comunidades

Albóndigas en salsa con patatas a las finas hierbas

Albóndigas. Tal vez uno de los platos más socorridos y agradecidos de toda nuestra cocina. En pocas mesas no habrá estado coronando el centro y siendo pasto de estómagos hambrientos. Entre su infinidad de variantes (tanto de relleno como de salsas) siempre va a predominar una: el aroma casero. Todos/as tenemos ese rastro olfativo generado en los fogones del hogar que nos catapulta de inmediato a tiempos pasados. Abuelas, madres, la casa del pueblo... Da igual donde se haya gestado ese "sabor único e inconfundible", lo difícil es reproducirlo. Aunque no por ello dejaremos de intentarlo. Esta es mi versión clásica. ¡Mandiles arriba!
 

Imagen 0
INGREDIENTES (4 personas)
 1/2 kg de carne picada de ternera1 huevo 50 g de miga de pan 100 ml de leche  1 diente de ajoHarina Salsa Inglesa (un chorrito)Perejil fresco picadoSal, pimienta y Aceite de Oliva
 Para la salsa 2 cebollas 1 zanahoria 1 pimiento verde2 dientes de ajo 1 cucharada de harina 1 vaso de vino blanco Sal, pimienta y Aceite de Oliva
 Patatas a las finas hierbas3-4 patatas medianasHierbas: tomillo, romero, orégano, perejil...Tomatitos cherrySal, pimienta y Aceite de oliva
 Tiempo: 40 minutosPelícula comparada: "Senderos de gloria" (Tras receta)Haciendo albóndigas

Lo primero de todo es poner en remojo la miga de pan en la leche. 

 En un bol echamos la carne picada y agregamos el ajo bien picado, el huevo, la miga de pan remojada en leche, perejil fresco, la salsa Inglesa, sal, pimienta y un chorrito de buen aceite de oliva.

 Mezclamos todo bien. Vamos sacando porciones del tamaño deseado, les damos forma de "pelotilla", las pasamos por harina y freímos en abundante aceite caliente. Sacamos y reservamos.

 A por la salsa

En una cacerola o sartén sofreímos la cebolla y la zanahoria en brunoise y el ajo picado en un par de cucharadas de aceite de oliva. Rehogamos a fuego moderado hasta que se ablanden.

Incorporamos una cucharada de harina y removemos para que se tueste ligeramente.

Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar. NOTA: Rascamos bien la base de la sartén (desglasamos) para sacar los jugos de las verduras. Salpimentamos al gusto y echamos un poco de agua o caldo (si hiciera falta) y dejamos cocinar unos 20 minutos.

Pasado ese tiempo trituramos la salsa (con batidora y luego, si queremos, la pasamos por un chino, para dejar la salsa más fina) La volvemos a poner al fuego y añadimos las albóndigas.

Dejamos cocinar todo el conjunto 10 minutos a fuego suave.

Las patatas

Cocemos las patatas con piel unos 20 minutos (el tiempo dependerá del tamaño) Refrescamos y pelamos con cuidado.

Las troceamos en cuartos y las salteamos con un poco de aceite, unos tomatitos cherry y las especias que mas os plazcan: hierbabuena, romero, tomillo, orégano, perejil... Ahí ya, vosotros mandáis.  ¡Que aproveche, hitchcookianos!

Película ideal para degustar este plato
PATHS OF GLORY 
("Senderos de gloria" de Stanley Kubrick, 1957)
Imagen 0

La guerra en el cine es, sin duda alguna, una de las fuentes de inspiración más trilladas y exprimidas por los cineastas a lo largo de los años. Vietnam, la Segunda Guerra Mundial, Corea, la guerra Civil española, Roma, Grecia, Oriente Medio, las colonias asiáticas o las guerrillas sudamericanas, son solo algunos ejemplos que han servido para mostrar al mundo los terrores de la lucha. Pero la Gran Guerra no ha tenido tantos narradores como otras contiendas. Y es aquí donde surge "Senderos de gloria" revalidándose como una obra suprema de las miserias y límites del ser humano en tiempos bélicos.
Kubrick era un valor en alza a mediados de los años 50. Su visión única todavía estaba por despuntar pero ya se había hecho un hueco en el cine, gracias a su pericia narrativa en obras de corte policíaco tan aplaudidas como "Atraco perfecto" o "El beso del asesino". Antes de abordar grandes superproducciones ("Espartaco", "2001, una odisea en el espacio" o "Barry Lindon") se mete de lleno en el bando francés para realizar un milimétrico estudio del terror, la frustración y la tiranía del oficial sobre el soldado. "Senderos de gloria" es una joya, por la gran destreza técnica (inolvidables los travellings por las trincheras) y por el tema tan espinoso que critica. 
Sus dardos se centran en la terrible historia de tres soldados condenados por cobardía, tras sobrevivir a un ataque casi suicida ordenado por un "acomodado" oficial galo. A su lado sólo contarán con el ímpetu de su superior Kirk Douglas (también productor y co-alma de la cinta) que entregará su sudor y energía por liberar a este trío desdichado de un fatal e injusto destino. Este alegato contra los poderes de los señores de la guerra, nos estalla en la cara como una granada. Y Kubrick realiza, tal vez, el mejor panfleto anti-belicista de la historia del cine. El fusilamiento es en realidad, el que hace él contra el egoismo, la burocracia, la demagogia, la supremacía...
Nuestra receta nos muestra dos bandos claramente diferenciados: en materia prima, color y sabor. Las patatas se coronan limpias, nítidas, impolutas sobre el "barro" de la salsa que tiñe la cara de nuestras albóndigas-soldados.
Por un lado el tubérculo se asemeja a ese grupo de oficiales que observan todo desde la distancia, desde la comodidad de un placido cuartel, sin mancharse las manos... Las finas hierbas surgen aquí como ingredientes suaves, coloristas, que les asean el aspecto y chocan frontalmente contra el espíritu sacrificado de la soldadesca.
Las albóndigas emergen de la crudeza de la carne picada: jóvenes alistados en una contienda cruel. Por delante les espera el terror de la guerra, del cocinado... y poco a poco se irán "amoldando" (o dando forma de pelota) hasta convertirse poco menos que en robots teledirigidos que, bayoneta en mano, sólo entienden el código de "matar para no ser matado". 
La salsa de verduras encuentra el paralelismo en el lodo que inunda cada trinchera y que va cubriendo su piel hasta casi hacerla desaparecer. Unas albóndigas que terminarán por ser devoradas, culpables de su propia existencia. A ellas nos se les condena por su cobardía, tal vez, si acaso, por su increíble sabor. Todo un sendero de gloria...
El juicio lo haremos nosotros y la sentencia correrá a cargo de nuestro paladar. Aunque mucho me temo, que como los tres desgraciados soldados franceses, terminarán atados a un poste (o a un tenedor) y esperando entre el desasosiego y la ira el inevitable ejecutamiento... 

Fuente: este post proviene de The hitchcook, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Recetas -CARNES-

Las albóndigas son bolas de carne molida, condimentada con diferentes especias y vegetales, consumida en muchas partes del mundo como parte de la gastronomía local. Por lo general se hacen de carne de res o cerdo y se bañan en diferentes tipos de salsas, aunque la más popular para acompañar las albóndigas es la salsa roja o salsa de tomate. Esta vez, te traigo una propuesta diferente, una receta d ...

Carne

Las albóndigas con tomate son otro gran clásico de mi madre. En casa siempre las comíamos así. Hasta bien mayor nunca las probé de otra manera porque "pá qué?!", si estaban de escándalo y las comíamos tan bien? Mi madre no se complicaba. Si tienes una receta perfecta que devoran tu niños, para qué la vas a cambiar? En fin, que ya de mayor yo la sigo preparando y aunque también hago otras ...

Carnes Salsas

Albóndigas con salsa de tomate, un plato de los de siempre, para perderse en él y rebañar el plato hasta con la última miga de pan, un guiso que te reconcilia con el mundo. Salsa con fundamento y aires mediterráneos con toques de jengibre y canela que le dan un aire singular. No te lo pienses más, amasa bolitas, salsea y date un homenaje. Ingredientes 300 g de albóndigas 500 g de tomate triturad ...

Primeros Platos

Las albóndigas de esta semana, van de la mano de mi pareja, al cual le encantan. Tenemos cerca una tienda de pakistaníes, que tienen una carne espectacular, y est vez nos recomendó falta de ternera. Así, que os propongo unas ricas albóndigas de ternera en salsa verde. Un contraste mar y montaña, si has leído bien, albóndigas (jejeje). Siempre que digo de hacer albóndigas, hacemos como mínimo 2 ki ...

Albóndigas CARNE Sepia

Anteriormente, habíamos visto la receta de Sepia con Albóndigas al Vino Tinto. Hoy cocinamos unas albóndigas mixtas de carne y pescado. El sabor predominante, es el de mar por la utilización del hígado de la sepia, la textura es la de unas albóndigas de carne. Para acompañarlas, un arroz blanco o una pasta larga. INGREDIENTES Dos sepias. 400 g. De carne picada (300 de ternera +100 de cerdo). Dos ...

Carnes y aves Sin categoría

INGREDIENTES (24 albóndigas) Para las albóndigas: 600 grs de carne picada de pollo 200 grs de taquitos de jamón 1 rebanada de pan blando 100 ml de leche 1 huevo L 4 dientes de ajo Harina Para la salsa: 1 cebolla 1 zanahoria 1 tomate 300 ml de vino blanco 1 l de caldo de pollo PREPARACIÓN Dejamos que el pan se empape bien con la leche y lo añadimos a la carne picada junto con el huevo y los taquito ...

Recetas básicas Recetas de Carne

Hoy os traigo una de esas recetas básicas de esas que nunca fallan y que siempre te harán quedar bien. Acompañas el plato con una buena ensalada y unas patatas fritas con un poco de ajito y quedas como un rey. No hay que ponerse a hacer reducciones de frutos prohibidos ni meterse en camisas de once varas para comer bien y mucho menos ahora, que te apetece más bien poco encender los fogones. Además ...

recetas de segundos albóndigas salsa ...

Si hay algo que eche menos de mi tierra son unas buenas albóndigas en salsa. Mi madre las solía hacer cuando era pequeña, y las engullía prácticamente de lo ricas que estaban. Sin embargo, y como ahora no la tengo cerca no me queda mas remedio que aprender y hacerlas yo misma. También tengo que decir que aunque la receta original es made in mamá, a mi encanta darle mi toque personal, y como tenía ...

albóndigas de pavo salsa de almendra recetas de segundos

Dicen los médicos que la carne blanca es mejor para la salud que la carne roja. He hecho caso y hoy he preparado albóndigas de pavo en salsa de almendra y curry. Son fáciles, ricas y rápidas. ¿Se le puede pedir más a una receta? ¡Han hecho hasta una película de animación con ellas: lluvia de albóndigas! Sin la salsa. Of course! Es una receta para los más pequeños, porque la salsa no es fuerte y l ...

Carne Carnes varias y elaboradas antelación ...

Si eres de chup chup y tienes una olla tipo cocotte, apunta esta receta de albóndigas que te van a quedar divinas, y la salsita ya ni te cuento!! Ingredientes: 500g. carne picada 2 cebollas 4 ajos 1 tomate 1 cta. pimentón 1 lata de cerveza 1 vaso de agua harina aceite de oliva AOVE MACERADO: 2 ajos sal pimienta 2 huevos 30g. pan perejil leche Comenzamos la elaboración el día antes, para poder dej ...