comunidades

Guía completa para conocer los usos de cada cuchillo y su mantenimiento

Nadie duda que una de las claves para que una receta salga perfecta consiste en usar ingredientes de calidad. Sin embargo, el éxito de una receta también viene condicionado (y mucho) por el tipo de cazuelas, sartenes o moldes que se usan para el cocinado, o por los utensilios que se emplean en la preparación de los ingredientes. Así, por ejemplo, no es lo mismo el sabor y resultado de una receta cocinada a fuego lento en una cazuela básica que en una de hierro colado; o la elaboración de revueltos o cocinados a la plancha en sartenes de recubrimiento cerámico que en otras convencionales de teflón. 

Fuente: Zwilling


Dentro de ese menaje, o utensilios, que muchas veces no se cuida a la hora de cocinar porque no se considera tan importante como realmente es a la hora de preparar recetas, destacan los cuchillos. Solo hay que abrir en muchas casas el cajón de los cubiertos para encontrar en él mezclados los cuchillos ‘para comer’ con los especiales para cocinar. Esta mezcla de cuchillos lleva a que se usen ‘todos para todo’, desaprovechando así sus virtudes, y contribuyendo a su deterioro por el roce, golpes y otros problemas de almacenamiento. 

En este artículo queremos acabar con el mal uso que se suele dar a los cuchillos de cocina. Para ello, no solo aclararemos qué cuchillo es el que se recomienda usar dependiendo de lo que se desee cortar, pelar o picar, sino que también apuntaremos consejos para cuidarlos y mantenerlos en perfecto estado por muchos años. Para ello vamos a contar con los consejos de Zwilling, expertos en productos de menaje de alta calidad desde 1731 y con una reputación impecable como marca de cuchillos de cualidades excepcionales.

Fuente: Zwilling

¿Y este cuchillo para qué sirve?

Que levante la mano quien más de una y de dos veces ha empleado el primer cuchillo que ha tenido a mano para pelar una patata, para picar una cebolla o para filetear una pieza de carne. Esto no pasa por pereza, por usar lo primero que encuentro, sino más bien por desconocimiento: hay cierta ‘ignorancia’ sobre la función que cumplen los distintos cuchillos para preparar alimentos con los que se cuenta en casa. O en ocasiones solo se tienen uno o dos para realizar todas las tareas. 

Si te sientes identificado con algunos de estos casos, aquí encontrarás la información que necesitas: qué cuchillos son los básicos que se recomendarían tener en una cocina convencional para el día a día y, por supuesto, para qué sirve cada uno de ellos. ¡No sigas fileteando carne o pescado con el cuchillo de pan!

- Cuchillo de chef, cebollero o de cocinero: es el cuchillo más grande que se suele tener en la cocina, con una hoja mayor de 15 cm (midiendo en total, con el mango, entre 20 y 30 cm). Es un cuchillo ‘todoterreno’ que permite picar con precisión y de forma rápida desde verduras a hierbas, pasando por carne o pescado.

Fuente: Zwilling


- Cuchillo universal: algunos prefieren este cuchillo como alternativa al de cocinero porque su hoja es algo más corta (de unos 12-13 cm) y más estrecha, y es por tanto algo más manejable y menos pesado. En realidad, su función es la misma que el cebollero: cortar ‘de todo’. 

Fuente: Zwilling


- Cuchillo para verduras: un cuchillo con una hoja de unos 7-8 cm de largo que permite cortar de manera fácil y limpiar verduras y frutas en distintas formas. 

Fuente: Zwilling


- Puntilla: sus funciones son similares al anterior, así como su tamaño, pero su aspecto es algo distinto. Precisamente su nombre viene dado por la propia forma de la hoja que termina en una punta afilada. También se conoce como cuchillo para mechar o guarnecer, lo que indica sus usos más apropiados. Es decir, es el indicado para cortar carne en mechas o trozos pequeños y para dar el corte apropiado a hortalizas o verduras empleadas como guarnición.

Fuente: Zwilling


- Cuchillo fileteador: el que se aconseja usar para cortar carne y pescado, tanto crudos como cocinados. Suele ser del mismo largo que el cuchillo de chef, pero su hoja es más estrecha. 

Fuente: Zwilling


- Cuchillo panero o para el pan: es el más fácil de identificar porque el filo de su hoja es dentado, lo que hace que el pan o los bizcochos se corten perfectamente en rebanadas sin desmigarse. Es un cuchillo bastante largo, con unos 20 cm solo de hoja y esta es bastante más estrecha que la de los demás. 

Fuente: Zwilling


En los últimos años también están irrumpiendo en la cocina los denominados cuchillos japoneses, especialmente el conocido como Santoku, el cuchillo ‘de las tres virtudes’, puesto que sirve para cortar tanto carne como pescado y verduras. Es el equivalente oriental al cuchillo cebollero, tanto en uso como en dimensiones, aunque hay ediciones especiales con un diseño más elegante y unas hojas de muy alta calidad. 

Echa un vistazo a la siguiente infografía para ampliar tu conocimiento sobre el uso de cuchillos, además de algunos de los mencionados anteriormente, encontrarás otras opciones más 'pro'.

¡Larga vida a los cuchillos!

Ahora que ya sabemos para qué usar cada uno de los cuchillos básicos que tenemos en la cocina, conviene conocer también cómo cuidarlos para que nos duren muchos años. Antes de pasar a apuntar esos consejos, te señalamos dos aspectos claves que, junto con el mantenimiento adecuado, contribuyen a tener los mismos cuchillos como nuevos más tiempo:

1. Invertir en cuchillos de calidad, como los de Zwilling. Aunque el coste inicial puede ser más alto que con la compra de unos cuchillos estándar, se amortizan con creces con el paso del tiempo, porque los cuchillos donde tanto la hoja como el mango son de materiales de primera pueden ser útiles durante décadas.

2. Escoger cuchillos forjados en una sola hoja de acero, es decir, aquellos donde el mango viene integrado con la hoja, para evitar una de las ‘roturas’ más frecuentes de los cuchillos: la separación del mango de la hoja.

Fuente: Zwilling


Y, ahora sí, consejos para el mantenimiento de los cuchillos: 

- Nunca los metas en el lavavajillas. Es uno de sus principales enemigos. Realmente, ¿cuánto tardas en fregar un cuchillo? Usa una esponja y lavavajillas (nada de productos quitagrasas), enjuaga y, muy importante, seca bien antes de guardarlos. La humedad también les perjudica. 

- No los guardes en el cajón de los cubiertos y de cualquier manera. Esto puede dañar sus puntas o filo. La mejor forma de almacenarlos es en tacos de madera o de bambú, específicos para cumplir esa función y para facilitarte coger cada uno. 

- No cortes sobre cualquier superficie. Por supuesto, no nos referimos a la propia encimera, que estropearías, sino que las tablas de corte que uses sean de calidad. Mejor si son de bambú, puesto que este material con el roce del filo del cuchillo no se deteriora y, además, las bacterias no proliferan igual que en otros materiales como el plástico.

Fuente: Zwilling


- Afila los cuchillos cada cierto tiempo para que sigan cortando de forma precisa. Esto no solo de cara a facilitarte la labor de corte, sino para evitar accidentes. Muchas heridas se producen porque un cuchillo ‘corta mal’ al no estar bien afilado.

En algunos tacos viene como complemento una chaira para realizar esa labor de afilado, pero hay muchos y variados sistemas para afilar en el mercado, como las tradicionales piedras o sistemas más rápidos y sofisticados como los afiladores de carril.

A partir de ahora ya sabrás qué cuchillos serán tus mejores aliados para conseguir el corte perfecto de los ingredientes de tus recetas y, lo que es mejor, podrás contar con su compañía durante mucho tiempo si sigues las recomendaciones básicas para su mantenimiento. 

En la web de Zwilling encontrarás todos los cuchillos que necesitas para tu cocina, de la mejor calidad, pero también todos los accesorios como tablas de cortar, afiladores o tacos para su correcto uso y mantenimiento. 

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos