comunidades

Albóndigas de calabacín con polenta al tinto



Este plato vegetariano es de inspiración italiana y, sinceramente, el invento quedó muy muy rico. Mi vikingo acabó con el estómago que parecía que estuviera de unos cuantos meses, y es que este plato está tan bueno, que no se pudo contener y comió hasta que no quedó nada.
Es fácil hacer cambios, por ejemplo, se pueden servir las albóndigas con pasta en lugar de polenta, o se pueden variar las especias de las albóndigas, también se puede hacer la salsa de tomate casera si se tiene tiempo... Eso ya, como quiera y pueda cada uno, pero a mí me parece que tal y como os la presento hoy, queda deliciosa de verdad. Para unas 20 albóndigas y polenta con salsa para dos personas (Yo guardé 10 albóndigas para un día y 10 para otro):

Para las albóndigas:

4 calabacines

1 huevo

250 g de queso ricotta

100 g de pan rallado

15 hojitas de albahaca fresca

1 cebolla mediana

3 dientes de ajo

Sal y pimienta al gusto

1/2 cucharadita de romero en seco (también se puede probar otro día con orégano, perejil, hierbas provenzales...)

1 cucharada de aceite de oliva Para la salsa al tinto:

300 g de salsa de tomate para pasta, una que nos guste.

1 dl (10 cl) de vino tintoPara la polenta:

100 g de polenta (50 g por persona)

500 g de agua para empezar (la proporción siempre es 1 de polenta a 3 de agua., pero ya veréis que no es suficiente)

Sal gorda

Opcional: 50 g de parmesano

La preparación:

1. La parte de las albóndigas es bien sencilla: primero lavamos y despuntamos los calabacines, después los rallamos.

2. Lo siguiente es deshacernos del exceso de agua del calabacín rallado; para eso añadimos 1/2-1 cucharada de sal gorda al calabacín y lo dejamos reposar un rato, preferiblemente 15-20 minutos. Después lo vamos a estrujar con las manos; podemos usar una malla de cocina o cualquier utensilio con agujeros pequeños, como esta bandeja para cocinar al vapor.



3. Con la cebolla, el ajo y la albahaca, vamos a hacer un puré. Pero sin ingredientes líquidos/húmedos, es difícil triturar, así que echamos al vaso de la batidora también una cucharada de aceite y dos cucharadas del queso ricotta y lo trituramos todo hasta que no queden trozos.



4. Entonces mezclamos en un cuenco: el puré de cebolla, el resto de ricotta, el calabacín escurrido, el huevo, el pan rallado, el romero seco y pimienta al gusto. Al mezclar nos aseguraremos de que el ricotta y el huevo se extiendan por todo.



5. Y ya toca formar las albóndigas; tomamos un poco de la masa y formamos con las palmas de las manos una pelota del tamaño de una pelota de golf aproximadamente. Yo hice 20. Hacedlas prietas; yo no apreté lo suficiente el día de las fotos y luego se me aplanaron un poco.



6. Finalmente vamos a cocinar nuestras albóndigas en el horno precalentado a 200º durante 30-40 minutos, hasta que tengan algo de colorcillo. Ah, acordaos de darles la vuelta a mitad de cocción.



¡Y hasta aquí las albóndigas!

Sigue leyendo si quieres probarlas en la deliciosa combinación de polenta, parmesano y salsa de tomate con vino tinto.

7. Mientras tanto preparamos la polenta. Ponemos el agua a hervir con sal gorda; un poco más del agua necesaria por si hubiera que añadir a medio proceso.

8. Cuando esté hirviendo, incorporamos la polenta poco a poco y en forma de lluvia para que no se formen grumos. Es importante no dejar de remover para que no se peque y añadir agua cuando se esté quedando seca. El tiempo dependerá de la marca, leedlo en vuestro paquete, pero suelen ser 5-10 minutos con la instantánea; mientras que la tradicional lleva 40 minutos.



9. También tenemos que preparar la salsa, pero no tiene complicación ninguna. Ponemos la salsa de tomate y el vino en un cazo, removemos y subimos a fuego medio-alto para que el alcohol se evapore. Y ya está, normalmente sobra con 5 minutos, pero es cuestión de remover de vez en cuando y probarlo para asegurarse de que no sepa a alcohol crudo.

10. En cada plato servimos un cucharón de polenta, entonces una cucharada de parmesano rallado, luego otro cucharón de polenta y ya distribuimos 4-5 albóndigas por el plato. Rociamos con la salsa y, como toque final, espolvoreamos con una pizca más de parmesano. ¡A disfrutar!



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook!
https://www.facebook.com/berguaricoysano


Bergua*

Fuente: este post proviene de Comer rico y sano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Corona de cardamomo (kringle)

El "kringle" es un dulce escandinavo, aunque ha cambiado mucho con el tiempo y según dónde se prepare. Originariamente se parecía más bien a un pretzel alemán; aquí en Dinamarca hoy en día s ...

Arroz a la cubana

Este platillo es típico de la infancia de mi generación y de muchas antes que la mía, y supongo que se sigue haciendo en España. Es una comida rápida y facilísima, a prueba de inexpertos y de infantes ...

Recomendamos

Relacionado

Arroz / quinoa Reto Cocinas del mundo Carne

Polenta con salchicha al tinto

Esta es mi versión de polenta con salsicce (polenta con salsa). Es habitual comer polenta con salsa de tomate; a la mía le he añadido verduras y vino tinto. Además, como la amante bandido del queso que soy, entre la polenta y la salsa he espolvoreado parmesano rallado. Ha quedado de vicio y además ha dejado un olor delicioso a "cocina de la abuela" en la cocina. Esta receta es para el vi ...

recetas de segundos pasta (o no) vegetariano

Albóndigas de lentejas con espaguetis de calabacín

Hoy en día puede ser difícil encontrar tiempo para preparar los potajes y guisos que nuestras madres y abuelas hacían con legumbres, pero eso no es excusa para no consumirlas. Las legumbres nos proporcionan un aporte proteico de calidad que es imprescindible para la ingesta total de proteínas (no, la proteína cárnica sola no es suficiente). Aquí tenéis más información y recetas con legumbres =) En ...

recetas de segundos productos recetas ...

Albóndigas de Ricotta con Pimentón y Costra de Avellana. Orgánico, Vegetariano y Sano

Deliciosas exquisiteces vegetarianas cocidas en el horno, ideal para un almuerzo o comida ligera, divertida y sana… como nos gusta! PREPARACIÓN: Añadimos un para de cucharadas de aceite en una sartén junto al tomate junto con el ajo picado. Cuando empiece a dorarse, añadimos el pimiento picado y tostamos suavemente durante unos diez minutos, hasta que esté tierno. Por otro lado, en un rec ...

Pescados recetas bajas en calorías recetas de dieta ...

Albóndigas de merluza con salsa de vino blanco

Albóndigas de merluza, una manera diferente de comer pescado. Receta sencilla, sana y ligera. Un plato que siempre triunfa, y que puede ser nuestro mejor aliado para que los niños coman pescado. Si se las acompañamos de arroz seguro que les encantan. La receta original lleva miga de pan para espesarlas, yo no se la he puesto. En lugar de pan he utilizado calabacín para hacerlas más ligeras, por lo ...

general calabacín carne ...

Albóndigas de pollo y calabacín

En casa nos gustan mucho las albóndigas. Normalmente las hago con ternera y cerdo, pero el otro día probé a hacerlas con pollo y, para dar un toque diferente, le añadí calabacín. El resultado..... deliciosas! A los peques les encantaron. Ingredientes: - 500 gr. pechuga de pollo picada. - 1 calabacín pequeño. - 1 cebolla pequeña. - 1 huevo. - Pan rallado. - Ajo picado. - Harina. - Sal. - Tomate fri ...

salsas segundos platos

Polenta al sugo di salsiccia - polenta al jugo de chorizos

La polenta con jugo de salchicha (chorizos) es un gustoso y rico segundo plato que puede ser también servido como plato único. Aunque puede ser preparado en todos los períodos del año es típicamente invernal. La harina de maíz es utilizada en la preparación de diferentes platos, entre la más conocida es la polenta, algunos tipos de pan y algunos dulces. Es usada como sustituto del pan en algunas z ...

Platos principales saludables Recetas con avena Recetas con calabacín ...

Albóndigas de garbanzos al horno con calabacín

A veces, cuando cocinamos, tenemos el presentimiento de que lo que estamos haciendo será un éxito total. En la mayoría de ocasiones se cumple, y esta fue una de ellas. Estas albóndigas de garbanzos al horno con calabacín son facilísimas de hacer, y su sabor es simplemente brutal. Estoy segura de que si las probáis diréis lo mismo que yo: ¿cómo no las he descubierto antes? A continuación, en la rec ...

Pasta

Espaguetis con calabacín al pesto

Dale a tu verano un toque mediterráneo con esta receta de espaguetis con calabacín al pesto. Una alternativa ligera para tus espaguetis. Ingredientes 500 gr de pasta espaguetis 2 cucharadas aceite de oliva extra virgen 2 cucharadas de queso parmesano rallado 100 gr  de jamón serrano en taquitos 75 gr piñones 4 calabacines medianos, cortados 2 cucharadas de aceite de oliva 4 cucharadas de pesto Pre ...

albóndigas albóndigas de calamares langostinos ...

Albóndigas de calamares

Hace unos días compre calamares frescos a buen precio, por lo que ya estamos en temporada de calamares. El único problema que tenia es que eran muy pequeños para rellenarlos o cocinarlos de otra forma, ya que pierden volumen con el calor y no se aprecian mucho en el plato. Lo único que se me ocurrió fue preparar unas albóndigas con ellos. Y los acompañe de un delicioso pastel de polenta.¡Una gran ...

entrantes tapas verduras ...

Albóndigas de calabacín

Que tal como estais todos hoy vamos hacer algo bien sano en el que hasta los mas peques van a gustarle, por que ya sabemos que son los que menos les hace gracia el comer verduras, pues aqui estoy seguro de que no rechazaran por su textura, por suavidad y eso si por su sabor. Asi pues como digo siempre pasemos a ver esta receta por que os va a encantar seguro. De Jose Carlos Monje-La Cocina del Tit ...