ¡¡¡¡¡¡ FUNCIONA !!!!!!
Así que ya puedes mirarlas con otra cara cuando las veas en el mercado. Te las llevas a casa, y os aseguro que nadie se entera de las ricas sardinas que os estáis comiendo. Ya podéis recuperar el tiempo perdido.
Y para acompañarlas nada mejor que un rico Picadillo.
       


 ¿No lo habéis probado nunca? pues en el sur de la península que es donde yo lo comí siempre, bien fresquito, es un complemento perfecto para cualquier comida veraniega.
No es más que una reunión de tomates, cebollas, pepinos y pimientos, en trozos muy pequeños, con su buen aliño de aceite virgen, sal y vinagre.
Os prometo, que de verdad, es una conjunción difícil de superar.


Hoy comí como una reina, con productos de temporada. Esas sardinas que ya empiezan a llegar, esos tomates, con sabor a tomates de verdad, y esa salsa con sabor a limón, que no sabéis cómo he tenido que atarme las manos para no coger la barra de pan y dejar bien limpia la bandeja del horno.
                          Y ahora vamos al lío, aunque de lío tiene hoy bien poco.








Tan sencillo como poner aceite en una bandeja apta para horno, añadir los ajos bien picaditos, a continuación colocamos las rodajas de limón, y sobre éstas el pescado. Terminamos con un hilo de aceite sobre las sardinas, una poca de sal marina y pizca de pimienta negra molida.
Llevamos al horno precalentado a 200º, calor arriba y abajo y entre quince y veinte minutos, estarán listas para disfrutarlas.
    




 




 Casi sobran las explicaciones, pero bueno, por dejarlo todo bien claro. Cortamos las verduras muy, muy pequeñas y las mezclamos en un cuenco. Lo llevamos a la nevera hasta el momento de servir.
Antes de presentarlo a la mesa, aliñamos y servimos en platos individuales. Lo más cómodo es comerlo con cuchara.


                               Y eso es todo amigos, hasta la semana que viene.
Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Medallones de solomillo de cerdo

Voy a despedir el mes de Agosto con un rico Solomillo de Cerdo.Dentro de unos días tengo una celebración en casa. Y como quiero que cuando llegue el turno de la carne, dejen los platos bien limpios y rebañados, prepararé unos Medallones de Solomillo como éstos.El solomillo es una pieza especial, sabor suave, carne jugosa y ternura extraordinaria. Se presta a innumerables preparaciones y combina bi ...

Tarta mousse de queso kéfir {con azúcar de abedul}

Hoy te enseño la última receta que he hecho con el Queso de Kéfir. Y te dejo descansar un rato de la Saga del Kéfir { leche, queso } que a este paso en mi blog va a tener más capítulos que una novela llorona de la tele.Esta tarta la hago en casa, no en tantas ocasiones como algunos quisieran, con queso crema. Así que esta vez lo único que he hecho ha sido sustituirlo por el queso de kéfir. Para mí ...

Pipián Rojo de Pollo {Cocina Mexicana}

El Pipián es una salsa de la época prehispana. Es uno de los más sencillos moles {palabra de procedencia nahuatl "mulli" y que significa salsa} de su rica gastronomía y se suele prepa ...

Tortitas Americanas o Pancakes

La primera vez que probé unas tortitas como éstas, imagina si hace años, que fue en la cafetería de Galerías Preciados. Para los que sois más jóvenes y no conocísteis esos Grandes Almacenes, os ...

Recomendamos