comunidades

Tarta de moras y chocolate


Las moras es una fruta que me gusta mucho, digo mucho porque las he comido de una morera en el cortijo de unos amigos y están deliciosas, porque las que he comprado algunas veces en los supermercados, que queréis que os diga, conforme te la metes en la boca te dan ganas de buscar la morera y arrancarla, que ácidas por dios...no me gusta compararlas mucho porque es como una lotería, hay aveces que aciertas, y están bien, pero otraaaassss...lo dicho para arrancala, jeje.
Bueno, pues esta vez dí con unas moras que estaban buenas, no os voy a decir muy buenas porque tampoco es eso, si que es cierto que no estaban ácidas pero tampoco digamos que me iba a subir el azúcar por comermalas...en fin, que con estas últimas que compré decidí hacer esta tarta que ya llevaba un tiempo con ganas de hacer, la había visto muchas veces en un libro de los que tengo y nunca terminaba de hacerla por culpa de la acidez de las moras que compraba.
Vale, no os voy a decir que es muy sencilla porque ya sabéis que este tipo de dulce por las cremas, tantos ingredientes, etc..siempre se vuelven un poco más liosas, pero haciendo paso por paso todo se consigue. De sabor si que quedo muy rica, es muy suvecita a la hora de comerla y no es muy empalagosa, me ha gustado mucho el resultado, espero que a vosotr@s también os guste.
Ea, vamos a empezar con la receta¡¡
Buen finde¡¡¡

Ingredientes:

60gr

Chocolate negro al 70%

60gr

Azúcar blanca

50gr

Harina de trigo

15gr

Harina de maíz Maicena

10gr

Mantequilla sin Sal

3gr

Levadura en polvo Royal

50ml

Agua

2

Huevos

1gr

Sal

Para el relleno

220gr

Moras de temporada

250ml

Nata (crema de leche) de repostería

40gr

Azúcar blanca

4

Hojas de gelatina

Para el relleno

100gr

Chocolate negro al 70%

30gr

Miel

20gr

Mantequilla sin sal

Azúcar glass

Preparación: Para esta receta necesitaremos el horno, lo pondremos a precalentar a una temperatura de 200º.

En un cuenco pequeño pondremos el chocolate, la mantequillas y lo fundiremos al baño maría, una vez lo tengamos fundido reservaremos.

Ahora cascamos los huevos y separaremos las yemas de las claras, estas las levantaremos a punto de nieve, reservamos.

En el cuenco de las yemas pondremos el azúcar, la sal y el agua que previamente la habremos calentado un poco, no puede quemar.

Con la ayuda de unas varillas batiremos las yemas y el resto de ingredientes hasta que espume, cuando las veamos que están bien levantadas añadiremos el chocolate que tendrá que estar casi frio, seguiremos mezclando.


Encima de este mismo cuenco tamizaremos la harina, la maicena y la levadura, mezclamos todo con cuidado y unimos todos los ingredientes.


Por último añadiremos las claras que tenemos levantadas y con ayuda de una lengua lo mezclaremos todo con movimientos envolventes.El molde que yo he utilizado es de 20 centímetros de diámetro, lo prepararemos poniendo una lámina de papel vegetal en la parte de abajo y por los lados pondremos spray antiadherente o en su caso mantequilla y harina.


Una vez tengamos listo el molde verteremos la masa, le daremos unos golpecitos para quitar alguna burbuja de aire si la tiene y metemos en el horno para dejarlo entre 10 y 15 minutos.


Pasado ese tiempo comprobaremos sin sacarlo del horno si está listo, con ayuda de un palillo o cuchillo pincharemos en el centro, si sale limpio es que lo tenemos listo de lo contrario lo dejaremos unos minutos más.Cuando esté listo lo sacaremos del horno y lo dejaremos entibiar un poco para poder desmoldar y dejarlo enfriar por completo sobre unas rejillas.

Mientras se enfría prepararemos el relleno, cogeremos las moras y las pasaremos por la batidora, una vez la tengamos bien batidas cogemos un cazo y con ayuda de un colador pasaremos las moras para quitarles todas las semillas.


En el mismo cazo donde acabamos de colar las moras añadiremos el azúcar.Ahora prepararemos el molde para montar la tarta, cogeremos un molde desmontable de 20 centímetros de diámetro, el bajo lo cubriremos con papel vegetal y los lados los cubriremos con acetato, una vez lo tangamos listo reservamos.


Cogemos el bizcocho que ya lo tendremos frio, lo partimos por la mitad sacando dos discos, ponemos uno encima del otro y le cortaremos por todos los filos 1 centímetro alrededor.


Ahora cogemos uno de los discos y lo pondremos dentro del molde que tenemos preparado, lo pondremos en el centro y nos tendrá que quedar 1 centímetro por todo alrededor vacío sin llegar a los lados.


Volvemos con el relleno, pondremos el cazo donde tenemos las moras al fuego para que se caliente. En otro cuenco pondremos agua y las hojas de gelatina para que se hidraten.La nata (crema de leche) la pondremos en otro cuenco y con ayuda de unas varillas eléctricas las levantaremos, tienen que tener un punto firme.

Cuando las moras y el azúcar hayan hervido durante 5 minutos a fuego medio, cogeremos las hojas de gelatina, las escurriremos para quitarle el agua y las añadiremos al cazo, con ayuda de unas varillas removeremos para que la gelatina se disuelta, retiramos del fuego y dejaremos que se enfrié.

Cuando la gelatina este casi fría la añadiremos a la nata (crema de leche) y mezclaremos con ayuda de una lengua con movimientos envolventes para que no se nos baje la nata (crema de leche).

Una vez bien mezclada la nata (crema de leche) añadiremos la mitad al molde donde tenemos el bizcocho puesto, lo cubriremos bien y rellenamos todos los filos bien, seguidamente pondremos el otro disco de bizcocho que nos queda y con la nata (crema de leche) restante, lo cubriremos todo.


Ahora cogemos el molde y lo meteremos en la nevera para dejar que se enfríe bien y endurezca, lo dejaremos entre 3 y 4 horas.Pasado ese tiempo nos ponemos con el baño de chocolate, ponemos en un cuenco todos los ingredientes del adorno menos el azúcar glass, lo haremos al baño maría hasta que esté todo bien fundido e integrado, retiramos del fuego y lo dejamos entibiar.

Sacamos la tarta de la nevera, con cuidado la desmoldaremos y le quitamos el acetato, la colocamos en la bandeja que tengamos pensado presentarla.

Ahora con ayuda de una cuchara iremos poniendo chocolate por encima y dejándolo caer por los lados, luego cogemos las moras y las mojaremos un poco en el chocolate y las vamos colocando.

Por ultimo espolvoreamos un poco de azúcar glass por encima.

Lista para comer.




Buen provecho!

También te puede interesar.



Fuente: este post proviene de Mis recetas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En muchas ocasiones ya he dicho que el arroz me gusta de cualquier forma, me da igual si es en dulce o en salado. Lo que más me gusta de este cereal es que te permite prepararlo de muchas formas difer ...

Esta semana volvemos con el dulce, algo sencillo pero rico de sabor. Los bizcochos son un clásico en desayunos y meriendas, la verdad es que son muy socorridos, ya sabes, esas veces en la que se prese ...

Etiquetas: T

Recomendamos