comunidades

Pollo sentado a la cerveza



Para mi el pollo asado es una de las comidas más socorridas que hay, ya que se trata de una receta muy rápida de preparar, que se cocina en el horno sin ningún tipo de vigilancia, más allá de la de evitar que se nos achicharre, y con el añadido de que el resultado siempre es bueno y gusta a todos los miembros de la casa.

Llevo viendo el pollo sentado (con infinidad de nombres, algunos incluso muy jocosos) por la red desde hace mucho tiempo, y tenía ganas de prepararlo. La diferencia entre preparar el pollo en esta posición y en otra, es que de esta forma queda muy jugoso, al cocinarlo de una pieza, y no hay que andar dándole la vuelta para que salga dorado por todos lados.

Podéis usar una lata, cubriéndola de papel de aluminio para sostener el pollo, o también una botella de cristal, quitando las etiquetas, como he hecho yo. Además dentro de la cerveza he metido hierbas aromáticas, para que con el vapor se evaporara la cerveza con sabor a tomillo, romero y ajo.

Lo hemos acompañado de una guarnición de patatas y cebolla a las finas hierbas, también a la cerveza. Y el resultado del conjunto ha sido estupendo.



INGREDIENTES:

1 pollo limpio de poco más de dos kilos

Un limón

Aceite de oliva virgen extra

1 cerveza en botellín

Sal

Pimienta

2 dientes de ajo

Unas ramas de tomillo

Unas ramas de romero

Para la guarnición:

3 patatas medianas

1 cebolla

Sal

Pimienta

Tomillo fresco

Romero fresco



PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 200º. Lavamos bien el pollo por dentro y por fuera y salpimentamos dentro y fuera. Untamos con la ayuda de una brocha una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra por toda la piel del pollo. Antes de abrir la cerveza quitamos la etiqueta y lavamos bien la botella. Abrimos la botella, reservamos la mitad de la cerveza en un vaso y dentro dejamos la otra mitad, introducimos dos dientes de ajo, una rama de romero y otra de tomillo. Entonces metemos la botella dentro del pollo para que sirva de soporte del mismo y se pueda hornear en esta postura.



Metemos dentro de una fuente de hornear rectangular. Lavamos bien las patatas y sin pelarlas las cortamos en gajos. Cortamos la cebolla en juliana, y añadimos en la fuente de horno donde tenemos el pollo las patatas y la cebolla. Salpimentamos y añadimos un poco de romero y tomillo por encima. Introducimos en el horno que bajaremos a 180º, calor arriba y calor abajo. A los 45 minutos ponemos también el ventilador del horno y dejamos hasta que el pollo esté dorado.



Bueno, pues no hay excusa para probar este pollo sentado a la cerveza. Mientras, podéis aprovechar haciendo otras cosas en casa, porque este pollo se cocina solo.

Feliz jueves.



Fuente: este post proviene de Atrapada en mi cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Este verano está siendo atípico en casi todos los sentidos, pero en la cocina seguimos con recetas veraniegas y refrescantes, porque por suerte el COVID19 no está afectando a nuestra forma de cocinar, ...

Etiquetas: CARNESCERVEZAS

Recomendamos