comunidades

MANITAS DE CERDO CON GARBANZOS





Según el dicho popular "del cerdo, hasta los andares".


Del cerdo en la cocina se utilizan todos sus elementos, un animal del que todo se aprovecha para nuestra alimentación; no obstante lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en los productos de tan hermoso animal, son los jamones y los embutidos, aunque no puedo dejar atrás una buena chuleta, su exquisito y delicado solomillo, el lomo y un largo etcétera.

Andalucia es tierra de buenos jamones, mundialmente famosos los de Huelva y Granada y no podemos dejar atrás la chacina malagueña, la ancestral tradición en cuanto a fabricación de chorizos, salchichón y morcillas; sin olvidar las conservas de las partes nobles ¿quién se resiste a un lomo en manteca? ¿O a desayunar la rica zurrapa? ¿o el lomo adobado tan presente en nuestras cocinas?.

Hay partes del cuerpo que generalmente no suelo utilizar en mi cocina real, como es el hígado por ejemplo y otras prácticamente las suelo comprar únicamente cuando preparo los callos malagueños (podrán ver mi receta en primeros platos, o en el buscador del blog): las patas, por quienes muchas personas sienten auténtica devoción.     Las manitas de cerdo, un alimento contundente pero sin un ápice de grasa, gelatinosas, bien blanditas y muy sabrosas.  Para esas personas las patas de cerdo son todo un manjar.

Y eso es lo que piensan mis suegros, les encantan las manitas de cerdo, así que se las preparo de vez en cuando.    En ésta ocasión con legumbres, con un ?puñadito? de garbanzos.

¿Cómo las hice?



Las manitas de cerdo, las compro en el mercado de Atarazanas, en mi carnicería de confianza (Federico), donde las tienen ya totalmente preparadas para su consumo, sólo un enjuague en agua en Mi cocina y listas.    Les pido que me las parta en cuatro trozos y que les quite la pezuña.



Ingredientes: 

Dos patas de cerdo, garbanzos (la cantidad al gusto), un tomate maduro, un pimiento verde, media cebolla, una cabeza de ajo asada, una rama de canela, azafrán (en su defecto colorante alimentario), medio vaso de aceite de oliva virgen extra ( a ser posible malagueño, uso actualmente de Periana), dos cucharadas soperas de manteca ?colorá? (pinchando en este ENLACE pueden ver mi receta, si se animan a prepararlase puede comprar fuera de Málaga en cualquier supermercado), dos o tres pimientos chiles pequeñitos (como los que se aprecian en la foto) si gusta un poco picante, dos hojas de laurel y sal.

Foto de mi horza de lomo en manteca "colorá"....





Dejar los garbanzos en remojo durante la noche anterior en agua con un puñadito de sal.

Escurrir los garbanzos y enjuagarlos.

Enjuagar las patas de cerdo y echarlas en una olla con abundante agua, junto con los garbanzos y llevar a ebullición, espumerear bien.

Agregar un tomate y un pimiento verde (sin las semillas) cortados por la mitad, media cebolla blanca dulce, los ajos asados, la canela, el laurel y la sal.    Dejar cocer todos los ingredientes durante quince minutos y volver a espumerear nuevamente si fuese necesario.

Añadir el aceite, la manteca y el colorante alimentario dejándolo hacer durante una hora aproximadamente. Comprobar si los garbanzos están tiernos, si es necesario dejar el tiempo que necesiten a fin de que se consiga que estén mantecosos y que el caldo se vaya cuajando.

Echar los pimientitos chiles y apartar dejándolo reposar.





Para mis queridos suegros Pedro y ?Pacuchi? con todo mi cariño, quienes ayer las disfrutaron.


Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: recetas de primeros

Recomendamos