comunidades

Mousse de frambuesa


¡QUÉ CALOR! Parecía que el verano no llegaba pero ha hecho acto de aparición con toda su fuerza y no me apetecen más que cosas fresquitas como esta deliciosa mousse con un sabor intenso a frambuesa, ¿te apuntas?

Parece que me ha dado por los postres en mousse… La semana pasada os enseñaba la receta clásica que no lleva gelatina, con esta mousse de lima limón click!

mousse frambuesa receta sin horno


La preparábamos solamente con las claras de huevo montadas a punto de nieve y el resultado es un postre mucho más ligero, además de su agradable y refrescante sabor cítrico. La receta de hoy la hacemos con nata montada (crema de leche) y gelatina para que coja más cuerpo, resulta más densa pero muy sedosa en la boca…

En Instagram os he dicho en alguna ocasión que suelo tener fruta congelada. Por ejemplo, cuando comienzan a estropearse los plátanos y he comprado para un regimiento, también congelo fresas para comerlas fuera de temporada o los frutos rojos, que en su temporada bajan bastante de precio.



El coulis de frambuesa, que empleamos en esta mousse de frambuesa, nos sirve para hacer estas deliciosas palmeritas con glaseado de frambuesa que no pueden ser más bonitas ni estar más buenas, si no las has visto te invito a que vayas a verlas, aquí enlace click! Yo también suelo ponérselo a los yogures naturales y están de vicio…

Si tenemos previamente hecho el coulis, que se hace rápido y podemos conservarlo hasta 15 días en recipiente de cristal tapado en la nevera, esta mousse de frambuesa se hace en un abrir y cerrar de ojos. Vamos con la receta!!

mousse de frambuesa postre sin horno


RECETA MOUSSE DE FRAMBUESA (4 personas):

INGREDIENTES:

Coulis de frambuesa: 100 gr de frambuesas, 1 cucharada sopera de zumo de limón, 30 ml de agua y 30 gr de azúcar

2 hojas de gelatina

300 ml de nata (crema de leche) de montar

50 gr de azúcar glass

Unas frambuesas frescas o congeladas y unas hojitas de menta para decorar
PASO A PASO:

Calentamos en un cazo a fuego medio las frambuesas con el zumo de limón, el agua y el azúcar, lo dejamos reducir 10-15 minutos removiendo de vez en cuando

Transcurrido ese tiempo, pasamos por un colador de malla fina y lo reservamos en un envase de cristal mientras continuamos con la receta

Ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría

Montamos la nata (crema de leche), que tiene que estar muy fría, con el azúcar con ayuda de una batidora de varillas (habremos puesto previamente las varillas en el congelador para que estén también muy frías, así la nata (crema de leche) monta mejor). Reservamos la nata montada (crema de leche) en la nevera

Escurrimos la gelatina, que ya habrá reblandecido, y se la añadimos al coulis que aún estará ligeramente caliente, removemos para que la gelatina se integre y esperamos 15 minutos más para que atempere

Añadimos el coulis con gelatina a la nata montada (crema de leche) poco a poco y con movimientos envolventes para que no pierda esa textura con aire

Repartimos en vasitos y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 4 horas

Cuando vayamos a servirla la decoramos con unas hojitas de menta y unas frambuesas
¡Qué cocinéis fácil y rico, nos vemos en la próxima receta!

Fuente: este post proviene de Frambuesa y Caramelo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El steak tartar es una de las muchas recetas sencillísimas que hacemos de vez en cuando en casa y que de sencillas que son no suelo traer por aquí, ¡tendré que ir animándome poco a poco! Aprovecho par ...

Sí, es nuestra granola favorita y hemos probado mil y una combinaciones, pero de todas ellas esta es la que no falla! Lleva miel y almendras, como ingredientes principales y le añadimos panela y jarab ...

Recomendamos