comunidades

Crema de avellanas ¡Sin avellanas! (y sin azúcar)

El otro día paseando por las zonas de dietética de algunos supermercados, me di cuenta la cantidad de variedades de crema de cacao tipo Nutella/Nocilla que hay... Supongo que debe ser algo que muchas personas echan en falta cuando deben privarse de ciertos alimentos cuando siguen algún tipo de dieta.


Yo voy a hacer una versión muy sencilla, apta para diabéticos. Está hecha a base de aceite de coco, que no es tan dañina para el organismo como otras grasas saturadas (contiene un 2,6 % menos de calorías) y tiene beneficios a nivel neurológico, cardiovascular y endocrino.

Como dije anteriormente, preparé un par de recetas para una amiga alérgica a los frutos secos. Así que aprovecho para dedicarle esta receta también.

Ingredientes:


150 gr. de grasa de coco. Ahora hace calor y está prácticamente en estado líquido. Pero si vivís en zonas fresquitas, la encontraréis sólida.
25 gr. de cacao desgrasado en polvo
25 gr. de leche desnatada en polvo. Si preferís no consumir leche o lactosa, podéis sustituirla por proteína de soja en la misma cantidad.
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de esencia de avellana. Consulta las instrucciones de la marca que vayas a utilizar.
Edulcorante: Yo he utilizado 2 cucharadas de stevia líquida. Pero tú puedes utilizar el edulcorante que más te guste, siempre teniendo en cuenta su poder endulzante.

Preparación

Calienta la grasa de coco en el microondas hasta que esté completamente líquida. También puedes hacerlo al baño maría. Son unos 30 segundos a máxima potencia. ¡Procura que no llegue a hervir!
Añade el cacao y remueve bien con unas varillas hasta que no haya ningún grumo.


 Realiza la misma operación con la leche en polvo.
Añade el edulcorante, la esencia de vainilla y la esencia de avellana. Mueve bien y deja reposar en la nevera.


Ahora viene lo más complicado (que no lo es tanto): Cada 15-20 minutos, acércate a la nevera para mover la mezcla, ya que algunos ingredientes son acuosos e inmiscibles en la grasa. Yo lo he hecho tres veces. 


Antes de que endurezca del todo, vierte tu crema de cacao en un recipiente con tapa para poder conservarlo y vuelve a meter en la nevera.


He de decir, que con estas cantidades, el sabor a cacao es más intenso que el de las cremas de avellana que encontramos en el mercado. A mí personalmente, me gusta esa intensidad, pero te sugiero que vayas probando diferentes cantidades de cacao y esencias hasta que encuentres la adecuada para ti.



Fuente: este post proviene de Fifi´s Healthy Bakery, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Hola! ¿Eres de l@s que tiran las semillas de las uvas? Yo sí. A pesar de saber que tienen muchas propiedades, soy incapaz de comérmelos... Son amarguitos, ásperos y crujen... Y no me gustan >.< ...

¡Ya estamos en septiembre!Se acabaron las vacaciones, el calor, el aburrimiento... xD Y no es que no me guste el verano, pero este año se me ha hecho larguillo... Pues ya podemos volver a la rutina, a ...

Recomendamos