comunidades

CIGALAS AL AJILLO



La Real Academia de Gastronomía Española define a la tapa como "monumento gastronómico y símbolo culinario de España por excelencia"




Escuchaba atenta a mi padre hablar de los bares que frecuentaba allá en los años 50 y 60; con el paso de los años, ésos mismos templos gastronómicos malagueños me los refería mi suegro con tanto lujo de detalles que casi sin darme cuenta, sus historias, los detalles, la decoración incluso y como no, las “tapas”, los sabores y los aromas de cada uno de ellos se fueron fundiendo con mis propios recuerdos como si de una película se tratara, quedando grabados en mi memoria.

De vez en cuando se me olvida algún nombre, algunos de los platos típicos de cada bar, de cada mesón o de cada taberna que mis mayores visitaban “tapeando” como era costumbre en aquella Málaga ya casi olvidaba. Pero él, mi marido, me apunta, me describe e incluso me hace recordar las experiencias vividas en mi niñez e incluso en mi más tierna juventud, cuando “tapear” siguiendo la tradición era lo más habitual por el centro de la capital malagueña. ¡¡ Qué años, aquellos años 50, 60 y 70 !!

Aquellos bares, templos del buen comer y del buen beber, hoy en día perdidos, Cada uno tenía su personalidad, su clientela, sus especialidades, pero en todos ellos el aire era dulzón, olía a vino moscatel, a guisos intensos; se escuchaba el rumor de la gente apoyados en las barras y las voces de los camareros que reclamaban a la cocina las tapas que ofrecían. Eran tapas pequeñas que iban incluidas en el precio de las bebidas, en una especie de “concha” de cerámica blanca.

De fondo, el rumor de las conversaciones se unían a los cantes, casi siempre flamencos y al trasiego de vasos, botellas y platillos que iban y venían por el local, ya fuera una clásica taberna o local tipo “mesón” que en sus largas barras o en vitrinas lucían los guisos que hoy en día están totalmente proscritos o caídos en el desuso más absoluto. Muchas de éstas tapas y raciones se sirven hoy en día reinventadas o “deconstruidas” de tal manera que han ido perdiendo la esencia de la cocina popular malagueña.

Exceptuando Lo Güeno, que sigue en la brecha e incluso sirviendo “pajarillos fritos”, ya quedan en mi memoria aquellos templos del buen comer y del buen “tapear”, nombres míticos y casi olvidados:

Gambrinus, Bárcenas, el primer Refectorium donde salvo los albondigones y las perdices servían sus tapas en papel de estraza; Orellana, La Cosmopolita, La Alegría, La Hostería, El Boquerón de Plata, Orellana, Viena, La Reja, El chinitas, La Cuchara, La Buena Sombra, Los Delfines, Los Hidalgos y tantos otros que se van perdiendo en el baúl de los recuerdos de los malagueños....

Dicen que tapear es comer al estilo español y en aquellos templos gastronómicos de la Málaga del pasado siglo, se comía y muy bien. Ofrecían sus tapas de los platos tradicionales malagueños, desde riñones al jerez o al montilla, sangre o hígado encebollado, conejo al ajillo, perdices o codornices en salsa, albóndigas o albondigones en salsa, magro con tomate, callos con garbanzos, caracoles en salsa de almendras, boquerones en vinagre, pipirranas con huevo o con chanquetes, huevos de codorniz, croquetas y un larguísimo etcétera.sin olvidar el hoy rehabilitado y valorado caldillo de pintarroja.

Éste sencillo y entonces barato caldo de pescado que se popularizó en las tabernas malagueñas donde olía a calamares, boquerones y pulpos fritos, e incluso a gambas en gabardinas fritas que servían como acompañamiento de los vasos de vino en una cuña blanca de cerámica totalmente gratis.

Hoy sería impensable que ningún bar o restaurante ofreciera una tapa gratis con una cerveza o una copa de vino, pero echando la vista atrás, muchos o mejor dicho casi todos, entre los años 50, 60 y principios de los 70, sustentaron su éxito en regalar tapas con la bebida, un irresistible señuelo para la clientela.

Me llega a la memoria las gambas al pilpil popularizadas por El Trompi, en la plaza de Montaño, que solo servía esta tapa con distintas graduaciones de picante), que se servían al diez, veinte, treinta y hasta el cien por ciento, que eran las dosis de picante que podían solicitar los clientes. Al diez eran las menos picantes y las del cien eran el no va más. En los primeros tiempos había que hacer cola para acceder al pequeño establecimiento donde las ristras de ajos y guindillas decoraban el local.

Hoy, les animo a disfrutar, al diez, al veinte e incluso al cien por cien, en vez de unas gambas, unas cigalas de Málaga al ajillo,


Rememorando un pasado que no volverá, que queda vivo en “Mi Cocina”, añorando a mis mayores quienes disfrutaron de una cocina popular malagueña, cuya tradición voy dejando impresa en éste blog llamado “Mi Cocina Carmen Rosa”, una cocina ante todo muy malagueña.

¿CÓMO LA HICE?




INGREDIENTES para tapear dos personas:

8 cigalas frescas de tamaño medio, 2 dientes de ajo, una ramita de perejil fresco, una guindilla, medio vaso pequeño de aceite de oliva virgen extra, medio vaso mediano de vino blanco fino amontillado y sal.


LOS PASOS A SEGUIR:

Pelar los ajos y cortar en láminas. Picar las hojas de perejil.


En una sartén echar el aceite de oliva virgen extra, una vez que comience a humear incorporar los ajos y la guindilla, saltear hasta que comiencen a cambiar de color, procurando que no se lleguen a dorar.




Añadir las cigalas y salar al gusto, dejando morear medio minuto. Echar el vino blanco fino amontillado y llevar a ebullición dejando cocer hasta que evapore, durante tres o cuatro minutos aproximadamente.








Añadir las hojas picadas de perejil y servir caliente.



¡¡ Para chuparse los dedos y mojar pan..!!





¿Tapeamos?

Fuente: este post proviene de Blog de Mi Cocina Carmen Rosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La vida es una secuela de la infancia (Henry Roth – escritor y novelista) Dicen los grandes entendidos en la materia que la infancia es la primera memoria, y es la última que se pierde; imágenes, viv ...

Recomendamos

Relacionado

general caseras mariscos ...

Cigalas al ajillo de mamá Esta receta es un clásico de mi madre en la comida de Navidad y es un entrante que gusta a todos. Hasta mis abuelillos que siempre dicen que no tienen hambre se relamen con estas cigalas al ajillo y es que no es para menos! Estas cigalas al ajillo pueden servir como aportación para #RecetasSolidariasParaNavidad, la verdad es que aquí lo que más influye es el precio de la ...

recetas de primeros

Procuro intentar conocer el origen de las recetas, de sus nombres y las costumbres gastronómicas, “Mi cocina” virtual me anima a ello cada vez más, aunque siempre he tenido muchas inquietudes en saber y conocer la historia de los sitios que visito, sus costumbres, su gente, sus comidas, la cultura en líneas generales y sobre todo lo concerniente a lo que he vivido más de cerca. Recuerdo las v ...

recetas de primeros pasta y pizzas primer plato ...

Fui al mercado y encontré cigalas pequeñas muy baratas y me acorde de una receta que hacía cuando mis padres tenían la pescaderia y se la daba  a mis clientas. Ingredientes para 4 personas: 150 gramos de setas. 4 ajos tiernos y si no tenemos 4 dientes de ajos a trozos. 1 guindilla. 200 gramos de cigalas. 4 pimientos del piquillo a trozo. Sal. aceite. Spaguetis. Elaboración: En una cacerola con l ...

miel caña recetas de primeros

Los malagueños que en los años 60 y 70 del siglo pasado ¡que no hace tanto! Cuando se habla de siglos parece una eternidad, pero me traslado nada más y nada menos que cuarenta, cincuenta años atrás, la clase media por fin comenzó a emerger, empezaba a despuntar y pudo salir a “tapear”, a almorzar e incluso a cenar fuera de sus hogares. Si se quería “pescaitos” no había lugar a dudas, había que ir ...

pescados

En casa el marisco nos gusta de todas formas , cocido, a la plancha, a la sal... y uno de los que más nos gusta son las cigalas, cocinadas de cualquier forma, cocidas, en salsa o como hoy os las dejo, cigalas al horno, una receta muy cómoda y que hará que la cocina se inunde de buen olor y la mesa de buen sabor. Se hacen en menos de 15 minutos, las dejas preparadas, y las metes en el horno en el ...

CARNES RECETAS PRESTADAS RECETAS RÁPIDAS

Esta receta de solomillo de ternera al Márquez es una de las especialidades de la Bodeguita Casablanca en Sevilla, uno de los templos gastronómicos de la ciudad por su alta cocina de mercado. El plato es una receta sencilla pero con un toque muy especial. Igualmente lo puedes preparar en casa con solomillo de cerdo. Ingredientes por ración 200 gr. de solomillo de ternera bien limpio y troceado en ...

Foodies por el mundo Guía foodie comer en Salamanca ...

¿Buscas los mejores restaurantes de Salamanca donde comer o cenar a buen precio? Entonces estás en el artículo adecuado, porque a continuación te mostraremos algunos de los mejores sitios para comer o cenar en Salamanca que merece mucho la pena visitar si todavía no has tenido la oportunidad de hacerlo. Coge papel y boli para apuntar nuestras recomendaciones de estos templos gastronómicos en Salam ...

cocina tipica malagueña Mi Biblioteca Pescados y Mariscos ...

Porque la amistad es sagrada, y excepcional, e infinitamente preciosa cuando la encuentras a través de los años. (J.Foster) Sí, a veces lo pienso y lo comento ¡¡ Cuantas vueltas de la vida !! Nunca sabemos que nos depara el futuro, qué rumbo van a dar nuestros pasos y cuantas personas, conocidos, amigos e incluso familiares la vida separa de tu camino, sea por una razón o por otra. ¿O ellos, e in ...

Segundos

¡Me encanta el pescaito frito! Como buena malagueña tengo que hacer publicidad de nuestros platos típicos, que son muchos y muy buenos, y claro no podía faltar en mi blog la receta de los boquerones al limón. No es que sean exclusivos de Málaga, pero no hay un chiringuito en la playa donde no encontremos este delicioso plato. Y hay que hacerlo con boquerones malagueños, que son los mejores, más ca ...

Aperitivos Carne Pollo ...

Cocina española Camarones al Ajillo. Esta receta es un clásico que a mí me gusta preparar con sabor a “tapas españolas”. La diferencia entre los camarones al ajillo “a la criolla” y los camarones al ajillo tipo “tapas”, en mi opinión, es el uso de jerez español (ingrediente “secreto”). En España les llaman “gambas al ajillo”. La foto de abajo es el jerez que yo uso para los Camarones ...