Cocina

Pequeños Accidentes Idea guardada 17 veces
La valoración media de 13 personas es: Excelente

Ensalada de garbanzos hindú

En abril compartí con vosotros una serie de platos de la gastronomía de la India y hoy continuamos con una ensalada de garbanzos.



Cuando mi madre hacía cocido guardaba un poco de garbanzos para hacer una ensalada con cebolla y otros ingredientes, que haremos en otro momento. Esta ensalada de garbanzos hindú me ha recordado mucho a la que mi madre hacía. Pero la gastronomía es así, nos muestra que la base de algunos platos es la misma aunque cambie la cultura o el país o región en la que se haga, en el fondo todos comemos lo mismo.



Los ingredientes que necesitamos para elaborar una ensalada de garbanzos para cuatro personas son:

4 tazas de garbanzos

3 cucharadas de aceite de coco

2 cucharaditas de de semillas de mostaza

3/4 de cucharadita de semillas de hinojo

3/4 de cucharadita de semillas de comino

1 taza de yogur natural

1 limón

1/2 de cucharada de sal

2 cebollas

1 rama de menta

1/4 de cucharadita de pimienta

Vamos a utilizar dos botes de garbanzos cocidos. Es un ingrediente que no falta en las dietas vegetarianas por su alto contenido de proteínas y en las dietas de personas que tiene problemas con la diabetes porque regulan el azúcar en la sangre. Además es rico en antioxidantes que nos ayudan a proteger nuestro cuerpo contra el cáncer, enfermedades coronarias, el Alzhéimer o el Parkinson. También nos ayuda con problemas digestivos como el estreñimiento y a que nuestro cuerpo absorba todos los nutrientes de la comida.

El aceite de coco se puede sustituir por aceite de oliva virgen extra.

Si no tenemos semillas de mostaza podemos sustituirlas por mostaza en polvo, aunque el sabor de las semillas de mostaza tostadas le da un toque más aromático y le aporta una mayor textura al plato.

El yogur natural se puede sustituir por yogur griego que le aportará mayor cremosidad o por yogur sin lactosa para que sea apta para los intolerantes a la lactosa.

En cuanto a la cebolla, podemos utilizar de cualquier tipo aunque la cebolla blanca es más dulce o suave y la roja le aporta color al plato además de su textura fresca y crujiente.

Preparación:

Lo primero es escurrir los garbanzos, para ello cogemos un bol y colocamos un colador en el que vertemos los botes de garbanzos y los dejamos escurrir.

Mientras esperamos a que los garbanzos estén listos, preparamos el resto de los ingredientes. Pelamos y cortamos las cebollas en juliana o en brunoise, dependiendo de los gustos. Exprimimos el limón y reservamos el zumo. Extraemos las hojas de menta y las picamos.

En una sartén colocamos las semillas y las tostamos para que desprendan sus aceites y aromas.



Colocamos los garbanzos en un bol y añadimos la cebolla, el aceite, el yogur, el zumo de limón y la menta. Mezclamos, sazonamos al gusto y volvemos a mezclar.



Presentación:

Si es para compartir, lo servimos en una ensaladera y la decoramos con unas hojas de menta.



También se pueden servir en cazuelitas o platos individuales decorándolas con unas hojas de menta.



Podemos hacer este plato en el momento o elaborarlo con antelación y reservarlo en el frigorífico, en este caso, debemos sacarlo un poco antes de servir para que se atempere.

¿Qué os ha parecido esta ensalada? Está deliciosa y es un plato ideal para cuando llega el buen tiempo ya que es refrescante y la podemos guardar en un taper para llevar al trabajo o comerla en un pícnic.

¡Bon appétit!

Fuente: este post proviene de Pequeños Accidentes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Smoothie de cereza y plátano

Este verano está siendo diferente, días calurosos y noches frescas. Para combatir el calor que hace durante el día, lo mejor es tomar bebidas refrescantes que además sean saludables, como los smoothie ...

Recomendamos