Cocinillas Idea guardada 82 veces
La valoración media de 210 personas es: Muy buena

Algunos trucos




En la cocina siempre viene bien aprovechar la experiencia ajena. Cuando nos encontramos con una dificultad, o una tarea algo difícil, es casi seguro que ya alguien ha estado en tu misma situación y muy probablemente ha aplicado una solución, más o menos ingeniosa, que resolvió la dificultad o facilitó la tarea. Los trucos de la abuela han ido creciendo gracias a las aportaciones de muchas personas diferentes, ¡no ha sido una sola abuela la que lo ha inventado todo!

Os pongo algunos que a mi me han gustado o me han parecido interesantes, pero infinidad de pequeños tips de cocina. Si tu conoces alguno puedes enviármelo a mi sitio y ayudar así a que otras personas los conozcan.

¿Como batir un huevo a mano sin abrirte la muñeca?
Sacar la batidora para batir uno o dos huevos te da más trabajo de limpieza que el que te ahorras si lo haces a mano. Pero hay que tener una buena muñeca para revolver bien y logar que clara y huevo queden perfectamente mezclados. Solución: un tarro de cristal de los de conservas, echas dentro el contenido del huevo y a agitar se ha dicho. En dos segundos tendrás el huevo perfectamente batido para lo que necesites.

¿Las alcachofas y champiñones se broncean demasiado?
Al cortar los champiñones o pelar las alcachofas, su carne se oxida con el aire y enseguida se ponen oscuras y poco apetecibles, además de que oscurecen el guiso donde los usemos. Y no queda bonito ¿verdad? Pues un buen antioxidante natural es el limón. Agrégales un chorro de limón y ni las alcachofas ni los champiñones se pondrán negruzcos. Pura química aplicada.

Mis croquetas se agrietan al freírlas
Has preparado unas magníficas croquetas,  con una masa suave pero firme,  las has pasado por el pan rallado y al echarlas en el aceite ¡se abren y lloran!, la bechamel se sale y todo empieza a salpicar. Horror.... Echemos mano del frío: una vez has pasado las croquetas por el pan rallado, mételas en el congelador un buen rato (no hace falta que se congelen) esto apelmazará la masa y evitará que se abran.

El sofrito ideal
Como sabemos la base de un buen arroz es un buen sofrito, y bueno de unas lentejas y otros guisos. Eche la cantidad mínima de aceite necesaria (no vas a freír, vas casi a asar) y agrega el ajo partido en dos o tres trozos (sin pelar), el pimiento, la cebolla a fuego medio, luego el tomate en trocitos. Mantén el fuego alto, ve removiendo para que no se peque. Verás que realmente estás casi asando. Hasta aquí lo sabias. Y ahora viene el truquito: una vez desecho el tomate pasa todo por la trituradora. Esto le hace ganar mucho al sabor del sofrito y este sabor pasa más fácilmente al arroz o las legumbre o el plato donde lo vayas a usar. 

Las patatas en el microondas se resecan
Al cocer las patas en el microondas pueden quedar algo resecas, cosas del microondas. Pero si tienes prisa y quieres que te queden sabrosas y cremosas las puedes envolver con plástico transparente de cocina (papel film), quedan algo mejor.

Hielos para sangrías
Si has preparado una sangría y quieres darle un toque original... congela un puñado de uvas y úsalas como si fueran cubitos de hielo. Quedan decorativas y hacen que la sangría sea algo más divertida.

Empanaditas tostadas y crocantes
Las empanadillas están deliciosas calientes o frías ¿verdad? Pero es fácil que al poco de freírlas se pongan blanduchas y poco apetitosas. Para evitarlo, después de rellenarlas y cerrarlas pulverízalas o píntalas con zumo de limón justo antes de freírlas.

¿Te gustaron?¿Tienes más ideas? Envíalas a mi web de cocina
Saludos
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos