Cooking Experiences Idea guardada 2 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Ensalada templada de espinacas y angulas sucedáneas. Receta

ENSALADA_ ESPINACAS Y angulas sucedáneas


Aunque el verano es la época en la que más apetece comer ensaladas, hay que comerlas durante todo el año. Esta ensalada templada de espinacas y angulas sucedáneas es perfecta para el periodo otoñal,  ya que aunque las espinacas se dan prácticamente durante todo el año, su temporada natural es el otoño y el invierno, cuando sus hojas son más lisas, brillantes y de color más intenso.

Aunque puede parecer una combinación un tanto extraña, combina de maravilla, y se completa con una vinagreta de tomate seco, en la que contrasta el sabor intenso del tomate deshidratado, con el dulzor de la reducción de vinagre. Os sorprenderá.

ENSALADA_ ESPIANCAS Y GULAS_ PASO A PASO


Esta receta la descubrí hace tiempo en el blog Un padre cocinillas, y desde entonces la he preparado en numerosas ocasiones. Aquí os presento mi versión. Animaos y me contáis que os parece.
Ensalada templada de espinacas y angulas sucedáneas

Servings: 4 personas
Hora: 15 min. + 30 min.
Dificultad: fácil
Imprimir
Ingredientes:

300 gr. de hojas frescas de espinaca

60 gr. de tomate seco

4 latas de angulas sucedáneas al ajillo

Reducción de vinagre balsámico

Aceite de oliva virgen extra

Sal
Cómo hacer Ensalada templada de espinacas y angulas sucedáneas:

Lo primero es cortar los tomates secos en trocitos pequeños y ponerlos en un cuenco con abundante aceite de oliva, donde los dejaremos unos 30 minutos para que aromaticen el aceite. Esto hay que hacerlo con cierta antelación, ya que el resto de la ensalada se remata en sólo 10 minutos.

Mientras, aprovechamos para limpiar las espinacas: las lavamos, quitamos el tallo y cortamos en trozos grandes.

Salteamos las angulas sucedáneas al ajillo en una sartén y escurrimos todo el aceite posible.

Es el momento de terminar la vinagreta: añadimos un chorro generoso de reducción de vinagre balsámico a los tomates en aceite y mezclamos.

Servimos inmediatamente colocando las angulas sucedáneas sobre las espinacas y aliñamos con la vinagreta de tomate seco y sal.

Así de fácil, así de rico.

Degustación:

Una ensalada muy llamativa, llena de contrastes tanto de sabores como de colores. Sorprendente, elegante y sencilla, es perfecta para una cena de amigos.

Fuente: este post proviene de Cooking Experiences, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos