comunidades

Cuadraditos de carne al moscatel

Como ya sabéis, nos encantan las cenas con amigos y familiares en casa. Poder preparar platos para que los nuestros disfruten, a la vez que pasamos un buen rato, es uno de los planes favoritos tanto de Carmen como mio. Pues bien, la receta que hoy compartimos con vosotros, es perfecta para una de esas ocasiones en que tenemos invitados y queremos preparar algo informal. Os va a encantar la idea de los cuadraditos de carne al moscatel.
Seguro que en mas de una ocasión, cuando habéis recibido visitas en casa, habéis comprado o preparado alguna empanada, ya que son preparaciones muy socorridas en estos casos. Las hay con muchas clases de rellenos, y son bocados muy completos y apetecibles. Bueno, pues pensando en que empanada prepararíamos cuando tuviéramos visita, de repente me vino a la cabeza la idea de empanadas individuales. ¿Porque no preparar en lugar de una empanada grande y partirla en trozos, una para cada invitado?
Desde el primer momento me pareció una idea muy buena, con muchas posibilidades, así que sin pensarlo mas, solo nos quedaba la idea de que relleno preparar. Pensamos en dos ideas diferentes: atún con tomate y carne. Para las primeras, en lugar de mini-empanadas (o cuadraditos, como finalmente preferimos llamarlos), decidimos hacer pañuelitos de atún con tomate (receta que ya compartimos con todos vosotros), para que los invitados tuvieran mas variedad.
Así que los cuadraditos los rellenamos con carne. Pero a la hora de preparar dicho relleno, pensamos que la idea de hacerlo con el punto dulce del moscatel podía resultar curioso. Un chorrito de este vino dulce... y el resultado lo tenéis ante vosotros. Unos pequeños hojaldres con relleno de carne y un sabor especial y muy sabroso. A nosotros y a nuestros invitados nos encantó!
Y un punto a favor de estos cuadraditos de hojaldre es que si os sobra alguno (cosa difícil una vez que lo probéis..jeje), podéis guardarlos en la nevera y tenéis un plato de lujo para cuando lo necesitéis, tanto en frío como calentándolo un poco.
Ya damos paso a la forma de preparar los cuadraditos de carne al moscatel, que puede servirnos tanto de entrante, como para una cena o comida de picoteo. A por los delantales y a los fogones!


Ingredientes (4 personas):
400 gr de carne picada mixta
1-2 laminas de hojaldre (dependiendo de lo grandes que hagáis los cuadraditos. De un tamaño normal, y con estos ingredientes, nosotros acabamos usando 2 laminas de hojaldre)
6-7 cucharadas de tomate frito al estilo casero
1/2 cebolla
2 zanahorias
40 gr de beicon
1/2 vaso de vino tinto
1/2 vaso de moscatel
1 huevo
Sal
Orégano
Aceite 


Preparación:

Picamos la cebolla, la zanahoria (después de pelarla) y el beicon finito. Reservamos.


En una sarten con aceite y a fuego medio-bajo, ponemos a pochar la cebolla. Cuando veamos que comienza a estar doradita, verteremos la zanahoria y removemos.




Cuando veamos que la verdura ya esta blanda, echaremos el beicon y subiremos un poco el fuego. Removemos para que no se nos pegue.


En el momento que el beicon ya este un poco tostado, echaremos la carne y removeremos con una paleta, separando un poco la carne para que quede suelta. Salpimentamos al gusto y continuamos removiendo. No os preocupéis si en este paso, veis que la carne empieza a quedarse pegada al fondo de la sarten, ya que después, con el vino, lo despegaremos dando mas sabor a la preparación.


Cuando la carne esté lista, verteremos las dos clases de vino y bajamos un poco el fuego, dejando que se vaya evaporando poco a poco. En este punto, rasparemos el fondo de la sarten para soltar lo que se haya podido pegar.


Cuando el vino se haya evaporado casi por completo, vertemos las cucharadas de tomate removiendo y probaremos para rectificar de sal. Mantenemos a fuego bajo unos minutos y retiramos.




Precalentamos el horno a 200-210º arriba y abajo.
Estiramos la masa de hojaldre, y con ayuda de algo cuadrado (nosotros usamos unos vasos que tenían la medida que queríamos) vamos cortando cuadrados del mismo tamaño, y los iremos distribuyendo en la bandeja de horno con papel vegetal.


Pondremos pequeñas cantidades de carne encima de cada cuadrado y taparemos con otro cuadrado de hojaldre a modo de tapa. Sellaremos los bordes enrollando hacia adentro (comprobareis que parecen raviolis gigantes..jeje).






Pinchamos con un tenedor un poco la masa, pincelamos cada cuadrado con huevo batido y lo meteremos al horno.
Cuando comprobemos que el hojaldre esté dorado, los sacaremos.


Podemos servirlos directamente o dejarlos que se enfríen.

Como veis, no es complicado de preparar, y de verdad os digo que merecen la pena. Ideal para picotear en cualquier momento, estos cuadraditos se convertirán en uno de vuestros aperitivos favoritos.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

Fuente: este post proviene de Los Delantales de Julio y Carmen, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Si te apetece preparar algo muy rico y fresco para este tiempo, no te pierdas la receta que traemos hoy, ¡Os va a gustar! Teníamos una cena familiar y nos apetecía algo diferente, que hubiese en canti ...

Recomendamos