comunidades

Strudel de pera y queso fresco de cabra

Todos conocéis el strudel clásico, ese riquísimo pastel de hojaldre y manzana alemán pero, ¿cuantos de vosotros habéis hecho variaciones con la fruta o la masa? Os aseguro que con muchas otras frutas queda también estupendo.

Mención especial merece esta versión del strudel en la que hemos cambiado un poco el relleno: la manzana por pera y algunas otras cosillas. No dejéis de probarlo, ¡os va a encantar!

Ingredientes:

1 placa de hojaldre,

2 peras conferencia,

100 gr. queso tierno de cabra,

1 limón,

2 galletas maría,

5 cucharadas de azúcar moreno,

4 nueces,

1 puñadito de pasas,

1/2 copita de ron,

1 nuez de mantequilla,

canela en polvo.
Comenzamos cascando y picando las nueces y poniendo las pasas en remojo con el ron. Después cortamos la pera en trocitos pequeños y la rociamos con unas gotas de zumo de limón. Rallamos la parte amarilla de medio limón y se lo ponemos también a las peras junto al azúcar moreno. Dejamos que repose todo en la nevera durante 1 hora.

Sacamos las peras maceradas de la nevera y escurrimos el exceso de líquido si lo hubiera. Le añadimos las galletas migadas, el queso cortado pequeño como la pera, las nueces picadas y por último las pasas rehidratadas con el ron y una cucharada rasa de canela en polvo.

Estiramos la masa de hojaldre sobre la encimera y, con el rodillo la aplastamos un poco más, debe quedar muy fina.

Cortamos la masa en rectángulos y, en cada uno de ellos, vamos poniendo dos o tres cucharadas de la mezcla que hemos preparado con el queso, las peras y todo lo demás.

Vamos haciendo paquetitos dejando los pliegues y las juntas hacia abajo para que no se nos abran durante el horneado y  los vamos colocando sobre una placa de horno cubierta con papel sulfurizado.  Dependiendo del tamaño del que hagamos los paquetes, nos saldrán cuatro o seis pasteles de ración.

Cuando los tengamos todos, los pintamos por encima con mantequilla derretida y los metemos en el horno que ya tendremos precalentado a 180 º C. durante unos 30 minutos. Cada horno es distinto así que, las primeras veces y a partir de los 20 minutos, es mejor vigilarlos y sacarnos cuando estén dorados.

Servirlos espolvoreados con azúcar glas y unas hojas de hierbabuena y frutas rojas.

Se pueden comer tibios y también fríos. Están magníficos de todos modos.

¿Te gusta el dulce?  Aquí te dejamos: “Otros postres de nuestro blog“.

ingredientes para Strudel de pera y queso fresco de cabra
pera para Strudel de pera y queso fresco de cabra
relleno para Strudel de pera y queso fresco de cabra
paquetes sin hornear de Strudel de pera y queso fresco de cabra
emplatado de Strudel de pera y queso fresco de cabra


Fuente: este post proviene de Cocina sin Carné, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El Pastrami se elabora con carne roja, habitualmente ternera, sometida a un proceso de salmuera. Parece ser que su nombre proviene del rumano. Allí el verbo pastra significa conservar. En Estados Unid ...

Recomendamos