La Dulce Pasion de David Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Tarta de mousse de piña colada

Hoy de nuevo os traigo una tarta fría tipo mousse que es ideal para la temporada de verano.

Se trata de una tarta de mousse de piña colada, que cuando la probé para comprobar el resultado me transporto inmediatamente al viaje de mi luna de miel en Punta Cana y a esos cócteles tan característicos por esas tierras que tanto disfrute, gracias a las famosas "pulseritas".

Y es que se trata de una tarta muy veraniega y caribeña, que sera la delicia en cualquier reunión de amigos, después de una barbacoa, o simplemente en días de calor en los que necesitamos un postre fresco, nada empalagoso y que nos aporte ese toque dulce.

Podía haber preparado una mousse utilizando ambos ingredientes , pero me apetecía darle una vuelta mas de tuerca y hacer 2 capas diferenciadas. Una de coco y una de piña, las cuales van estupendamente juntas de la mano de una cobertura en la que agregue un licor de piña colada, que le dará ese toque de chispa que tan bien sienta en esta época.

El resultado es una tarta suave y muy apetecible que espero que cuando la preparéis y la probéis os transporte como a mi a esas interminables playas de arena blanca caribeña. Disfrutando de un atardecer, tumbado en una hamaca saboreando una deliciosa piña colada ...


Ingredientes

Base
200gr. de galletas digestive
100gr. de mantequilla

Mousse de coco
250gr. de leche de coco
2 yogures de coco (250gr.)
5 hojas de gelatina
200gr. de nata (crema de leche) para montar
50gr. de azúcar

Mousse de piña
250gr. de zumo de piña
2 yogures de piña (250gr.)
5 hojas de gelatina
200gr. de nata (crema de leche) para montar
50gr. de azúcar
Colorante amarillo (opcional)

Cobertura
125gr. de licor de piña colada
125gr. de agua
4 hojas de gelatina
Colorante amarillo (opcional)

Decoracion
Chocolate negro para postres
Perlitas de azucar


Elaboración

Base
Trituramos las galletas con un robot de cocina, la batidora o metiéndolas en una bolsa y ayudándonos de un rodillo de cocina. Reservamos.
Ponemos la mantequilla troceada en un bol y metemos en el microondas 1 minuto, removemos y si está fundida ya nos valdría, sino pondríamos en tramos de 15 segundos hasta que estuviera perfectamente fundida.
Mezclamos la mantequilla fundida con las galletas molidas hasta que tengamos una mezcla homogénea.
Extender la mezcla sobre la base de un molde desmontable y compactar con una cuchara. Después se mete al congelador para que endurezca bien mientras preparamos el resto.

Mousse de coco
Pondremos en un bol con agua muy fría las hojas de gelatina para que se hidraten, un mínimo de 5 minutos.

Ponemos en un cazo la leche de coco y calentamos sin que llegue a hervir.
Cuando esté bien caliente le agregamos las hojas de gelatina, que ya estarán hidratadas, bien escurridas y removemos hasta que se disuelvan.
Ponemos en un bol y dejamos que se temple la mezcla.

Mientras se templa ponemos la nata (crema de leche) en un bol y comenzamos a montarla. Es conveniente que tanto la nata (crema de leche) como el bol que utilicéis para montarla estén bien fríos, incluso meterlos un rato antes en el congelador, con esto conseguiremos que monte mucho mejor la nata (crema de leche).

Cuando este la nata (crema de leche) medio montada, le agregaremos el azúcar en forma de lluvia y seguiremos montándola. Una vez montada la reservaremos dentro del frigorífico.

Agregamos los 2 yogures de coco a la mezcla de leche de coco con la gelatina, que ya estará templada y mezclamos hasta que se integre todo perfectamente.
Vertemos la mezcla resultante en la nata montada (crema de leche) que teníamos reservada y con movimientos envolventes, para que no se nos baje la nata (crema de leche), vamos uniéndolo todo.

Una vez todo integrado, ponemos la mezcla en el molde con base de galletas que teníamos reservado.
Aplanamos la mezcla con ayuda de una espátula y reservamos unas horas en el frigorífico para que coja cuerpo. Por lo menos unas 4 horas.

Mousse de piña
El procedimiento de esta capa es prácticamente calcado a la capa de coco.

Pondremos en un bol con agua muy fría las hojas de gelatina para que se hidraten, un mínimo de 5 minutos.

Ponemos en un cazo el zumo de piña y calentamos sin que llegue a hervir.
Cuando esté bien caliente le agregamos las hojas de gelatina, que ya estarán hidratadas, bien escurridas y removemos hasta que se disuelvan.
Ponemos en un bol y dejamos que se temple la mezcla.

Mientras se templa ponemos la nata (crema de leche) en un bol y comenzamos a montarla. Es conveniente que tanto la nata (crema de leche) como el bol que utilicéis para montarla estén bien fríos, incluso meterlos un rato antes en el congelador, con esto conseguiremos que monte mucho mejor la nata (crema de leche).

Cuando este la nata (crema de leche) medio montada, le agregaremos el azúcar en forma de lluvia y seguiremos montándola. Una vez montada la reservaremos dentro del frigorífico.
Agregamos los 2 yogures de piña a la mezcla de zumo con la gelatina, que ya estará templada y mezclamos hasta que se integre todo perfectamente. Si vamos a agregarle un poco de colorante este es el momento.

Vertemos la mezcla resultante en la nata montada (crema de leche) que teníamos reservada y con movimientos envolventes, para que no se nos baje la nata (crema de leche), vamos uniéndolo todo.

Una vez todo integrado, ponemos la mezcla sobre la capa de coco que teníamos ya en el molde.

Debemos hacerlo con cuidado de no mezclar ambas capas.

Aplanamos la mezcla con ayuda de una espátula y reservamos en el frigorífico para que coja cuerpo un mínimo de 4 horas, aunque es mejor de un día para el otro para que coja buena consistencia toda la tarta. Yo suelo dejarla toda la noche en el frigorífico y hacerle la cobertura al día siguiente por la mañana.

Cobertura

Pondremos en un bol con agua muy fría las hojas de gelatina para que se hidraten, un mínimo de 5 minutos.

En un cazo pondremos el licor de piña colada junto con el agua y calentaremos sin que llegue a hervir.

Cuando esté bien caliente le agregamos las hojas de gelatina, que ya estarán hidratadas, bien escurridas y removemos hasta que se disuelvan. Si vamos a ponerle colorante amarillo, se lo agregaremos ahora y removeremos bien la mezcla para que coja uniformemente el color.

Ponemos en un bol y dejamos que se temple la mezcla.

Cuando este fría, verteremos por encima de nuestra mousse utilizando una cuchara del revés, para romper el chorro de líquido cuando cae y evitar que se haga un agujero en nuestra tarta.

Meteremos en el frigorífico unas horas hasta que este cuajada la cobertura.

Decoración

Desmoldaremos con mucho cuidado la tarta.

Trocearemos el chocolate negro y pondremos en el microondas 1 minuto.

Sacamos y removemos, si no estuviera fundido del todo pondremos en intervalos de 20 segundos, volviendo a remover hasta que este fundido del todo.

Si veis que queda algún trocito pequeño, removiendo con el calor que tiene el resto de chocolate fundido, lo fundirá.

Ponerlo en una manga pastelera a la que le cortaremos la punta.

En un papel de horno iremos poniendo el chocolate en hilo haciendo las formas que queramos.

Cogemos esos papeles con el chocolate, los pegamos por la parte del chocolate en los laterales de la tarta y la metemos en el frigorífico unos minutos.

Pasados esos minutos, con mucho cuidado retirar los papeles.

Yo además le puse un par de dibujos de chocolate por encima y adorne con unas perlitas de azúcar.


La tarta vista desde arriba

Nota: Si queréis hacerla sin utilizar nada de alcohol en la elaboración, podéis sustituir el licor y el agua de la cobertura por zumo de piña y leche de coco a partes iguales. El procedimiento seria el mismo


Adoro estos enrejados de chocolate, le dan un toque maravilloso a las tartas




Para la receta utilice un estupendo licor de Piña Colada de la marca After Work, gracias a los amigos y colaboradores del blog

Licores y Derivados



Fuente: este post proviene de La Dulce Pasion de David, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Gelatina de fresa y nata

Vamos hoy con una receta dedicada especialmente a los amigos que están empezando en este maravilloso mundo de la repostería y quieren preparar un postre resultón pero sin que les vaya la vida en ello. ...

Recomendamos